Se ha vuelto muy común hablar de lo tóxico en el otro, pero pocos se atreven a reconocer cuando son ellos los que tienen actitudes negativas. A veces, ni nos damos cuenta y terminamos creando un ambiente caótico, lleno de quejas, victimismo, críticas, envidias y pereza. ¿Has estado en una situación similar? Bueno, esta es la razón por la que eres tóxico según tu signo del zodiaco. En serio, no lo tomes a la ligera, hay que trabajar en ello. El primer paso es aceptar. 

Aries 

Cuando alguien te saca de tus casillas realmente te conviertes en otra persona, porque detestas que tengan el descaro de hacerte daño. Eres demasiado sensible y lo sabes, por eso terminas enojado por todo a un nivel exagerado. A ti el que te la hace te la paga y no te tocas el corazón en esas situaciones. Definitivamente, tu mente es demasiado ágil, capaz de manipular a quien se le antoje. Es por medio de tus palabras que mueves a todos como marionetas. Te gusta cuando tú eres el que tiene el control, porque te hace sentir poderoso y fuerte. Tu fuego es tan grande que aumenta la toxicidad. 

Tauro 

La verdad es que no tienes mucho tiempo para estar pendiente de la vida de los demás. Tu cabeza no te permite guardar más información, porque está enfocada en cumplir una meta tras otra. Precisamente ese es tu lado tóxico, el ambicioso, que difícilmente alcanza tus propias expectativas. Detestas cuando las personas se sienten con el derecho de opinar sobre tu vida y puedes ser muy cruel cuando lo intentan. Digamos que tu lado caprichoso no te permite ceder ante nadie. Eres tú contra tu terquedad y aunque muchas veces intentas meditar para no perder el control no siempre logras encontrar la calma. Lo mejor es que en esos casos te den tu espacio.  

Géminis  

¿Alguien dijo manipulación? Es claro que no te cuesta ni un poco gritarle al mundo lo que quieres, estás acostumbrado a que tus argumentos se escuchen y cuando no es así mueves las piezas necesarias para conseguirlo. La palabra está a tu favor, fluye cada vez que te pasa una idea por la mente y no te cuesta ni un poco convencer a los demás. Quizás seas el rey a la hora de manipular. Sin embargo, eso no quiere decir que hay maldad en ti, simplemente la usas cuando no te queda otra opción, y con personas que suelen tener la intención de hacerte daño. Que ni se metan contigo, porque no necesitas mover un solo dedo para derribarlos. 

Cáncer 

A ver, hay veces que tu lado bueno puede caer en la exageración, porque tienes un deseo loco de que todo a tu alrededor salga a la perfección y que la gente que amas esté bien. Sin embargo, te desgastas tanto a nivel emocional que te olvidas de tu propia calma. Definitivamente, ese es tu lado más tóxico, el que se empeña en algo y no escucha de razones. Hay quienes te dicen por tu bien que pares, pero tú lo tomas demasiado personal y terminas hundido en la preocupación por seres que ni siquiera te preguntan cómo estás. No es para nada justo Cáncer. No te enganches a ese nivel, te urge poner límites, porque no necesitas hacer todo por los demás para que te quieran. 

Leo 

Tú eres amante de que las cosas te salgan tal y como las visualizas en tu mente. No te gusta cuando los demás te invitan a conformarte con algo, porque sabes muy bien que siempre puedes dar un poco más. Quizás tu lado más tóxico es tu ego, el cual te ha servido muchas veces para lanzarte al ruedo sin miedo a las consecuencias, pero… no le creas todo lo que te dice. A veces, el ego sólo te pone trampas, quiere saber que tan seguro estás de tus decisiones y goza cuando ve que estallas. Hay mucha gente que te demuestra que le importas y no necesita darte cosas Leo. El amor va más allá de lo material, no te dejes engañar y presta atención a los que siempre han estado ahí, los que no te sueltan. 

Virgo 

Imagina que por sólo un día tu mente despierta en blanco, que todos esos pensamientos que te desgarran emocionalmente quedan atrás. Te esfuerzas demasiado Virgo, está bien, entiendo que tus expectativas son altas y nadie te está diciendo que hagas lo contrario, pero por favor date una pausa. Tu lado más tóxico es tu afán por la perfección y te olvidas de lo más importante, tu salud emocional, física y mental. Nada vale tu bienestar, no te desvivas por un proyecto, da lo mejor de ti, pero prepárate también para las críticas y el fracaso. Son cosas que necesitas vivir para crecer. Acepta que las subidas y bajadas te harán mejor y no te lastimes de esa manera. 

