Cada signo del zodiaco tiene ese no sé qué, que lo vuelve una tentación para todo el que se cruza en su camino. A veces, ni siquiera tiene nada que ver con el físico, es algo más puro, lo que no se nota, pero se siente y va dejando huellas bonitas en cada sitio que pisan. Te dicen que eres raro, loco, impredecible y muy complejo, pero al mismo tiempo no entienden por qué no te pueden sacar de su cabeza. Es normal, tienes el don de ablandar hasta los corazones más duros, porque conectan con el imán que llevas dentro. Esto es lo más deseable de los signos del zodiaco. Aunque muchos lo nieguen, en el fondo no se pueden resistir. 

Aries 

Eres una persona llena de magia, siempre creyendo en ti, en que te esperan muchas cosas buenas en la vida, pero también tocas puertas todos los días para que eso se logre. Ahí está tu lado más deseable, el que es capaz de romper con los imposibles y vencer miedos. Cuando te propones algo haces lo que sea para que se convierta en un hecho. Es tu entusiasmo y voluntad, el que se roba las miradas y lo sabes. Por supuesto, que confías en que tendrás tu final feliz y no se trata de dinero, quieres algo más. La tranquilidad de estar con tus seres amados y desenvolverte en todo lo que te llena de vida. Ese eres tú, el que colecciona momentos únicos. 

Tauro 

En esta vida se trata de salir a partirse el alma, por más que quieras ver las cosas con ojos bonitos, llega un momento en el que tienes que afrontar la realidad y hay dolores que no se pueden evitar. Sin embargo, tu fuerza te mantiene de pie, no importa lo duro que te sacudan, tienes el cinismo de seguir sonriendo, porque son tus sueños los que te recuerdan que todavía no es tiempo de rendirte. Sabes muy bien que tu personalidad no se olvida, eres el que siempre observa los detalles y no se deja dominar por nadie. Eso no sólo se vuelve sumamente deseable, también admirable. La gente confiesa que estar contigo les devuelve las ganas de retomar proyectos que dejaron en el olvido. Así de imponente es tu compañía Tauro, por favor, nunca lo olvides. Hay muchos que darían lo que fuera por tener la mitad de tu resiliencia. 

Géminis 

A ti nadie te va a venir con cuentos, eres una persona que difícilmente se queda con las ganas. Te gusta aprovechar las oportunidades, porque tienes muy presente que la vida se te puede ir en un pestañeo y cuando menos te das cuenta sientes que no hiciste nada. Es por eso que te dejas llevar por las personas, sus pláticas, sus conocimientos. Sin duda, amas aprender de todos, tienes la sensibilidad para reconocer un maestro en todas las personas que te encuentras en el camino. Eso te ha llevado a establecer conexiones con corazones increíbles, almas que nunca se detienen. Ahí está tu lado más deseable, se esconde en tu intelecto, en todo lo que sabes. Sin darte cuenta enriqueces los pasos de quienes te rodean y eso se agradece mucho. La gente quiere estar contigo, porque les aportas en todos los sentidos y eso no tiene precio. 

Cáncer 

Ni te imaginas lo que es Cáncer en realidad, las personas suelen verlo tan entregado y apasionado que se piensan que es lo único que tiene para dar. Sin embargo, eso es sólo el comienzo, porque cuando decide ponerte en la lista de sus personas importantes la cosa cambia. Lo más deseable de su esencia es la dulzura con la que te mira, te acaricia, te escucha, te apoya. Cáncer, es el tipo de signo que no teme sacudir el mundo entero con tal de verte cumplir tus sueños. Cuando ama no entiende de razones, son sus emociones arrebatadas las que toman el control de todo y si su intuición le da luz verde no hay nada que lo detenga. Es detallista, amoroso, muy atento, le gusta sorprenderte con momentos que destaquen en la historia de su vida. Definitivamente, no es alguien que olvides. 

Leo 

Un bendito agasajo, eso es lo que significa que Leo entre en lo más profundo de tu ser. Es un signo que no se sonroja fácilmente, pero cuando lo hace es porque esa persona realmente tocó una parte única de su corazón. Su presencia es dominante, no va a fingir ser menos para entrar en la vida de nadie. Si algo tiene muy claro es lo que quiere de esta vida y el tipo de persona con la que quiere compartirla. Vamos, ¿hay algo más deseable que eso? Su determinación es muy atractiva, te hace querer sumergirte en sus pensamientos más locos y se vuelve un reto conquistarlo. Ni pienses que se deja llevar por cualquier persona, necesita que le demuestres que estarás en las buenas y en las malas. Quiere más que química, un amor que cumpla los requisitos para mantenerse en su vida. 

Virgo 

No es necesario ponerlo en tela de juicio, a Virgo se le nota que su lado más deseable se esconde en su intelecto. Es un signo muy atractivo por fuera, pero basta con que le des oportunidad de conversar para que te cautive por completo. Lo cierto, es que no siempre lo hace de manera intencional, simplemente se deja llevar y cuando menos piensa ya tiene a más de uno con la boca abierta. Es muy astuto, tiene el don de poner las cosas sobre una balanza desde una parte lógica, pero al mismo tiempo escucha lo que le dicta su corazón y ahí es cuando toma las mejores decisiones de su vida. Por supuesto, que no es egoísta, sabe que los otros también tienen oportunidades de crecer y si está en sus manos apoya. Esa entrega y empatía en su alma no se compara con nada. 

