A veces, el tiempo es lo de menos, hay amores muy breves que se impregnan en lo más profundo de tus pensamientos y deciden alojarse en un rincón de tu corazón. No importa cuántos nuevos besos vengan o los abrazos que te esperen, al final del día lo recordarás con un suspiro, mientras miras a la Luna deseando que le vaya muy bien. Existe LA razón por la que eres inolvidable según tu signo del Zodiaco... Da igual la distancia o las nuevas historias, es un capítulo que inevitablemente vuelves a leer. 

Aries 

Cuando Aries forma parte de tu lista de amores, ya no hay vuelta atrás. Es como cuando vas a mitad de la carretera y escuchas a todo volumen tu canción favorita. Tiene una manera suave de entrar en lo más profundo de tu alma, pero una vez que lo hace despierta en ti sensaciones que ni conocías. Con Aries no hay puntos medios, es ahora o nunca, su lado salvaje lo impulsa a siempre querer más, es una lucha constante entre sus sueños y ganarle al reloj. Su intensidad se nota en la manera en la que te mira, te abraza, te besa. Sus muestras de cariño dejan huellas tan bonitas que es imposible no recordarlo al pasar los años. Es inolvidable, porque te llena de magia y te recuerda que mientras el amor sea genuino todo se vale. 

Tauro 

La persona que llegue a conquistar el corazón de un Tauro tiene que saber que su vida no volverá a ser la misma. Porque su personalidad tan distinguida no se compara con nada ni nadie. Es la prueba de que se puede amar con cautela, no se toma los corazones a juego, si está contigo es para respetarte y ayudarte a trabajar en tu mejor versión. Tiene el don de iluminar, de motivar y aplaudir cada uno de tus logros. No es la pareja que sólo disfruta de las miradas, está contigo en los momentos más oscuros y antes de desconfiar de ti te pregunta. Es muy leal, si te dice que estará contigo en las buenas y en las malas, no lo dudes. Tauro, ama sin medida, pero sin dejar de lado su parte inteligente. Es el único signo que tiene el don de encontrar el equilibrio entre el corazón y la cabeza. Su amor te renueva. 

Géminis 

Géminis, tiene la capacidad de entrar de manera muy sutil, no llega haciendo una tormenta, le gusta disfrutar del momento y poco a poco conquistar hasta el último rincón de tu alma. Definitivamente, le apuesta a los cambios grandes, entre más lo pongan a prueba más le gusta. Es el signo que te recuerda que siempre es mejor enfrentar los días malos con una sonrisa. Sabe muy bien que la vida se trata de altas y bajas, pero no le teme a las caídas, ya ha estado en lo más profundo y se ha vuelto a levantar. Su amor puede ser incondicional, según como lo trates. Si siente que el lazo es recíproco, tienes que prepararte para recibir todo el cariño de su parte. No se anda con pequeñeces, es de los que se enamoran hasta de tus defectos. No huye, aprende a querer el momento. Si quieres una vida hechizante, déjalo entrar. 

Cáncer 

No hay nada más peligroso en esta vida que un alma que sea capaz de despertar emociones en ti que ni conocías. Ese es Cáncer, cuando te hipnotiza lo hace sin mesura y es capaz de romper todo tipo de barreras. Su manera de amar es firme, delicada y no presiona. Es el signo que te enseña lo que es la tranquilidad y la pasión, una mezcla que te hace sentir la persona más apreciada del mundo. Le gusta dejarse llevar, pero también presta atención a lo que está recibiendo. Si también se siente valorado, no dudes de que te va a demostrar su valentía en cada paso. Es de los que no le teme a darlo todo, muy juguetón y atrevido. No te dejes engañar por su bondad, porque puede ser el ser más dulce, pero también el más sexy que vayas a conocer. Sus abrazos no se olvidan y de sus besos mejor ni digo nada, compruébalo tú mismo. 

Leo 

Hay amores que llegan a tus días para marcar un antes y después, amores que te llenan de aliento y que te recuerdan que vales mucho más que todo eso que ves en el espejo. Ese es Leo, tiene el don de encontrar oro en sus parejas, porque es capaz de ver más allá. No le asustan las cicatrices y te alegra la vida en un segundo. Es muy respetuoso, pero también pasional. Sus pasos son temerarios, intensos y divertidos. Leo, es capaz de seducirte con mirarte fijamente a los ojos. Le gusta atrapar con sólo un gesto, difícilmente alguien se le resiste. Sin embargo, no es de los que disfruta de andar saltando de amor en amor. Una vez que alguien le gusta, no tiene ojos para nadie más. Leo, rompe con sus miedos y de paso te ayuda a romper con los tuyos. 

Virgo 

Lo primero que tiene que quedar claro es que si estás buscando que una persona cambie tu mundo, tienes que verte al espejo, porque ahí está la respuesta, eres tú quien lo hará. No pretendas llegar a la vida de un Virgo para que te solucione cosas que has ido arrastrando por miedo a enfrentar las consecuencias. Virgo, es inteligente, valiente, pero las decepciones  le han enseñado que no tiene que cargar con las emociones de nadie. Es la persona que siempre te va a recordar que puedes lograrlo, va a creer en ti, incluso cuando tus seres más queridos se marchen. Es muy entregado cuando se lo propone, le gusta proteger y presumir a su pareja frente al resto. No dudes de su fidelidad, si te promete que no tendrá ojos para nadie más así será. Un Virgo te enseña lo que es el significado de lealtad y la manera en que puedes sanar sin importar lo grande que sea tu herida. 

