Una vez me dijeron que nada en esta vida es indispensable, siempre hay una nueva oportunidad para amar, trabajar y volver a empezar. Sin embargo, hoy, con toda la seguridad del mundo, les digo que se equivocan. Porque hay amores que no se van, simplemente, aprendes a vivir sin ellos y cuando te das cuenta es demasiado tarde, te sacan de su vida con la misma intensidad que te amaron. Duele, pero se esconden en lo más profundo de los secretos de tu memoria. Esta es la razón por la que vas a arrepentirte de haber dejado a ese signo:

Aries 

Fue el amor que te enseñó lo que es querer sin límites, no le importó escuchar las críticas de sus seres queridos, te puso por encima de todo. Perdió amigos, pero jamás te hizo sentir como plato de segunda mesa. Te amó con el alma y lo sabes. Aries, te entregó mucho más que su alma, te brindó su encanto y rompió con el aburrimiento que había en tu vida. Ahora lo sabes, pero ya es muy tarde. 

Tauro 

Un amor que nunca vas a olvidar, porque llegó a tu vida de manera cautelosa, sin planear, pero de un momento a otro se adueñó de tus pensamientos más bonitos y soñadores. Se tomó el tiempo para estar contigo, escucharte, apoyarte. Fue la persona que siempre te recordó que amar es mucho más que una palabra. Era tu confidente, pero a ti no te importó y ahora echas de menos su compañía. 

Géminis 

Una parte de ti se sentía asustada, no querías entregar tu sensibilidad a alguien que no se quería ni a sí mismo. Sin embargo, cuando Géminis llegó a tu vida todo cambió. Te volviste amante de la aventura, dejaste que tu corazón fluyera y te demostró que el amor puede ser loco, impredecible e intenso. Pero también tiene una parte calmada, la que te recuerda que no estás solo. Lástima, no lo aprovechaste. 

Cáncer 

Amar al estilo de Cáncer es algo excepcional, es entender que la vida no se trata de superficialidades, es algo más que quedar bien con el resto. Cáncer, te amó sin importarle el qué dirán, dejó que sus sentimientos decidieran sus pasos y te invitó a dejarte llevar de una manera tan dulce que te devolvió el mismo aire. Te protegió, fue incondicional, pero a cambio le diste sólo tus sobras y no se vale. 

Leo 

Un amor de los que no temen, de los que dejan que su lado valiente hable por ellos. Leo, gritó a los cuatro vientos todas las emociones que le hiciste sentir en su momento. Te demostró su afecto, su generosidad y paciencia, jamás te exigió. Su relación tenía altas y bajas, como cualquiera. Sin embargo, fue capaz de bajar su orgullo por ti, pero ese Leo ya no existe, lo perdiste. 

Virgo 

Si hay un signo en esta lista que es sumamente meticuloso a la hora de amar, sin duda, es Virgo. Cuando apareció en tu mundo no te lo puso de cabeza, porque el caos no es lo suyo. Sucedió lo contrario, te demostró que se puede amar desde la serenidad, que no hay necesidad de complicar las cosas y que comprometerse no es tan malo. Ahora, te arrepientes, pero no es de los que vuelve al pasado. 

Libra 

El amor y el romance son parte de su esencia, un signo que deja que las emociones se noten hasta en su último poro. No le gusta tener filtros, cuando se siente seguro al lado de una persona, se esfuerza en demostrarle que la ama con toda su alma. Eras mucho más que su prioridad, fue dedicado, leal y siempre dispuesto a ayudarte en las buenas y en las malas. Sin embargo, te burlaste de su honestidad y ahora tienes que enfrentar las consecuencias. 

Escorpio 

Definitivamente, nadie se entrega tan profundamente como Escorpio. Es el signo que vive el amor como si no hubiera un mañana, si no está incluida la adrenalina, no lo quiere. Le gusta ser extremista, pero muy fiel, jamás te hizo dudar, porque su palabra la cumple por encima de todo. Su amor fue una montaña rusa, sabes que te enseñó demasiado. Eso es bueno, ahora quédate con cada lección. 


Sagitario 

El amor es sinónimo de aventura, de no dejar pasar ninguna oportunidad. Cuando Sagi llegó a tu vida te contagió de su optimismo, de esas ganas locas, de soñar a lo grande. Te hizo volver a creer en ti, en sacudir todas las metas que tenías en el olvido. Se convirtió en un aliento y eso lo agradeces por encima de todo. Su amor fue libre, encantador, lamentablemente, sólo queda el recuerdo. 

Capricornio 

Si algo tiene muy claro de esta vida Capricornio, es que sabe muy bien lo que quiere y lo que no. Todo el tiempo huye de las relaciones que no le aportan nada bueno, da igual si son de pareja o no. Sin embargo, cuando encuentra a alguien que lo hace sentir cómodo y amado, todo cambia, decide dar su mejor versión. Quería un amor duradero, pero le cortaste la inspiración. No pidas ahora que regrese. 

Acuario 

Hay una manera de amar que va mucho más allá de las apariencias, que es capaz de ir hasta las raíces de tu personalidad. Ese es Acuario, al que no le importó nada más que conocer tu esencia, te aceptó sin reproches y te prometió estar contigo hasta el final, eras su alma gemela. Quizás no te diste cuenta en su momento, pero ahora no tiene caso, cuando Acuario se va, no regresa. 

Piscis 

¿Lo extrañas? Te entiendo, no es fácil darle vuelta a la página después de que Piscis formó parte de tu vida. Un alma que ama desde la sensibilidad, con ese toque soñador y hasta idealista. Estando con él aprendiste la devoción de querer, de que alguien te dé tu lugar. Te hizo sentir especial, muy amado y comprendido. Sé que no es fácil encontrar un corazón así en alguien más, pero tú lo decidiste.