ESTO ES LO QUE TE ESTANCA SEGÚN TU SIGNO

Aries

Lo que no permite seguir hacia delante y lo que hace que te estanques, es que pierdas el interés tan rápido en las cosas. En el momento en el que notas que algo pierde emoción y energía es en el momento en el que te estancas y no puedes seguir hacia delante. Eres un signo que necesita dinamismo, que necesita estar en movimiento y a quién le encanta el riesgo. Aries, tú necesitas adrenalina para sentirte más vivo que nunca.

Para ti la vida es algo que está lleno de oportunidades para disfrutar y para pasarlo bien, pero realmente no puedes seguir avanzando si algo te aburre o te hace perder el interés.

Además, no te gusta nada que te manden o que te obliguen a hacer algo, por lo que es importante que nadie intente forzarte a hacer algo que no quieres o algo que ya no te interesa. Porque si ya de por sí eres alguien muy independiente que siempre hace las cosas a su manera, que intenten imponerte algo, te hará que quieras abandonar directamente.

Pero, Aries, también es importante que intentes ser un poco más paciente, aunque te cueste. Puede que pierdas muchas oportunidades por abandonar antes de tiempo o por quedarte atrás por culpa de esa impulsividad y de esa impaciencia. Aries, si notas que algo empieza a ser aburrido, espera… Quizás lo bueno esté detrás de todo eso. El éxito no es algo que caiga del cielo y si algo de verdad quieres conseguir, tendrás que luchar por ello. Nadie dijo que fuera fácil.

Tauro

Lo que te hace estancarte y no avanzar en la vida, Tauro, es ese miedo que tienes a la hora de enfrentarte a lo desconocido. Esa especie de inseguridad que invade tu cuerpo cuando te ves obligado a tener que abandonar tu zona de confort. Eres una persona que tiene muy claro lo que quiere y lo que no quiere. Pero el problema llega cuando tienes que enfrentarte a algo que está fuera de tu control o cuando algo no depende de ti.

Te estancas por eso mismo, porque prefieres quedarte así como estás, antes que tenerte que enfrentar a algo que supone un riesgo.

El problema llega cuando hay algo que de verdad quieres conseguir, algo por lo que llevas luchando mucho tiempo… El problema llega cuando la vida te pone un reto, cuando te propone salir de tu zona de confort para encontrar la verdadera felicidad. Es ahí cuando realmente te estancas y te quedas atrás.

A todo el mundo le gusta la comodidad y le gusta sentirte a gusto dónde está y cómo está. Pero, Tauro, te sorprendería la cantidad de cosas increíbles que podrían estar al otro lado si estuvieras dispuesto a arriesgarte. Vivir en tu propia burbuja es algo que está bien, pero realmente no maduraras, no crecerás y te quedarás estancado… Arriesga, Tauro, arriesga… Es muy difícil para ti, pero todo tiene su gran recompensa, ya verás…

Géminis

A ti, Géminis, lo que realmente te hace quedarte atrás y estancarte es ese problema que tienes a la hora de tomar decisiones. Tú mismo sabes perfectamente que la vida está llena de oportunidades para aprender, para crecer, para madurar. Que la vida te ofrece mil planes, mil cosas que hacer y mil cosas que ver y tú lo sabes mejor que nadie. A ti, Géminis, te encanta conocer cosas nuevas, expandir tu conocimiento y madurar. Absorber nuevos conocimientos es algo que realmente te emociona y te hace sentir vivo.

No tienes miedo a lo desconocido y eso es lo que te permite poder enfrentarte a oportunidades emocionantes.

Pero el verdadero problema llega cuando tienes que tomar una decisión. Lo realmente difícil es tomar la decisión sobre qué cosas quieres perseguir y qué cosas debes dejar atrás. Te cuesta mucho dar el paso, Géminis… Tienes tantas cosas en tu mente que es difícil saber lo que quieres y lo que no. Es bueno tener varias opciones, pero no es tan bueno tener opciones ilimitadas porque es más difícil a la hora de elegir.

Todo eso es lo que hace que te quedes estancado, y tú lo que no quieres es quedarte atrás. No quieres ver cómo los demás hacen su propia vida cuando tú todavía sigues pensando en qué camino elegir. Así que, Géminis, lo importante a veces también es dejarse llevar y no pensar tanto las cosas. Escoge un camino y corre tras él. No mires atrás, no le des más vueltas, no te arrepientas. Quizás no es el camino que querías, pero al menos habrás madurado y habrás crecido emocionalmente.

