Cuando salimos con alguien y nos gusta mucho, queremos que dure. Y no queremos que se estropee por nada del mundo. A veces, conocer algo más de quien nos gusta, nos ayuda a no cometer errores, de esos que parece que no tienen importancia pero que al final la tienen. Y pensar que podíamos haberlos evitado, hará que nos demos de cabezazos en la pared. Si sales con alguien, pregúntale su signo cuanto antes, conoce cómo es y ni se te ocurra… Lo que NUNCA debes hacer cuando sales con los signos:

🖤 Si sales con Aries…ni se te ocurra

  • Ser muy posesivo/a porque tu Aries querrá huir como alma que lleva el diablo. Trágate tus celos y demuéstrale mucha confianza, además de que querer atarle van en contra de su sentido de la independencia, que atesora como una de sus grandes virtudes. Y de la que se siente bien orgulloso. 
  • Mentirle, por muy pequeña y muy piadosa que sea tu mentira. Las mentiras y los misterios le crean a Aries mucha inseguridad. Este signo es muy directo y claro, y así le gusta que sean con él/ella. Lo contrario es abrir una brecha que puede convertirse en un abismo entre los dos.      
  • Olvidarte de las fechas señaladas de vuestra relación o de su cumpleaños, o de detalles de aquel viaje tan maravilloso que hicisteis. Aries tiene muy buena memoria, además ese pequeño ego infantil al que le gustan estas demostraciones de interés.

🖤 Si sales con Tauro…ni se te ocurra

  • Ponerle celoso/a. Cometerás el gran error de tu vida. No es una estrategia inteligente para practicar con el signo del toro. Porque, no solo no conseguirás inquietarlo y que tenga más interés, sino que harás que se sienta inseguro y le despertará un fantasma contra el que lucha cada día. Y como llevéis poco tiempo juntos, igual se piensa lo de estar contigo y prefiere buscar a alguien con quien se sienta más tranquilo/a. 
  • Traicionar su confianza. Tauro se toma su tiempo para iniciar sus relaciones, y cuando está en una de ellas, es su tesoro maravilloso. Si haces cualquier cosa que le lleve a pensar que se ha equivocado eligiéndote, entrará en un bucle con efectos muy negativos para ti. 
  • Ser alguien muy derrochador ni tampoco le obligues a planes que impliquen gastar mucho dinero tontamente. A Tauro le gusta la calidad, pero eligiendo bien y en cosas que duren mucho y que estén bien compensadas. Los planes caseros le gustan y para salir, piensa en algo que merezca la pena de verdad, para que tu Tauro disfrute pero sin pensar que todo ha sido un gasto inútil. 

🖤 Si sales con Géminis…ni se te ocurra

  • No hacer todo lo posible para que vuestra relación sea entretenida, poco rutinaria, con planes estimulantes fuera de casa o con veladas caseras animadas y que no sean siempre las mismas. Y los momentos de seriedad los dejas para cuando haya problemas de verdad. Con Géminis, si te pones muy serio/a le pondrás en alerta. 
  • Intentar atarle, ni le agobies, ni le pongas límites ni le regañes por si ha hecho esto o lo otro. Si sale contigo es porque le pareciste alguien libre, divertido/a e independiente. Si de pronto cambias y quieres quitarle libertad, entrarás en terreno pantanoso. Lo primero por querer sujetarle, lo segundo por haberle engañado haciéndole creer que eras otro tipo de persona. Déjale a su aire, y volverá siempre a tu lado. Moverse y su espacio vital son fundamentales para tu Géminis. 
  • Dejar llevar si sientes el fantasma de los celos en algún momento, haz todo lo posible por alejarlo. Géminis tiene mucha vida social, gente que le busca y planes a los que ir. O confías y te sumas a su vida, o te quedarás atrás y te apartará de su vida. 

🖤 Si sales con Cáncer…ni se te ocurra

  • Herir su sensibilidad porque se encerrará en su caparazón a cal y canto. Es su manera de protegerse de lo que le duele. Y contigo le dolerá el doble, porque que los demás le hieran lo tiene asumido, pero si lo hace su pareja lo sufre mucho más. Intenta arreglarlo cuanto antes, porque Cáncer valora mucho el arrepentimiento. No dejes que la pelota se le haga grande por dentro. 
  • Pasar de su familia o amigos, porque tu Cáncer es muy de los suyos, y si no les quieres a ellos se lo tomará como algo personal. Vigila los comentarios que hagas al respecto, como a alguno no le guste mucho, vas a notar cómo se enfría, y por supuesto, te lo hará pagar de alguna manera.      
  • Obligarle a que te demuestre sus sentimientos en público u olvidar las fechas señaladas de vuestra relación, porque son detalles que no le gustan ni un pelo.

