A veces se vuelven las peores parejas del Zodiaco…

Igual que con algunos signos nos llevamos mejor por la química tan buena que sale de mezclar unas características con otras, con otros la química no funciona por algún punto de fricción entre dos facetas de nuestra forma de ser. Aquí van algunos ejemplos, pero ojo, nada está escrito y somos mucho más que un signo del Zodiaco. Y si algo se quiere, todo se puede tener. Pero es bueno saber qué debemos tener en cuenta para conseguirlo.

Aries con Cáncer

Porque Aries es duro e implacable y Cáncer muy sensible. Aries va directo y al grano, rápido y sin darle vueltas, y si se cansa, pasa. Y no piensa más en ello. Y Cáncer no va directo, sino que puede dar dos pasos para adelante y uno para atrás, pero es tenaz y resistente y llega al final siempre. Y si algo sale mal, le afecta bastante.

Tauro con Leo

Porque Tauro es alguien sencillo, a quien le gusta estar solo y tranquilo. Y Leo es todo lo contrario, le gusta llamar la atención, la vida social, el jaleo y lucirse. Leo vive para las relaciones de todo tipo y para presumir de ellas. Tauro quiere menos relaciones, vivirlas en la intimidad y protegerlas a costa de cualquier cosa.

Géminis con Virgo

Porque Géminis necesita las emociones continuamente, las busca y la vida con aburrimiento no le gusta nada. Y Virgo lo que quiere y necesita es la seguridad y calcular cada paso que da. Y si algo no le gusta, comentará los fallos y querrá cambiarlo. Y Géminis está bastante cansado de que le critiquen y le quieran cambiar.

Cáncer con Libra

Porque Cáncer es pura emoción y necesitar protegerse de lo que siente, y en cuestión de sentimientos se centra muy bien. Y Libra lo que quiere es proteger la armonía general, que fluya el buen rollito. Porque Cáncer es más tímido y le cuesta un poco más hacer vida social que sea nueva y Libra vive para relacionarse y no tiene problemas con nadie, ni de entrada ni de salida. Y además, se dispersa más que Cáncer en cuestión de relaciones.

Leo con Escorpio

Porque Leo es todo brillo, luz, optimismo… y quiere diversión y que todo fluya sin que se haga denso, y si algo no tiene explicación, ya lo acabará entendiendo. Y quiere muchas relaciones y exprimirlas al máximo. Y Escorpio es más oscuro, más misterioso. Y quiere calidad en sus relaciones, la mejor, la más intensa. Escorpio piensa y siente hacia dentro y Leo hacia fuera. Y en ese entrar y salir, chocan.

Virgo con Sagitario

Porque Virgo es cauteloso y lo analiza todo y Sagitario es menos precavido, siempre optimista y quiere vivir la vida sin preocupaciones. Sagitario es sociable y quiere libertad y hacer lo que le venga en gana, y para Virgo eso es más que criticable. Sagitario cree que Virgo es aburrido por ser tan organizado y por cuestionarse tantas cosas de todo. Y Virgo cree que Sagitario no para de moverse porque no quiere enfrentarse a lo malo de su vida.

Libra con Capricornio

Porque Libra, con tal de que haya paz y armonía, busca igualarlo todo, equilibrar diferencias, ceder, buscar que todo el mundo se ponga de acuerdo. Y Capricornio sabe quien es y lo que quiere y va a por ello, y el resto le da igual. Y piensa que Libra debería hacer lo mismo, en vez de andar con tantos protocolos y tantas sonrisitas. La vida es dura piensa Capricornio; la vida no debe ser dura, piensa Libra.

Escorpio con Acuario

Porque Escorpio busca el poder para sí mismo y Acuario ni tiene el mismo concepto del poder ni lo quiere para sí. Quiere que todo el mundo tenga su propio poder, y en todo caso, Acuario podría enseñar a los demás cómo conseguirlo. Escorpio no quiere enseñar las armas que tiene escondidas a nadie, y Acuario le parce una persona frágil pero que siempre intenta demostrar lo contrario. Escorpio tiene mucha tarea consigo mismo como para vivir para el resto del mundo. Acuario vive para el resto del mundo. Lo que les da Escorpio a los demás es emoción, no que piensen tanto y razonen; pero Acuario sin embargo quiere que abran su mente.

Sagitario con Piscis

Porque Sagitario busca su propia expansión y Piscis tiende a sacrificarse siempre por los demás. Porque Sagitario quiere viajar de verdad y Piscis prefiere hacerlo con la imaginación. Porque tienen diferentes maneras de ver la vida y sobre todo, de enfocar las relaciones. Sagitario quiere amar pero quiere libertad y no compromiso. Piscis necesita ser amado/a y quiere comprometerse hasta lo más profundo de su corazón.

Capricornio con Aries

Porque Aries es un niño y Capricornio una persona muy madura y demasiado responsable y estricto para los “juegos” de Aries. Para un día vale, pero para emprender cosas serias, Capricornio no puede perder el tiempo con juegos de críos. Porque Aries ve a Capricornio lento, poco espontáneo, demasiado serio y como si fuera un viejo prematuro. Son dos extremos que no tienen nada que ver pero quien sabe. Extremos así a veces encuentran uno en el otro todo lo que les falta.

Acuario con Tauro

Porque Tauro ama las tradiciones y no le gustan los cambios y Acuario vive para los cambios, le gusta todo lo que es nuevo y original y odia las rutinas y los convencionalismos. Porque Tauro quiere estar enamorado, en pareja, ser fiel, comprometerse… y Acuario quiere estar solo y si se enamora, quiere seguir manteniendo su esencia individual. Aparte, Tauro querrá trabajar siempre en lo mismo, ser constante al máximo y Acuario sin embargo ama la novedad, la creatividad y cambiar las veces que haga falta de rumbo.

Piscis con Géminis

Porque Géminis piensa siempre de forma objetiva y concreta, y Piscis además de ser mucho más sentimental, funciona pensando en abstracto, de forma subjetiva y muy soñadora. Porque Piscis vive para los demás, y Géminis quiere a los demás porque forman parte de su vida social pero en el fondo va por libre en la vida. Y Piscis lo que siente es que tiene que ir por libre cuando en el fondo no es lo que quiere.