Cáncer

El motivo por el que te estancas, Cáncer, es por tu deseo constante de buscar la estabilidad en tu vida. Ni siquiera pides mucho, simplemente encontrar estabilidad emocional, familiar, una carrera, un trabajo y una vida sin muchas dificultades. Y es cierto que eso es algo que a todo el mundo le gustaría tener… Pero el problema es que tú deseas esa estabilidad con tanta fuerza que a veces tiendes a elegir las cosas políticamente correctas, en lugar de elegir lo que realmente tu corazón te está diciendo que elijas.

Lo que te hace falta para no estancarte, Cáncer, es un poco más de libertad.

Piensa más por ti y no tanto por los demás. Quieres hacer feliz a los demás siempre y pocas veces piensas en hacerte feliz a ti mismo/a. Si realmente quieres avanzar y no quieres quedarte estancado, el primer paso es empezar a pensar por ti y por nadie más. No dejes que tu vida dependa de nadie, Cáncer…

Tú también tienes sueños que estarías dispuesto/a hacer cualquier cosa para conseguirlos. Sabes que hay cosas que te hacen feliz pero que tienes que luchar por ello. Hay veces que te encuentras ya satisfecho/a y estable con lo que tienes y no haces nada para seguir hacia delante o avanzar. Pero, Cáncer, no te permitas quedarte atrapado/a en la monotonía, en la rutina y en el aburrimiento. Tú eres alguien activo que necesita mantenerse siempre en movimiento, así que, por favor, no dejes que la estabilidad se aproveche de tu vida.

Leo

Lo que hace que te quedes estancado, Leo, es que a veces te preocupas demasiado por las opiniones de los demás. Cuesta creer que tú te quedes estancando/a porque eres una persona fuerte, con muchísima energía y que siempre quiere probar algo nuevo. No te asustes, Leo, que, aunque te afecten las opiniones de los demás, eres una persona muy independiente, que siempre va a su bola y que siempre está de arriba para abajo. Pero el problema es eso, que le prestas demasiado atención a algo que no debería ni siquiera importante.

Y ojo, que no te afectan las opiniones de todo el mundo, simplemente las opiniones de personas importantes que te marcaron en el corazón.

Obviamente te importan las opiniones de tu gente cercana pero también de tus ex o de esos amigos que ya no son tan amigos…

Esas opiniones te afectan en cómo te ves tú a ti mismo y en las decisiones que vas a tomar.

Pero, Leo, a ti jamás te gustaría quedarte estancado o quedarte por detrás de los demás. Eso sería ser una persona cobarde y con miedos y tú no eres así. Así que, por favor, no permitas que una sola opinión te afecte a ti y mucho menos que afecte a tu futuro. Tú eres el que tienes que vivir tu vida y no nadie más. Mereces perseguir tus sueños todo el tiempo que quieras. Y las opiniones de esa gente que ya no te aportan nada en tu vida, no deberían importante tanto. Pasado pisado, querido Leo. No hagas que por culpa de todos ellos seas una persona que no te gustaría ser. No les des eso gusto y menos ahora.

Virgo

El motivo por el que te quedas estancado, Virgo, es porque el hecho de que siempre te estás cuestionando todo lo que haces. Eres una persona muy perfeccionista que siempre quiere que las cosas salgas lo mejor posible. Esto es algo bueno, porque eso significa que te esfuerzas y que haces lo imposible para que todo salga bien. Pero el problema realmente llega cuando tienes que tomar una decisión…

Cuando intentas elegir sobre qué hacer, a dónde ir o cómo hacer algo, siempre hay una voz dentro de ti que te dice que no eres lo suficiente bueno como para intentarlo.

Eres una persona muy decidida y con las cosas claras, pero cuando la duda y la indecisión se presenta en tu camino, te vuelves una persona insegura. Virgo, esto no puede suceder, no puede suceder que por culpa de ese perfeccionismo y esa manía de querer hacerlo todo bien te quedes atrás. No puedes quedarte atascado justo por el motivo que te hace sobresalir frente a los demás.

No eres perfecto/a, pero no lo eres tú ni lo es nadie. Basta de pasar más tiempo lamentándote en todas las cosas que no puedes hacer. Basta de autocastigarte por no ser perfecto. Acepta la realidad y así podrás crecer y no te quedarás estancado. Tú mismo sabes que si algo te propones, algo que consigues. Todo está en el esfuerzo y la dedicación. Quizás no seas bueno en todo, pero con esfuerzo TODO se consigue. Todo el mundo sabe que cuando pones algo en tu mente, tú mismo obtienes eso que quieres. Así que Virgo, basta ya de autocriticarte y de frenarte tanto.

