Así es esto, al final te acostumbras aunque todo a tu alrededor esté podrido. Llega un punto en el que tienes que seguir andando entre la basura y sonreír. Sin embargo, el hecho de que te relaciones con gente negativa, no quiere decir que tú seas igual. Hay ciertas cosas que los signos del zodiaco nunca harán, aunque se mezclen con lo peor de este mundo. Como dicen por ahí, sin rencores, pero con memoria. Seguro te ha pasado. Lo que nunca harán los signos:

Aries 

Sí, puede ser un signo intenso, impulsivo, el que no tiene tiempo para darle vueltas al asunto, pero sí para escuchar a su corazón. Tal vez sean orgullosos, pero no bajan la guardia fácilmente y algo que jamás harían es fingir. Son fieles a sí mismos, a sus convicciones, a esos sueños que vienen arrastrando desde la infancia. Aries siempre lo va a intentar, pero no se va a vestir de algo que no es, necesita tener la confianza de que está haciendo lo que le gusta. En el momento que te brinda su amistad, su amor como pareja o esa lealtad familiar, no hay más, estará en las buenas y en las malas. Aries no tiene la necesidad de vestirse de hipocresía, eso se lo deja para los que no se valoran ni un poquito. 

Tauro  

Para Tauro no hay grises, no acepta eso de las mentiras piadosas, porque cree que en el momento que alguien empieza a mentir, por mínimo que sea, el jarrón ya se empieza a llenar de grietas y no volverá a ser el mismo. Tauro es persistente, sabe que es muy complicado encontrar gente honesta, pero no pierde la esperanza. Es el signo que prefiere mil veces dos amigos genuinos, que un montón de gente sonriendo a su lado y que después van y hablan a sus espaldas. Tauro no tiene tiempo para esas niñerías, quiere almas transparentes, las que no temen a perder con tal de mostrarse tal y como son. Es valiente, porque prefiere abrazar su soledad antes que traicionarse. Odia la mentira, porque ha vivido en carne propia la manera en que el alma se te desgarra por tanto dolor y no piensa ser uno más. 

Géminis  

Llámalo frío, cambiante, llámalo como se te antoje. Desde hace tiempo que Géminis decidió que no se va a enganchar en aquello que no vale la pena, personas que no merecen sus lágrimas, ni su tiempo, ni su mejor versión. Es un signo muy meticuloso cuando se trata de entregar el corazón y algo que nunca hará es confiar en extremo. Es decir, no está dispuesto a meter las manos al fuego por nadie, porque la vida le ha enseñado que hasta el alma más luminosa y dulce de sus días, puede ser la más cruel. Géminis necesita comprobar que está con alguien de fiar, le da igual el montón de palabras que le puedan prometer, quiere ver los hechos. De lo contrario, van a tener que conformarse con su versión cuidadosa, la que no puede decir un ‘te amo’ sólo porque sí. 

Cáncer 

Si hay alguien valiente cuando se trata de amar, es Cáncer. Es el signo que tiene una y mil historias para contar. El que ha tenido que limpiarse las lágrimas llenas de dolor después de una decepción. El mismo que un día creyó que todo sería perfecto y lo traicionaron de la peor manera. Sí, con todo y ese montón de cicatrices se sigue aventando al ruedo, porque su alma no deja de creer que existe un amor real. Lo que Cáncer jamás haría es bajar la guardia, no está dispuesto a ponerle un punto final a cuestiones del corazón. Lo va a intentar las veces que sean necesarias, porque ha aprendido que el hecho de que el otro no esté preparado para amar no es porque él no sea suficiente. Ahora irá con más cautela, pero no se detendrá. 

Leo 

Dicen que Leo tiene el ego más allá del cielo, que no se conforma con nada, que sus exigencias hacen temblar a más de uno. Y así, podría seguir con una lista entera, pero la verdad es que son pocos los que verdaderamente conocen la cara de un Leo. A veces, este signo deja que la gente hable, que se haga sus propias ideas, porque no piensa defenderse de alguien tan cerrado. No obstante, aquellos que tienen el privilegio de tener la amistad de un Leo, saben que no es un juego, que desde el primer momento se muestran leales y que no importa lo que esté haciendo, si alguien lo necesita ahí está. Leo jamás va a hablar mal de un amigo o pagarle con traición. De las cosas que más valora es la amistad y es muy especial para elegir, no la va a arruinar sólo porque sí. 

Virgo 

Como todos, Virgo tiene defectos, que no piensa justificar, pero se esfuerza todos los días en mejorar esas partes. El problema es que muchos lo describen como obstinado, como si no tuviera la capacidad de admitir cuando comete un error. Virgo sabe que no es perfecto, pero sí tiene un orgullo que asusta, que hasta con él mismo es muy cruel, pero eso no significa que no pueda bajar la mirada de vez en cuando. En el fondo es un signo muy bondadoso, capaz de ponerse en el lugar del otro y no piensa lastimar a nadie. A veces, puede parecer frío, pero no es egoísta, simplemente decide seguir la parte lógica. Es decir, Virgo no puede perderse en un cuento de hadas, te va a aterrizar y quizás no te guste, pero es la realidad y ahí lo único que puedes hacer es enfrentarla tal y como venga. 

