Es muy decepcionante darte cuenta de que le entregaste tu tiempo a un corazón egocéntrico, cruel y que es experto en jugar con almas sensibles. La mayoría en algún punto se ha encontrado con pruebas así de duras, y duele tanto que llegas a pensar que lo mejor es no volver a creer en el amor. Este es el top de los signos más manipuladores a la hora de amar. Lo peor es que son maestros para disfrazarse y se pueden presentar como el amor de tu vida. Este top comienza con la maldad y termina con los más dulces. 

1.- Aries 

No estoy exagerando, cuando Aries se propone dominar algo le fluye la maldad por las venas. Tiene el don de entrar en lo más profundo de tus emociones, pero también te eriza la piel con su manera de amar. Llega a tu vida dándote lo mejor, una llamarada de pasión que te hace sentir el ser más especial. Sin embargo, lo que inicia con mensajes perfectos, se convierte en la persona más fría del mundo. Aries, desaparece cuando no se siente lo suficientemente comprometido. No te sorprenda que se convierta en el fantasma que más odias y amas de tu vida. 

2.- Géminis 

Lo siento, pero si crees que Géminis va a cambiar su vida por un amor, estás con la persona incorrecta. No es alguien que se deje manipular, al contrario, le gusta imponer y lo peor es que ni te das cuenta, porque es sumamente inteligente y te ordena de manera muy sutil. Su objetivo es no aburrirse y por eso cuando no está enamorado termina en otros brazos. No siempre es infiel, pero es capaz de dejarte en el momento que más lo amas. Ten cuidado, porque para que Géminis te valore de verdad necesitas demostrarlo, el hecho de que tenga una relación contigo no garantiza nada. 

3.- Cáncer 

No te dejes llevar por su lado dulce, porque Cáncer puede llegar a ser muy cruel, hasta provocar lágrimas y después hacer como que no pasa nada. Basta con que le muevan algún trauma para que te sacuda con el látigo de su indiferencia. Su ira es tan intensa como el romanticismo con el que te conquistó al principio. Es de los que pintan un mundo perfecto y después cambian de opinión. No pierdas el tiempo en rogar, porque cuando te saca de su vida es porque mucho antes ya no tenías espacio en su corazón. Un Cáncer lastimado es demasiado hiriente, te dice cosas que sabe muy bien que te harán retorcerte de dolor. Pero no lo hace con cualquiera, sólo con aquellos que se lo merecen. 

4.- Sagitario 

No te avisa, simplemente se esfuma de tu vida. Muchas veces es por algo que hiciste o dijiste, pero le dolió tanto que ni siquiera quiere intentar hacerte cambiar de opinión. Sagitario es de los que sufre amnesia de amor, no importa lo que te haya dicho o lo mucho que soñó seguir a tu lado, si estar contigo lo llena de amargura, es razón suficiente para no perder el tiempo a tu lado. Termina contigo y te arranca desde la raíz, ya no quiere tu número en su lista de contactos, le da pereza jugar a eso de ser amigos después de la relación. Eso no va con su personalidad, si te vas es para siempre y no hay boleto de regreso. 

5.- Libra 

La paciencia de Libra se acaba y con ella se va el amor. Libra, es un signo al que le cuesta comprometerse, no es de los que ame sólo porque sí, le pesa entregarse, pero cuando lo hace es como una bomba de afecto. Lo malo es cuando se da cuenta de que todo lo que da no es correspondido. Eso le quita las ganas de todo y empieza a comportarse lo más cortante posible. Es un signo astuto, no intentes verle la cara porque no tiene ni un pelo de tonto. El espectáculo romántico con el que llegó a tu vida ya no existe y ahora vas a tener que conformarte con su lado superficial, el que no se conmueve con nada. 

6.- Leo 

Lo único que te puedo desear si despertaste el lado manipulador de un Leo, es que te prepares porque no se toca el corazón para nada. Lo que quiere es satisfacer sus necesidades y le da igual lo que sienta el resto. En el momento que se da cuenta de que lo traicionaron o que intentan hacerlo, olvídalo, te va a tratar con la punta del pie y va a disfrutar mientras te ve llorar. No quiere elogios, ni guardar las apariencias, quiere una relación genuina y si no se la puedes dar, lo mejor es que ya no sigas estorbando en su vida. Leo, se ama por encima de cualquier cosa y no se va a hacer pequeño para entrar en tu poco amor. 