Libra

Libra, lo que te hace quedarte estancado/a y no poder avanzar es tu necesidad de encontrar el equilibrio en todo lo que te rodea. Es de envidiar esa capacidad que tienes para ser tan pacífico/a y para intentar que todo en tu vida tenga una armonía y un sentido. No es algo de lo que avergonzarse para nada, es algo que es una virtud que mucha más gente debería de tener. Pero lo que te frena es ese miedo a perder el equilibrio y la armonía.

Tienes miedo de encontrarte con algo que te haga daño, que perturbe tu paz y no sentirte preparado para saber reaccionar.

Y muchas veces todo esto lo haces más por los demás que por ti, para no molestar, para no causar problemas y para hacer que todo el mundo este contento. Es cierto que está bien tener en cuenta los sentimientos de los demás, pero no siempre puedes estar así. Libra, tienes que vivir tu vida y no la de nadie más. Tienes que preocuparte tú mismo por ser feliz sin importar nadie más. Sólo se vive una vez, querido Libra, y sería muy triste vivir por los demás y no por ti mismo.

A veces suceden problemas y no todo el mundo es feliz. Tú puedes ayudarlos a encontrar la felicidad o simplemente escucharlos para que se sientan un poco más queridos, pero no puedes estar todo el día encima de ellos. No puedes encontrar el equilibrio en la vida de los demás, Libra, eso es algo que solamente uno mismo puede hacer. Si no quieres quedarte estancado, deja que los demás vivan su vida y tú vive la tuya. No prestes más atención a los sueños de los demás que a los tuyos propios…

Escorpio

El problema por el que te quedas atrás y te quedas estancado es porque siempre persigues aquello que es imposible y aquello que no puedes tener. Y esto sucede en todos los aspectos, Escorpio. Te fijas mucho más en tus defectos que en tus virtudes, en eso que te falta y que los demás si que tienen. Pero no te das cuenta de toda la gente que le gustaría ser como tú, ser tan misterioso, una persona con tanta personalidad y con ese corazón tan grande. Pero, sin embargo, tú tiendes a fijarte en lo que no tienes y dedicas todo tu tiempo en conseguirlas, incluso cuando es meramente imposible.

Te obsesionas con eso y no le prestas atención a otras cosas mucho más importantes.

Escorpio, está bien tener objetivos pero que sean objetivos realistas, cosas que se puedan conseguir.

No vas a conseguir nada comparándote con los demás porque todos somos totalmente distintos, cada uno tiene sus defectos y sus virtudes. Entras en una especia de bucle infinito del que es muy difícil salir y por eso no puedes avanzar.

Escorpio, no puedes permitir que tus defectos y que lo que no tienes se apoderen de ti. Fíjate en lo bueno, fíjate en todo lo que tú tienes que los demás no. Deja de lado todas esas cosas que intentan detenerte y que no te dejan ir a donde de verdad deberías ir. Te sorprenderás en el momento que empieces a darte cuenta de todo lo que has conseguido tú que los demás no. Basta de comparaciones, Escorpio, basta de mirar a los demás antes de mirarte a ti mismo. Tú puedes con todo lo que te propongas, así que empieza a proponerte cosas reales y no imposibles.

Sagitario

Lo que no te permite seguir hacia delante y lo que hace que te quedes estancado, Sagitario, es esa dificultad que tienes para tomarte las cosas en serio siempre que es necesario. Es cierto que eres una persona muy optimista, aventurera, que le encanta vivir la vida sin preocupaciones y por eso a la gente le gusta estar a tu lado, porque contigo nunca se aburren y nunca habrá ningún tipo de conflicto o de problema. Pero, Sagitario, en la vida también te encontrarás con preocupaciones y con cosas que necesitan que te lo tomes en serio.

Nadie te pide que te tomes todo en serio, Sagitario, pero hay veces que si que es necesario que te concentres en los problemas y que intentes resolverlos y no dejar que se solucionen solos. Hay cosas que requieren tiempo, concentración e interés.

La vida no es tan fácil como crees, Sagitario, aunque tú creas que sí. La vida también tiene sus más y sus menos y habrá momentos que tendrás que tomarte las cosa en serio, aunque no te guste.

Tu sentido del humor es necesario muchas veces, Sagitario, para quitar tensión al asunto y para intentar levantar el ánimo, pero está bien saber donde están los límites. Es importante saber que puedes intentar quitarle peso al asunto, pero afrontarlo como es debido. No siempre puedes tomarte las cosas a risa como si la vida fuera un chiste. Para poder avanzar, Sagitario, tienes que afrontar la vida de manera seria y madura y no como si fuera algo sin importancia.

