Cada vez prestamos más atención a los signos del Zodiaco, esto nos hace que nos preguntemos muchas cosas. Seguro que algunas vez te has preguntado cuánto de compatibles somos con otra persona según el signo del que sea. La mayoría buscamos una conexión significativa y especial con el alma de otra persona. Hoy en día la convivencia es muy difícil debido al estrés que estamos acostumbrados a vivir, pero una de las cosas más importantes en una relación es la complicidad. Esa complicidad que hace que las vibraciones se complementen, lo que tiene uno le hace falta al otro y así entramos en un círculo perfecto. ¿Quién no quiere ser compatible con su media naranja? Vamos a cuáles son las 6 parejas del Zodiaco que no esperas que funcionen:

ARIES Y LIBRA

El aire y el fuego tienen sus dificultades, sin embargo, Aries y Libra son el Yin y el Yang de compatibilidad del zodiaco… Principalmente porque los dos signos del zodiaco se unen como por una fuerza extraña y a la vez fundamental de un amor complicado. Los dos son demasiado calientes para poder manejar juntos una relación, por lo que probablemente no acabará demasiado bien.

De este dúo las personas piensan que son las mariposas sociales del zodiaco, tienen bastante don de gentes, pero en realidad los dos disfrutan despotricando juntos sobre las personas extremadamente estúpidas, que los dos odian. Juntos tendrán una vida diaria llena de buen humor y estarán todo el día bromeando, ya sabemos que son muy graciosito los dos, además, estarán intentando elogiarse mutuamente con cumplidos, es algo que necesitan los dos y lo saben.

Aries y Libra, pueden llevar una vida agradable y apasionada, pero, sin embargo, Aries seguramente acabará sacando de quicio a Libra y la relación acabe de una manera muy rígida, aunque con el tiempo seguro que tendrán una relación de amistad que durará toda la vida.

GÉMINIS Y ESCORPIO

¿Quién se iba a imaginar que estos dos diablillos serían tan compatibles? La gente suele confundirse cuando piensa que Géminis es muy desleal e incapaz de comprometerse con algo, pero es que esto le pasa cuando no está satisfecho con lo que tiene. Cuando un Géminis no está sometido a presión o no tiene expectativas de nada, son muchísimo más fáciles de manejar de lo que te imaginas.

Afortunadamente, Escorpio es muy consciente de todo y sabe cómo satisfacer las necesidades de Géminis. Escorpio por naturaleza es posesivo y muy exigente, pero a su vez es empático y demasiado comprensivo. Aunque parezca mentira Escorpio también es bastante responsable y esto es lo que hace que sean la principal fuente de Géminis. Además, a Escorpio le entusiasman los viajes espontáneos como a Géminis, incluso se podría decir que más. Sin embargo, tiene que haber una conexión especial entre ellos o todo se convertirá en un desastre.

CÁNCER Y LEO

Cáncer y Leo comparten optimismo, ternura y ese deseo de expansión. Sienten la necesidad de volar del nido y nunca quedarse quietos y esto hace que juntos consigan ese último impulso que necesitan, que se lo darán mutuamente.

Normalmente se encuentran cuando están llegando a la madurez espiritual, esta razón viene porque Cáncer aprende a dejar de ser siempre el más bueno de todos y Leo aprende con el tiempo a calmarse, esto hace que lleguen a un estado de ánimo neutral y hayan aprendido los dos del pasado y puedan avanzar en conjunto.

Los dos cuando están en su estado menos arrollador generalmente acabarán despertando la chispa el uno con el otro sin quererlo, sin embargo, este equilibrio que han encontrado los dos con su madurez puede llevarlos a una amistad fuerte en vez de a una relación apasionada.

ARIES Y CAPRICORNIO

Aries puede llegar a tener una gran capacidad para hechizar a Capricornio con su personalidad talentosa y ese rasgo de liderazgo que llama mucho la atención. Estos dos signos no se encuentran a través de una atracción espontánea, seguramente ya se hayan reunido con anterioridad en alguna, reunión de amigos, de trabajo, etc… en la cual los dos se dieron cuenta de que estaban listos para dominar el mundo los dos juntos, hasta el fin del mundo.

Todo esto hace que los dos se conviertan en una pareja excelente y envidiable por muchos, tienen tanto en común que no sabían que descubrirán un nuevo universo y una manera nueva de mirar a la vida.

¡OJO! Pueden producirse innumerables luchas de poder, si es que estamos hablando de Aries y Capricornio, que esperas… ¡Van a por todas!

VIRGO Y SAGITARIO

¡Uy! Esta combinación es un poco complicada, pero todo depende de algunas características de estos dos signos. Lo que esta claro es que es una posibilidad como todas las demás. Virgo y Sagitario normalmente se encuentran en su etapa más sabia, en este momento Sagitario esta en busca de la coherencia, mientras que, por el otro lado, Virgo está aprendiendo a no tomarse la vida demasiado en serio, quiere experimentar cosas nuevas y dejarse llevar.

Por otro lado, aunque parezca muy extraño Sagitario se identifica muchísimo con la manera de pensar que tiene Virgo y tiene una gran facilidad para calmar a todos. Por este motivo los Virgo tienden a confiar en Sagitario por lo que es una relación que puede traer grandes experiencias y buenos resultados. Se convierten en una buena relación, pero es muy posible que Sagitario acabe cansándose y busque algo más de aventura, o no.

CAPRICORNIO Y ACUARIO

Es una relación que pone un límite al afecto y cariño que se puede expresar en público. No les va demasiado eso de exhibirse y menos cuando se trata de algo intimo para ellos. Acuario necesita a un compañero que no sea nada empalagoso y emocional y con Capricornio da en la diana.

Es cierto que Acuario esta demasiado ocupado viajando por su mente y estando en las nubes, de la misma manera que Capricornio trabaja todo lo que puede y más para luego así poder financiar todos sus caprichitos, por lo que ninguno tiene mucho tiempo para dar energía a su pareja.

A ninguno de los dos le gusta eso de estar publicando su relación las 24 del día en las redes sociales, ya que Acuario ha vuelto a perder su teléfono y Capricornio no le gusta eso de que puedan ver su vulnerabilidad al publicar cualquier cosa relacionada con su relación. Los dos piensan que lo que es cosa de los dos no tienen porque saberlo en el mundo.

Es una pareja que puede llegar a cansarse de que su pareja no de todo lo que tiene que dar por falta de tiempo o interés, pero bueno, ellos saben lo que hay así que sabrán ponerle punto y final si hay que ponerlo.