7.- Virgo 

Virgo, es el signo que te entra hasta por los poros. Su atractivo está lleno de pasión y seducción, realmente su compañía es una de las más cálidas. Quizá no sea de los que todo el tiempo te está llenando de mensajes diciendo que te ama, pero cuando está contigo te lo demuestra con caricias y besos. Esa es la razón por la que sientes su distancia a la primera. Virgo, no está para quedarse con amores mediocres, si alguien no le da lo que se merece sabe que no tiene nada que hacer ahí. Al menos Virgo no es de los que promete cosas que no va a cumplir. Si lo hace es porque en verdad quiere construir algo a largo plazo, pero tampoco te va a suplicar. 

8.- Tauro 

Hay dos versiones de Tauro cuando tiene una relación. Está el Tauro que mantiene sus emociones lo más escondidas posibles y no se permite entregarse por completo, pues es un signo muy inteligente y se da cuenta al instante cuando algo no va a funcionar. Eso no significa que no se enamore, realmente es un signo muy profundo y leal, no le gusta jugar con nadie. Si te mostró su lado malo es porque sólo te veía como algo pasajero y seguramente te lo dijo, pero lo tomaste a la ligera. No pretendas hacerlo ver como el villano del cuento, porque te dio señales claras y las ignoraste. Tauro, no va a quedarse en un sitio en el que no se siente amado. 

9.- Capricornio 

Capricornio, tiene el don de navegar en tu mente y ni siquiera notas cuando te manipula. Es un signo que no pierde detalle de nada, si tu intención es lastimarlo a sus espaldas, definitivamente estás con la persona equivocada. Capricornio, se puede convertir en un demonio cuando siente que les están viendo la cara y es posible que no te diga nada, porque quiere ver hasta dónde eres capaz de llegar y cuando menos lo pienses va a soltar su veneno. Su objetivo no es caer en una relación tóxica en la que se dañan todo el tiempo, simplemente es la despedida. No subestimes a un Capricornio herido, porque te dejará una huella imborrable. 

10.- Escorpio 

Si hay algo que Escorpio detesta con toda su fuerza es liarse con gente hipócrita y por eso no va a tener actitudes de ese tipo. Es un signo que sabe muy bien que cuando se enoja o se siente traicionado, se convierte en un ser despiadado con el único objetivo de lastimar hasta que las lágrimas se hagan presentes. Puede llegar a ser tan duro que no importa si la persona termina suplicando de rodillas. Escorpio, sabe muy bien qué hacer para que no te resistas a sus besos y cuando ya te tiene en la palma de su mano, te suelta. Lo hace sólo por ego, para corroborar su atractivo y recordarte lo que perdiste. 

11.- Acuario 

La verdad es que Acuario no tiene tiempo para desgastar su energía en ningún tipo de venganza, es un signo que sabe que las cosas forzadas no valen la pena. Lo que quiere es que todo fluya y si estar con alguien no lo llena, no tiene caso seguir invirtiendo tiempo. Acuario, no está para sanar corazones que no están dispuestos a soltar los fantasmas del pasado. No es un signo muy emocional, así que piensa con la cabeza antes de dejar que su ira tome el control. Lo que quiere es que esa persona salga de su vida y punto. Eso de manipular nunca ha sido lo suyo y menos después de ver que algo no funciona, ¿qué caso tiene? 

12.- Piscis 

El sitio número 12, eso quiere decir que difícilmente Piscis va a jugar con tus emociones y después regocijarse porque te está manipulando. No es ese tipo de persona, antes de pensar en lastimar se hace daño a sí mismo. Realmente quien no valora lo que hay en su corazón no tiene ni idea de lo que está perdiendo, porque puede aguantar mucho hasta que se fastidia y pone un punto final para siempre. Es un maestro del amor, no del dolor. Si de plano nota que su relación no funciona, hará lo posible para salvarla, pero jamás pondrá en riesgo su dignidad. Piscis, no quiere sentirse usado por nadie ni caer en la codependencia, eso no tiene nada que ver con lo que siempre ha soñado. No hay razón para seguir con esa persona.