🖤 Si sales con Leo…ni se te ocurra

  • Mentirle, sea en lo que sea. Leo es un signo muy sincero y abierto, y las mentiras y falsedades le molestan bastante. Como le pilles además en un mal momento, magnificará el asunto y se convertirá en un grave problema para ti. Aprende a manejar estas tensiones para que no vayan a más y se conviertan en el principio del fin. 
  • Dejarle en evidencia delante de los demás porque estarás atentando directamente contra su ego. Tu Leo no solo lleva mal las humillaciones sino que al tener público, nota por dentro una furia y estará deseando quedarse a solas contigo para hacerte saber (y pagar) lo que le has hecho. 
  • Ser poco cariñoso/a o dejar de demostrarle lo que sientes, con palabras, hechos, detalles o con lo que se te ocurra. Las necesita y además es lo justo porque a ti no te van a faltar nunca con este signo tan entregado en las relaciones. 

🖤 Si sales con Virgo…ni se te ocurra

  • Presionarle para que vuestra relación vaya mucho más rápido. Virgo es alguien que necesita llevar sus tiempos, por lo que es mejor no forzar el tipo de relación que quieres con él/ella. Quizás no le veas que se enfada cuando le presiones pero puedes asegurar que por dentro se estará frenando y hasta dará unos pasitos atrás.      
  • Montarle una escena ni agobiarle con recriminaciones, pidiéndole explicaciones y forzándole a un posicionamiento claro. Virgo es un signo de tierra y aparte de obstinado, su vida sentimental se filtra a nivel mental, necesita pensar qué quiere, cuándo y cómo, y no tolera que le acusen de algo que no cree que haya hecho mal. 
  • Pensar que es frío/a y que las citas le dan igual, o tu aspecto o tu manera de ver la vida. Virgo se fija en todo, es crítico con todo y siempre cree que algo podría mejorarse. No se lo pongas fácil y que lo piense de verdad. Es mejor sorprenderle para poder gustarle cada día más.      

🖤 Si sales con Libra…ni se te ocurra

  • Presionarle para que tomes decisiones sobre vuestra relación. Mejor tómalas tú y hazle partícipe a ver qué opina. En su mente ya habrá pensado varias cosas, pero necesita tiempo para tener clara su postura. Así sabrás lo que le gusta y quiere pero con una estrategia más acorde a su forma de ser. Libra es indeciso por naturaleza, forzarle a que sea diferente a su esencia es como querer que luzca el sol por la noche. 
  • Abusar de las discusiones con él/ella porque no le gustan y le ponen en guardia rápidamente. Tu Libra odia los conflictos y las discusiones y sin encima hay gente alrededor, más todavía. Recuerda lo diplomático que es, y trata de resolver los asuntos en privado y sin continuos enfrentamientos. 
  • Descuidar tu aspecto. No pienses en este tema como algo frívolo. Piensa mejor que Libra tiene un sentido de la estética muy acentuado y necesita tener delante algo bonito, o al menos, no demasiado feo, los detalles con buen gusto, las buenas maneras… 

🖤 Si sales con Escorpio…ni se te ocurra

  • Darle celos porque estarás a punto de quemarte con fuego. Escorpio es celoso por naturaleza, o posesivo, llámalo como quieras. Pero en su naturaleza hay una mezcla de pasión, sensibilidad y miedos que le hacen ponerse en guardia ante el temor de perderte o de que le puedas hacer daño. Y una vez que estalla, es difícil prever las consecuencias de lo que vaya a suceder. 
  • Ponérselo muy fácil, prefiere un poco de resistencia para así saborear mejor la victoria de la conquista. Además, si ve algo demasiado sencillo, pierde el interés y se muestra indiferente. Tendrás que jugar entre pasarte y no llegar, pero eso le dará todavía más emoción a salir con tu Escorpio.
  • Enfrentarte a él/ella para ganarle porque será un error. No es que tengas que darle la razón en todo pero sí reconocerle el poder que tiene, que es algo evidente. Ni tampoco quieras controlar todos sus movimientos. A Escorpio le gusta tener la sensación de que es él/ella quien lleva las riendas de todo, y como no, de la conquista también.