Libra 

Lo justo, lo armonioso, lo que te ayude a mantener tu equilibrio. Eres un signo que no se deja vencer fácilmente, siempre vas en busca de más y cuando tu corazón toma las riendas de tus pasos nadie te detiene. Sin embargo, hay veces en las que la toxicidad te gana, porque tienes la inquietud de adornar todo y eso es imposible Libra. Ese es tu punto débil, tu lado ingenuo, el que se esfuerza en encontrar la bondad en el otro, pero… hay gente mala, que no va a cambiar y que sólo está cerca de ti, porque está esperando el momento en el que te caigas para burlarse. Tú aguantas mucho, das mucho, pero ya es tiempo de que pares, aunque te duela, rompe la burbuja, porque esa es tu realidad y muchas veces lo único que te queda es soltar. 

Escorpio 

Eres el tipo de persona que no está acostumbrada a pedirle permiso a nadie, porque la verdad es que la opinión de terceros te tiene sin cuidado. Cuando se trata de obtener el poder tu lado oscuro sale en tu defensa y te ayuda a ignorar tus emociones, para centrarte exclusivamente en el objetivo. La cosa se pone peor cuando te sientes amenazado, porque reaccionas desde tus instintos. Ahí es donde tu parte tóxica se activa, porque no te controlas, lo que quieres es poner al otro en su lugar y es posible que utilices palabras hirientes como armas. Tú sabes que tienes una parte muy calculadora y cuando la encienden es mejor que la vida los proteja. 

Sagitario 

Para ti lo más esencial en este mundo es respirar libertad, mientras no tengas ningún tipo de atadura encima de ti te sientes bien. Sin embargo, basta con que alguien intente que cambies de opinión para que salgas a defender lo que consideras más sagrado. Te sientes como un prisionero enojado y se activa tu lado cruel. Simplemente, nunca has querido el reconocimiento de los demás, da igual si son tus amigos, familiares o tu pareja, no les vas a dar gusto. Si no respetan tu manera de ver la vida, entonces no tienen que frecuentar tus espacios y punto. No hay más, no tienes la necesidad de escuchar absurdas críticas, ya se te resbalan. 

Capricornio 

Es claro que cuando la astrología decidió darte tus dones le agregó una buena dosis de disciplina y constancia. Eres el tipo de persona que no se deja vencer a pesar de que en el trayecto se caiga varias veces. Eso te ha llevado a saborear el éxito, pero… hay veces en las que te pasas de la raya Capricornio y lo sabes. Contigo no hay pretextos para nada, si alguien no consigue lo que quiere es porque no le está poniendo las ganas suficientes. ¿A ese nivel te vas a seguir exigiendo? Ahí habita tu toxicidad, cuando no te perdonas ni un error y te quejas de tu avance. Capricornio, lo estás haciendo muy bien, pero no te das cuenta por estar en constante competencia. Ya para por favor. 

Acuario 

Honestamente, no eres un signo que caiga todo el tiempo en lo tóxico. Al menos, cuando se trata de relaciones afectivas eres un poco más comprensivo, porque no eres dependiente y siempre tienes cosas en tu mente como para centrarte en la vida del otro. Sin embargo, hay veces en las que tu lado caprichoso se activa y ahí sí puedes ser demasiado terco. Digamos que confías lo suficiente en tus habilidades como para tirar por la borda tus metas. Si es necesario que uses tu inteligencia para manipular y conseguir resultados, lo haces. A final de cuentas el que no tenga pecados que tire la primera piedra. 

Piscis

A ver, cuando alguien te hace daño se despierta automáticamente tu escudo emocional, el que ya está cansado de que le vean la cara cada vez que quieran. Sí, puedes ser muy paciente y empático, pero llega un punto en el que no te queda más que poner límites a la mala, porque pocos son los que entienden a la buena. No siempre puedes ir con una sonrisa llena de generosidad y sensibilidad. Así que para no ser la víctima tu lado fiera se hace presente y es muy cauteloso. Tu toxicidad no es escandalosa, discretamente manipulas la situación hasta que el otro termina pidiendo perdón. Y sí, muchas veces ni lo perdonas, pero tu ego queda satisfecho. Ese es el Piscis que casi nadie conoce.