LA PRIMERA IMPRESIÓN DE CAPRICORNIO

Capricornio, la primera impresión que suelen tener los demás de ti es que eres alguien frío. Alguien al que parece que no le afectan las cosas y que no le importa nada de su alrededor. Porque no es que seas alguien así, es que a ti no te gusta llamar nada la atención y prefieres pasar desapercibido a que tengas mil ojos encima de ti, preguntando qué pasa. La gente puede creer que tú tratas todo con indiferencia, pero no es así. Simplemente prefieres evitar que algo te vuelva a afectar. Eres una persona muy sigilosa en todo lo que haces y también lo eres con los demás. No quieres que nadie te pida explicaciones de lo qué haces. Así que, tú tampoco se las pedirás a los demás.

Desde el primer momento que alguien te conoce, ya eres capaz de transmitir ese espíritu trabajador que tanto te caracteriza.

Luchas por conseguir lo que te has propuesto y si eso conlleva trabajar duro, lo harás. Da igual el esfuerzo que te suponga porque tú vas a ir a por ello. Te molesta mucho la gente que no hace nada. Esos que prefieren estar de brazos cruzados antes que ponerse a trabajar por conseguir lo que quieres. Y si ya desde el principio, ves a alguien así, vas a intentar decirle a esa persona que se ponga las pilas y que se ponga a trabajar.

Eres alguien con mucha madurez y así te muestras a los demás cuando los conoces.

Has vivido muchas experiencias y has aprendido mucho de cada una de ellas. Cuando conoces a alguien por primera vez te muestras como alguien fuerte, con mucho aprendizaje y con ganas de compartir todo lo que sabes con los demás. Te encantará contar a esa persona cada una de las aventuras que has vivido e invitarle a las próximas que vayas a vivir. Capricornio, en el fondo no eres tan frío como dicen que eres. Y eso lo sabe todo el mundo que se ha parado a conocerte.

2018-02-21T13:12:08+00:00