El miedo a arriesgar y que salga todo mal es algo de lo que no te vas a deshacer en tu vida Libra y lo sabes. Aunque digas que no, aunque te intentes mentir y hacer como si no pasara en verdad, sabes que has dicho que NO ha muchas oportunidades por eso mismo, por las dudas y por el miedo a no saber que es lo que vendría después…

¿Qué es lo que realmente te mereces Libra? Cumplir todos y cada uno de los sueños y de los deseos más locos que tengas ahí guardados… O lo haces o esos mismo sueños y deseos se van a ir pudriendo o caducando con el tiempo.

Vida hay una y la tienes que vivir como te de la real gana, porque ya va siendo hora de que dejes de prestar toda tu atención a la repercusión que puedan tener tus actos y fijarlas más en lo que realmente importa: en VIVIR de una puñetera vez como te de la gana, como te guste, con quien te plazca y haciendo lo que realmente sientas en cada momento. Ni más ni menos.

Lo que tenga que venir después que venga Libra, pero si no te despreocupas un poco se te va a pasar la vida volando y el tiempo no se puede parar.

No se puede volver a atrás, no se puede congelar ni volver a reciclar…

Eres una persona muy cautelosa (dentro de tus locuras varias y de esos ataques desequilibrio que veces te dan) y no arriesgas en terrenos que sean desconocidos para ti. Eres muy inteligente y te gusta jugar sobre seguro para saber cual será el final, pero últimamente notas como una espinita ahí clavada que te dice “hazlo… No lo pienses… Arriesga.. Déjate llevar… No lo midas todo”

Cuando tengas un ataque de valentía máxima y te des cuenta de que te mereces ser feliz haciendo lo que de verdad quieres sin tener miedo, no lo apartes de tu vida por los posibles contras, por miedo, por lo que pueda venir. Hazlo. No dudes. Empieza a confiar más en ti Libra.