Tener un/a amigo/a Cáncer es un auténtico regalo, no se puede explicar con palabras lo especial que es tener un amigo así. Pero también tiene sus cosas malas. No todo es de color de rosa. Lo mejor de ser amigo de Cáncer es que sabes que nunca te faltará amor, que siempre está dispuesto a darte todo lo que necesites y que estará 100% disponible para ti a cualquier hora del día.

Si estás teniendo un mal día o una mala racha, Cáncer estará siempre listo para hacerte sonreír, para darte una palabra alentadora, para ayudarte a desahogarte sobre lo que te preocupa. Cáncer es un amor como persona y te dará todo lo que esté en su mano para hacerte feliz. Te conoce tan bien que no hará falta ni que te expliques con palabras…

Lo peor de ser amigo de Cáncer es que tener a alguien que te quiera tanto puede causar algún que otro problema. Sobre todo si no eres una persona tan cariñosa como lo es él/ella… Hay veces en los que puedes sentirte abrumado y agobiado por su exceso de amor. El problema de Cáncer es que no sabe cuando debe de parar y es capaz de llegar al extremo sin saberlo. Tendrás que pararle los pies en algunos momentos… También puede llegar a sentirse celoso simplemente si ve que pasas más tiempo con otro amigo o que no estás invirtiendo el mismo tiempo que inviertes con los demás con él/ella.

Cáncer pone tanto esfuerzo en ti y en vuestra amistad que quiere que hagas lo mismo que él/ella hizo por ti. Por eso, tienes que tener cuidado y tratar a Cáncer con mucho cuidado o respeto. Enseguida se puede ver amenazado, así que ten cuidado… Ser amigo/a de Cáncer puede ser una aventura increíble pero agotadora.

2020-04-16T13:34:30+02:00