Tauro es de esas personas que se pueden transformar por completo cuando están enamoradas. El amor es algo que fascina a todo el mundo, pero, aunque parezca mentira, a Tauro puede ser a la persona que más le emocione. Es de esas personas que tienen una apariencia dura, de esas personas que parecen imposibles de alcanzar, pero lo que saben muy pocos es que en realidad Tauro es una persona la que le gusta disfrutar muchísimo de los momentos de amor. Esos momentos que sólo consigue vivir con esa persona especial que le hace sonreír todos los días.

Cuando Tauro está soltero/a intenta estar lo más feliz posible y a veces lo consigue, pero la mayoría de las veces se atormenta con el pasado. Es una persona muy terrenal, eso de las emociones no le afecta demasiado, sabe tener muy bien los pies en la tierra. Pero es cierto, que cuando Tauro se siente roto por dentro no hay nada ni nadie que controle esas ganas de desaparecer del mundo que tiene Tauro.

Es una persona que nunca se rinde y que siempre tira para adelante, pero a veces le resulta casi imposible.

Tauro sabe que algo está haciendo mal y que eso no es lo que necesita en su vida, le falta algo. Ese algo precisamente es el eliminar todas esas emociones negativas que se le presentan, que le despiertan ansiedad. Tauro sabe que hasta que no consiga resolver todo eso no va a poder avanzar y abrir su corazón a otra persona. Eso hace que trabaje más duro para conseguirlo cuanto antes, porque como ya hemos dicho a Tauro le encanta disfrutar del amor, otra cosa es que se enamore, que eso ya es más difícil.

Sin embargo, cuando Tauro tiene pareja la cosa cambia. Parece que Tauro y su pareja están totalmente felices y satisfechos con la relación que tienen. Realmente no les hace falta nada más que su compañía. Pero esa relación tan equilibrada que han construido se puede ir al carajo cuando no trabajan juntos por conseguir objetivos positivos. El no trabajar por conseguir la positividad en la pareja puede hacer que la negatividad inunda los sentimientos tanto de Tauro como de su pareja. Para que esto no llegue a pasar lo único que le hace falta a Tauro es tiempo y dedicación. Eso para él/ella no es nada complicado, está muy acostumbrado/a a trabajar duro para conseguir todo lo que se propone y si se ha propuesto conseguir que está relación sea para siempre lo hará.

Hará todo lo que haga falta para que esa persona tan especial no desaparezca. Lo que necesitan tanto Tauro como su pareja es dejar de mirar al pasado y mirar al futuro construyendo una nueva vida juntos. Joder, que la vida son dos días, hay que dejarnos de tantas tonterías, el pasado, pasado es… y nunca volverá.