Libra 

Un signo indeciso, inseguro, quien tiene que caminar muy lentamente en cuestiones del corazón, porque le da temor dar un paso en falso y caer al vacío. Sin duda, requiere tiempo, más que palabras, hechos. Libra no puede entregarte su parte vulnerable sólo porque sí, quiere mucho más que una cara bonita o una conversación interesante. Sin embargo, en el momento que decide abrir las puertas de su lado sensible, ya no hay marcha atrás. Ahí es cuando te va a demostrar el verdadero significado de amor incondicional, no importa lo que pase, no te va a traicionar. Cuando Libra ama lo hace desde las entrañas, por eso prefiere terminar un vínculo antes de volverse un traidor. No dudes de su amor, si te prometió que no te va a soltar, así será. 

Escorpio 

Y sí, todos los Escorpio tienen un lado misterioso, una conexión extraña con su parte bruja, la que predice, la que hace que el corazón se agite sin parar cuando algo anda mal. Escorpio es un cúmulo de energía que no se detiene, que se roba la atención con su sonrisa y la manera tan amena en que hace que fluya una plática. Sin embargo, algo que nunca hará es ignorar lo que le dice su sexto sentido. Sí, puedes llamarlos locos, impulsivos y extraños, pero no es algo que a los Escorpio les preocupe. Si algo en su interior les dice que eso no está bien, van a alejarse, da igual si es algo que planearon desde hace meses. Escorpio no toma a la ligera esas cosas, porque son muchas las veces que ha comprobado que tenía razón y que por algo no tenía que estar ahí. 

Sagitario

El aventurero, el loco, el que tiene una sed desesperada porque sus palabras se escuchen. Sagitario es como ese abrazo inesperado que te llena de calma, es la persona que siempre tiene las mejores palabras de aliento, la que te recuerda lo mucho que vales y las tantas oportunidades que aún tienes por delante. Pero algo que no haría ni de broma es maquillar las situaciones. A veces, la gente no lo entiende porque va por la vida sin filtros y dice las cosas tal y como las siente. Sagitario tiene un corazón enorme, pero no importa lo mucho que te ame, te dirá la verdad, aunque sepa que eso sea sinónimo de romperte el alma y que las lágrimas se hagan presentes. Prefiere ser la persona que te abra los ojos a un vil cómplice del engaño. 

Capricornio 

Capricornio es un maestro cuando se trata de ordenar las cosas de su vida. Lo que va en el corazón, ahí se queda y lo que va en la mente también. Es muy minucioso cuando se trata de tener vínculos con alguien, pero ten por seguro que una vez que te consideran importante, así será. Es un signo que tiene una humildad enorme, es capaz de bajar la guardia si es necesario. Algo que nunca harían es negar a alguien que un día les dio la mano. Capricornio no olvida, incluso si esa persona le pagó mal, tal vez no lo recuerden con la mejor de las sonrisas, pero si le ayudó con eso basta para confirmar que estará ahí cuando esa persona lo necesite. No es hipocresía, es agradecimiento. 

Acuario 

Si hay alguien en este mundo que conoce a la perfección el término de juzgar, sin duda, estamos hablando de Acuario. Y es que ha tenido que lidiar con los prejuicios de la gente, con la forma tan errónea en la que se burlan de él sin siquiera conocerlo. Acuario le ha abierto las puertas de su hogar a gente que lo traicionó de la peor manera, pero eso no lo hará cambiar, seguirá siendo una persona de bien. Lo que nunca hará es aparentar algo que no es sólo por ser aceptado. Acuario no necesita la aprobación de nadie, basta que él mismo crea en lo que quiere para lanzarse al éxito. No importa lo que pase, seguirá siendo auténtico y ya llegará alguien que lo comprenda. 

Piscis 

Sí, la vida puede sacudirlos sin piedad, sus amigos los pueden traicionar, los amores burlarse de sus emociones. Todo eso es algo que los Piscis no pueden controlar, pero eso no significa que van a volverse malas personas. Han tenido que aprender que no siempre pueden dar y dar, porque hay quienes sólo se aprovechan y terminan dejando heridas terribles. Piscis es amor, es quien se pone en último lugar con tal de ayudar al otro. Pero algo que nunca hará es olvidar, ahí es cuando aprende la lección, cuando entiende que por más que quiera a alguien, no es suficiente para que no lo lastime. Ahora sabe que el problema es la otra persona y no él, pero por más bueno que sea Piscis, no va a darle segundas oportunidades a gente así.