Capricornio

El motivo por el que te quedas estancado, Capricornio, es porque eres muy exigente contigo mismo y te presionas demasiado para poder tener éxito. Cuando se trata de alcanzar tus metas, eres una persona muy persistente que hasta que no lo consigue no para. Harás lo que haga falta y te llevarás por delante a quién sea solamente para conseguir eso que te habías propuesto.

Es difícil que te estanques por falta de motivación o por falta de ganas, porque a tú de eso tienes para dar y regalar. Pero el verdadero motivo por el que te quedas atrás es porque a veces te presionas demasiado y te exiges más de lo que puedes llegar a dar. Intentas convertirte en lo mejor en todo lo que haces y a veces que eso es imposible. Está bien ser una persona tan ambiciosa y trabajadora, pero hay que saber respetar a los demás y, sobre todo, respetarse a uno mismo. No hay nada malo en querer aspirar a grandes cosas, en luchar por tus sueños y en perseguir aquellos que de verdad te hace feliz, lo realmente malo es la presión.

Esa presión que te impones a ti mismo y que a veces sin darte cuenta ejerces sobre tu persona.

Es esa misma presión la que a veces no te permite avanzar y la que hace que te quedes atrás en lugar de seguir hacia delante. El éxito y hacer las cosas bien es algo que a todo el mundo le gusta, pero no te obsesiones, Capricornio. No siempre las cosas van a salir como tú quieres, pero no tienes que dejar que esto te afecte. No tienes que obsesionarte por el éxito porque sino no vas a poder disfrutar de la vida como te gustaría.

Acuario

La razón por la que te quedas estancado, Acuario, es porque no cumples con todo lo que dices que vas a hacer. Eres una persona muy creativa que tiene mil ideas dentro de tu cabeza. Eres alguien con mucho potencial y eso hace que los demás te envidien por ser como eres. Además de creativo/a, eres una persona muy inteligente con mil cosas en tu mente. Y el problema realmente viene cuando no eres capaz de exteriorizar esas ideas y simplemente se quedan en tu mente.

Eres muy soñador y te encanta vivir en tus propios sueños, pero en lugar de luchar para conseguir esos sueños, prefieres vivir en la fantasía antes que vivir en la realidad.

Con eso te conformas y no necesitas mucho más. Pero no te das cuenta, que esto mismo es lo que hace que permanezcas en el mismo lugar y que no avances hacia lo que de verdad quieres. Acuario, no te conformes con lo que tienes, no te conformes solamente con soñar.

Lucha por hacer realidad tus sueños, lucha por ser feliz sin tener que recurrir a la fantasía. No tengas miedo de hacer esas ideas tangibles. Te sorprenderás todo el potencial que tienes dentro y todo de lo que eres capaz de hacer. No seas conformista, Acuario, es lo peor que puedes hacer. Tú que eres una persona tan inteligente debes de creer mucho más en ti y en todo lo que sucede en tu mente. Nadie te está prohibiendo soñar, eso puedes hacerlo siempre que quieras, pero tienes que hacer que esos sueños se conviertan en realidad y puedas vivir lo que realmente a ti te gusta.

Piscis

Lo que te hace quedarte atrás y permanecer estancado, Piscis, es esa extrema empatía y sensibilidad que tienes frente a los demás. Eres de ese tipo de personas que cuando alguien sufre, tú también sufres. Tienes tal conexión con las personas que puedes llegar a sentir el dolor y la pena de los demás, pero también la alegría y la felicidad. Y, además, siempre haces todo lo posible para ayudar a aquella persona que está sufriendo o aquella persona que simplemente necesita un hombro donde llorar y un buen consejo. Y pensarás que no hay nada malo en esto, pero quizás si que lo hay…

Mientras prestas tanta atención a los demás, estás dejando de prestar atención en ti mismo/a.

Estás siempre pendiente de los demás y no te paras a pensar cómo estás tú, cuáles son tus necesidades o qué es lo que quieres conseguir en la vida. Piscis, es necesario a veces saber priorizar y saber ponerse a uno mismo por delante de los demás.

Nadie te está prohibiendo que dejes de ser tan bondadoso y amable con los demás, si no que simplemente también escuches lo que te dice tu cuerpo y tu mente. Si realmente quiere avanzar, luchar por tus sueños, crecer y madurar, tienes que intentar conectar más contigo mismo y menos con los demás. Puedes estar rodeado de gente maravillosa, pero esa gente no puede madurar por ti. No puede hacer tus sueños realidad, porque eso es algo que solamente depende de ti y de nadie más. Nadie dijo que ser empático fuera algo malo, pero también tienes que ser empático contigo mismo.

2018-11-22T12:25:51+00:00