Amar es una palabra que, si se comprende en su sentido más amplio, nos habla de compartir, de mejorar como personas al lado de la otra y, sobre todo, de brillar junto a ella. Ser dos personas que crecen juntas y que se complementan; que una siempre saca lo mejor de la otra. Sin embargo, cada uno suponemos un reto para aquellos que nos aman y, por ello, nosotros queremos hablarte de lo que implica amar a cada signo del zodiaco. De este modo, sabrás en qué relación estás y qué debes entender y valorar de tu pareja.

Aries 

Amar a un Aries implica superarse a uno mismo en lo relacionado con abrirse a nuevas experiencias, a arriesgarse a expresar el deseo interno y, sobre todo, a enfrentarse a una sinceridad brutal. Los nacidos bajo este signo buscarán, siempre, una expresión sincera en todos los aspectos que conforman la vida. Los tabúes y la censura no van con ellos y deberemos ser conscientes de ellos a la hora de darles todo nuestro amor y vivir la relación con ellos plenamente.

Tauro

Amar a un Tauro implica pasar tiempo de calidad con ellos y hacerles prioridad en nuestra vida. Son personas muy perseverantes que valoran el tiempo y viven la vida plenamente a cada momento. No debemos pasar todo el tiempo con ellos, pero si deberemos aprender a desconectar de todo cuando estemos a su lado. Son personas a las que les gusta observar hasta el mínimo detalle y les gusta compartirlos con sus parejas. 

Géminis

Para amar a un Géminis necesitaremos olvidarnos de una vida planeada y tranquila. Los nativos de Géminis son personas muy volátiles y no se pueden encasillar en ningún sitio. No siguen patrones y, por ello, amarlos significa entender su naturaleza dual y disfrutarla con ellos. Su capacidad comunicativa puede ser también todo un reto para sus parejas y es que no hay nada que se callen: son muy sinceros y, a veces, se pasan con su sinceridad. No dicen las cosas con mala intención y esto es algo que sus parejas deben saber y tener muy claro.

Cáncer

Si somos personas muy independientes, deberemos cambiar un poco si queremos amar a un Cáncer plenamente. Los nativos de este signo son todo cariño y cuidado. Por ello, amarlos implica disfrutar de sus cariños, de una vida hogareña y de la calidez de una familia. Con ellos, deberemos valorar el compromiso y la estabilidad. Por ello, los que huyen de este tipo de relaciones, relaciones basadas en la dedicación y el compromiso, no se sentirán de lo más cómodos a su lado. 

Leo

Los Leo son personas con un gran corazón y muy genuinos. Amarlos implica valorar toda la creatividad que hay en ellos, valorar su forma de expresarse y aceptar que siempre serán los que brillen allá donde vayan. Su ego, en el sentido positivo de la palabra, despertará el nuestro y aprenderemos a ver todas y cada una de estas cualidades que nos hacen único y que, hasta que los hemos conocido, no teníamos presentes. Con un Leo, descubriremos nuestros propios talentos y aprenderemos que la creatividad es una de las mejores maneras de amar.

Virgo

Cuando estamos en una relación con Virgo deberemos valorar el perfeccionismo y la eficiencia. Los nativos de este signo son personas que valoran hasta el más mínimo detalle; son personas a las que les gusta hacer las cosas bien hechas. Por este mismo motivo, amar a un Virgo es aceptar este modo de ser suyo y disfrutarlo, pues aportará muy buenos momentos en nuestra relación con ellos. Los Virgo son personas de las cosas claras y sencillas. Tienen las ideas muy claras y saben lo que quieren; por ello, todo lo que vean demasiado complicado, les hará repensar la situación. 

Libra

Los nativos del signo de Libra son personas de lo más equilibrados y necesitan siempre dar pasos con la pareja y en pareja. Amarlos implica asumir esta compensación que necesitan en todo cuanto hacen. Pero, con ellos, lejos de generar dependencia, aprenderemos a ver las cosas en conjunto y dejaremos de lado la visión individual para ver las cosas desde otros puntos de vista. Si aceptamos cómo son, nos llevarán a un mundo de superación personal en el que lo veremos todo desde diferentes puntos de vista; veremos que hay muchos más colores de los que habíamos visto hasta ahora. 

Escorpio 

La intensidad con la que lo hacen todo, así como su vitalidad y profundidad, es lo que deberemos valorar si queremos estar y, sobre todo, amar a un Escorpio. Son personas con las que vamos a vivir momentos muy intensos y de gran calidad. Aprenderemos que uno siempre nutre al otro y descubriremos qué es el amor sincero. Amar a un Escorpio significa amar la vitalidad que tienen y dejarles ser siempre ellos mismos. 

Sagitario

Si hay algo que este signo necesita en su vida es la confianza y la alegría. Amarlos implica aceptar estas cualidades en cualquier aspecto. No son personas de dejar que sean los demás los que solucionen los problemas, pero sí deben ver que su pareja se compromete con todo del mismo modo. Por otro lado, también debemos decir que amar a un Sagitario implica amarnos a nosotros mismos y a sentir un gran amor por nuestra persona. Implica superar nuestros pensamientos más negativos y pesimistas, y abrirnos a lo bueno del mundo. 

Capricornio

Tener una relación con un Capricornio es valorar la solidez y el perfeccionismo que hay en ellos. Siempre están luchando para ser mejores; para hacer las cosas mejores. Por este motivo, deberemos aprender a amar esta forma de ser suya. Para nosotros, amarlos implicará valorar su solidez y disfrutar de ella; descubrir la confianza en uno mismo que todos tenemos y potenciarla al máximo. Nos quieren ver brillar y nos empujarán, día a día, a sacar lo mejor de nosotros.

Acuario 

Los nativos de este signo son personas muy independientes y de lo más originales, por lo que estar con ellos significa aceptar que siempre serán los que destaquen; siempre serán el alma de la fiesta y siempre destacarán allá donde vaya. Si pensábamos que estar con un Acuario sería estar con una persona tranquila o aburrida, debemos cambiar este punto de vista. Amar a un Acuario implica amar la libertad y la independencia que hay en ellos.

Piscis

Los nativos del signo de Piscis son los más empáticos del Zodíaco. Siempre están dispuestos a abrirse a los demás, a escucharlos, a comprenderles y a echarles una mano. Estar con ellos implica que no seremos siempre tendremos su máxima atención. La pareja es prioridad para ellos en todo momento, pero también tienen un carácter de lo más altruista que, de vez en cuando, hará que estén más pendientes de aquellos que necesitan de su ayuda.

Como ya sabes, cada uno de los signos del Zodíaco tiene su propia personalidad y, de ella, depende toda relación que tengamos con ellos. Sin embargo, cuando hablamos de amarlos, es ir más lejos. No es solamente saber cómo son, sino que también es conocer todo lo positivo y lo negativo que hay en ellos.