🖤 Si sales con Sagitario…ni se te ocurra

  • Ponerle nombre a vuestra relación. Olvídate de estar preguntándole todo el tiempo qué sois, a dónde vais o cuándo habrá boda. Igual cuando te des cuenta ya habrá echado a correr. O te habrá sido infiel. Lo que sea con tal de poner distancia entre vosotros. 
  • Querer cortarle su libertad, porque es alguien libre y porque le gustan las personas que también lo son. Tu Sagitario estará ahí siempre que lo necesites pero no para cualquier tontería ni porque quieras tenerle a tus pies. Toma tus decisiones y en todo caso, hazle partícipe pero no esperes que te solucione la vida ni tampoco que te pida opinión sobre cómo llevar la suya. 
  • Manipularle o querer dominarle, llevándole a tu terreno. Ni directa ni sutilmente. No solo se dará cuenta sino que entrará en cólera al ver lo que quieres hacer, por la mentira, la falsedad y por haberle engañado para que pensara que eras otro tipo de persona. 

🖤 Si sales con Capricornio…ni se te ocurra

  • Acelerar el desarrollo de vuestra relación antes de lo que tu Capricornio quiera. Este signo necesita tener el control, y los tiempos. Es de ideas claras y objetivos aún más claros y eso significa que inicia relaciones con quien quiere, cuando quiere y para lo que quiere. 
  • No tener en cuenta su forma de ser, porque Capricornio es complejo en temas amorosos. A nivel emocional es lento e inseguro y necesita superar muchas barreras y miedos. No le van las relaciones frívolas ni los amores de verano, ni los rollos de una noche. Aunque los tenga alguna vez, claro. 
  • Tomarte en broma lo en serio que se toma la vida. Si te ha elegido habrá valorado que eres alguien serio y de quien se puede fiar. No le vengas luego con superficialidades o metiéndote con su manera tan rigurosa de actuar o ver la vida. Y menos con su forma de amar, profunda, comprometida y responsable. Y menos con su inteligencia y sus conversaciones profundas. 

🖤 Si sales con Acuario…ni se te ocurra

  • Intentar acelerar vuestra relación hacia el compromiso al poco de conoceros. Acuario es alguien que prefiere relacionarse con muchas personas, tontear, experimentar, jugar al amor y ser libre. Cuando pasa a otro nivel más profundo es porque lo ha pensado y quiere apostar pero sin tenerlo claro. No la agobies ni le pidas que se aclare a la primera de cambio porque igual da marcha atrás. 
  • Planificar cada uno de los movimientos de vuestra relación. Mejor se creativo/a y piensa en planes originales, y sin son improvisados y potentes le encantarán. Y si quiere ir a su bola en determinados momentos, respétalo, sin montarle escenitas ni intentar controlar cada uno de sus movimientos. Su libertad es primordial. 
  • Evitar las conversaciones profundas ni entrar en temas intelectuales porque estarás perdiendo muchos puntos para tu Acuario. Si está contigo es porque le pareciste interesante, no le hagas creer que se equivocó. Intenta que cada día piense que le mereces mucho la pena.      

🖤 Si sales con Piscis…ni se te ocurra

  • Enamorarle con una forma de ser muy loca y romántica, y a la primera de cambio, convertirte en alguien realista, con necesidad de poner los puntos sobre las íes y de definir vuestra relación como si fuera un contrato de trabajo. 
  • Echarle en cara su forma de ser tan cambiante. Piscis sabe que se mueve por la vida de forma muy etérea pero es así y le gusta ser respetado y, sobre todo, comprendido. No le hables con formas demasiado duras, ni te pases el día diciéndole que se enfrente a la realidad, porque ni quiere ni puede. Le gusta sus sueños, pero es que además es un soñador por naturaleza. Si no te gusta como es, no intentes cambiarle. Cambia tú, pensará tu Piscis. 
  • Mostrarte inflexible, impaciente, insensible y agobiante. Dale seguridad, abrázale cuando tenga altibajos emocionales o cambios de humor y, sobre todo, cuando le hayan hecho daño.