Libra

Hay algo grandioso una vez que te atreves a ir más allá del caparazón de Libra. Lo que esconde es sinónimo de quietud, como una voz suave que te recuerda que todo va a estar bien mientras te relaciones con los brazos correctos. Esa sencillez y bondad, es lo más deseable de su signo, porque te hace mejor persona en todos los sentidos. Tiene una manera única de canalizar su energía y no permite que nadie interfiera en sus objetivos. Todos los días se esfuerza en dar lo mejor sin dejar su lado dulce. Libra, es un poco desconfiado al principio, porque ya se ha encontrado con corazones que fingen todo el amor del mundo y en el último momento terminan huyendo, sin importar el daño que hayan hecho. Sin embargo, cuando sabe que vales la pena, debes prepararte para recibir la más grande prueba de amor. 

Escorpio 

Sinceramente, si alguien intentara definir lo más bonito de Escorpio, entraría en discusión con varios, porque su manera de entregarse es impredecible y depende mucho de quién sea la otra persona. No se va a comportar igual con alguien a quien no le tiene confianza. Su lado más deseable está lleno de misterio, se esconde en sus emociones, en la manera loca en la que ve la vida. Es el signo que siempre lo intenta, el que aprendió a soltar el veneno de la gente y ahora sabe que mientras esté bien consigo mismo será imposible que alguien pueda hacerle daño. Es el tipo de persona que sabe lo que quiere, si decide algo es porque ya antes lo analizó hasta que sus ideas se agotaron. Nunca subestimes su poder, porque es capaz de lograr cualquier cosa que se proponga. No se engancha con nada y eso lo vuelve demasiado atractivo. Escorpio, nació para comerse el mundo, no hay más.  

Sagitario 

No lo puede evitar, cuando llega a la vida de una persona, es para dejar un antes y después. Sagitario, es muy arrasador, su esencia no conoce de sutileza, le gusta que lo volteen a ver y que se inspiren a hacer todas esas locuras que nunca se han atrevido. Por supuesto, no siempre puede estar de buen humor, hay momentos en que ni la varita mágica hace efecto, pero prefiere no engancharse con las malas rachas. Lucha por ganarse el respeto, pero no la aceptación de los demás, hace mucho que le dejó de importar eso de cumplir con lo que los otros quieren. Su lado más deseable es ese, la rebeldía con la que enfrenta todo. Le da igual si termina ensuciándose en el lodo, mientras valga la pena es más que suficiente. Es quien te va a enseñar a no quedarte con nada a medias, vas o no vas, así de simple. 

Capricornio 

El signo que no se anda con medias tintas, lo que más detesta es que las personas crean que pueden llegar a sus días y verle la cara de una manera descarada. Es muy coherente con sus actos y le gusta emplear la responsabilidad afectiva, porque no piensa cargar con culpas emocionales ajenas. No es que sea frío, es que está cansado de terminar besando labios que le hacen honor a la falsedad. Es un signo fuerte, ahí está su lado más deseable. Por supuesto, eso también ha sido una razón para que muchos desistan en el camino y lo agradece, porque significa que no están listos para un amor maduro y duradero. Capricornio tiene muy claro el tipo de vida que quiere llevar y si alguien no está dispuesto a seguirle el paso, que se vaya. No le parece un problema lidiar con la soledad, ahí es donde más ha aprendido de él. 

Acuario

Tú no tienes ni idea de lo mucho que le ha costado a Acuario ir a sus adentros y aceptar hasta la más profunda de sus cicatrices. No ha sido fácil, pero ha logrado una seguridad increíble, la que no depende de nadie y es capaz de lanzarse al ruedo para defender todo aquello en lo que cree. Es una persona que jamás se deja manipular ni le avergüenza su manera de pensar. Si alguien no está de acuerdo, adelante, tampoco va a perder el tiempo en abrirle los ojos. Acuario, te respeta como valora cada rincón del mundo, son las pequeñas cosas lo que lo mantienen con fe. Eso es lo más deseable de su signo, su sinceridad, la manera en que pone siempre por delante sus valores. Además, tiene ese toque de dulzura y maldad, que encanta. 

Piscis

A veces, me pregunto cómo le hace Piscis. Ha vivido tantos sucesos fuertes, que parece increíble que siga manteniendo su corazón puro, porque no permite que la malicia de la gente interfiera en su andar. Se esfuerza todos los días para convertirse en su mejor versión y eso hace que se sienta cómodo consigo mismo. Quizás sus emociones interfieran en su estabilidad, pero no se deja vencer. Definitivamente, su lado más deseable se encuentra en su versatilidad, esa manera en la que es capaz de mover todos sus planes con tal de ayudar a alguien que lo necesita. Piscis, es muy apasionado, jamás te dejará en los momentos difíciles y se nota, porque se preocupa por sus amigos, familia y ni qué decir de su pareja. En el momento que sus caricias se vuelven parte de ti te das cuenta de que no necesitas nada más. Piscis, te alivia, te anima y te hace sentir el ser más especial.