Libra 

¿Quieres descubrir si una persona es valiosa? Basta con que prestes atención, si sus acciones coinciden con sus palabras estás con el ser indicado. Libra no se anda por las ramas, cuando alguien le interesa se nota, porque enfoca su atención y quiere que esa persona especial esté bien. Es el signo que te llena de palabras bonitas, abrazos sinceros y besos que no quieres que terminen. Tiene una facilidad para hechizarte que ni siquiera lo notas, cuando menos te das cuenta ya entró en lo más profundo de tu corazón. No tiene tiempo de juzgar tus pasos, quiere entenderlos y esa es la razón por la que se le da muy bien  escuchar. Le gusta entregarse como si no hubiera un mañana, disfrutar del momento. Es claro que estar a su lado marca un antes y después en tu personalidad, porque te ayuda a madurar y a entender mucho mejor las cosas. 

Escorpio 

Estar con Escorpio es sinónimo de magia, porque te lleva a lugares inmensos, en los que tu imaginación se centra en que seas feliz. Es capaz de hacer que olvides el caos que agita tu mente. No sólo te cautiva por su físico, es mucho más que ese deseo de tenerlo en tus brazos, porque te invita a sumergirte en sus pensamientos más oscuros. Es su misterio el que te jala como si tuviera un imán y justo ahí es donde pone a prueba tus emociones, porque te ayuda a enfrentarlas y no disfrazarlas. Escorpio, quiere verte feliz, que irradies toda la luz que hay en tu interior. Pero al mismo tiempo quiere que encuentres la calma, ese equilibrio que te haga sentir seguro todo el tiempo. Es la persona que sabe agregarle un toque sensible y romántico a todo. Sin embargo, lo que no te esperas es su lado seductor y ese también te engancha. 

Sagitario 

Hay personas que sin previo aviso entran a tu mente y te hacen sonreír de una manera tan dulce que lo único que quieres es agradecer su existencia. Hablo de amores como Sagitario, que inesperadamente te deja una huella para siempre. Es un signo que derrocha poder y energía en cada paso, te enseña que no importan las veces que termines en el suelo, siempre hay una nueva oportunidad para seguir adelante. Sagitario, es magia por el lado que lo veas, es quien te abre el panorama y confía en ti. Te invita a superarte, a viajar, a descubrir todo ese montón de cosas desconocidas que te aterran. Sagitario, es aventura, atardeceres infinitos, bailes hasta el cansancio, poesía sin fin. Es quien te acelera el corazón y te lo abriga, la persona que te toma tan fuerte de la mano que te hace sentir el ser más seguro de este mundo. 

Capricornio 

El signo que se queda grabado en muchas cosas que te gustan, porque es capaz de indagar en tus secretos más profundos, su objetivo siempre es conocerte a fondo, pero no lo hace con la intención de lastimarte, quiere saber realmente de lo que estás hecho. Le encanta ponerte a prueba, porque esa es la manera en la que determina si vale la pena quedarse a tu lado. Así es Capricornio, no le teme a la verdad, al contrario, su carácter lo hace enfrentar cualquier adversidad que se le presenta y siempre está dispuesto a mejorar. Su luz es incomparable, llena de disciplina, sueños y encanto. Tiene la capacidad de conquistar tu cerebro, no sólo tu corazón y eso difícilmente el resto lo hace. Su sentido del humor te envuelve, pero su madurez es algo que no puedes ignorar, simplemente te demuestra lo que es amar de verdad, porque es incapaz de lastimar a alguien de manera intencional. 

Acuario 

El signo que no teme a encontrarse con almas rotas, porque sabe que todos estamos en un proceso de reconstrucción constante. Acuario, no busca un alma perfecta, quiere a una persona real, que lo llene de vida y le recuerde que el mundo es mucho más bonito cuando lo acompañan. Quizás no sea el más afectivo, pero cuando te demuestra que te quiere lo hace desde la honestidad y eso se agradece. Es la pareja que te deja ser, no quiere atarte ni cambiarte, quiere que lo dejes explorar tu manera de percibir las cosas y que le permitas que él también te enseñe su perspectiva. No te exige, te aprecia y deja que vayas a tu paso. Por supuesto, su amor no es predecible, pero precisamente ahí es donde está la diferencia, porque eso te ayuda a descubrir cosas nuevas y lecciones inolvidables. 

Piscis 

El signo que te eleva en cada suspiro, el que es capaz de besarte más allá de la piel, porque se sumerge en eso que no le cuentas a nadie. Es quien no huye cuando tus miedos se hacen presentes, su manera de amar es intensa y muy dulce. Nunca sabes con qué sorpresa te va a encantar y eso se vuelve adrenalina pura en la relación. No es tan empalagoso como todos piensan, depende de cómo lo trate la otra persona. Eso sí, presta atención a cada detalle, no puedes engañarlo, sabe perfectamente cuando algo no anda bien, porque su intuición nunca lo deja a ciegas. Piscis es sinónimo de buena vibra, es capaz de ver todo ese montón de defectos en ti como si fueran estrellas en el cielo. Siempre encuentra la manera de adornarlo todo y eso se agradece, porque pinta una sonrisa en tu rostro cuando las lágrimas se hacen presentes. Es el signo que marca un antes y después en tu vida, nadie ama así, sin esperar nada a cambio, simplemente te da lo mejor de sí mismo.