Hay amores que son más que el encuentro de dos cuerpos. Amores que te invitan a abrazar tus miedos, que no se asustan cuando tus manías se hacen presentes. Son los que te toman de la mano, los que no te juzgan, los que te invitan a descubrir la mejor versión de ti. Ahí es cuando tocas la gloria… Estos son los signos que te suben a la Luna con sólo sentir su aliento. 

1.- Géminis 

Eres quien tiene el amor en la mirada, en las frases que dices al oído, en las ganas que tienes de romper con todo a tu paso. Eres quien honra la sensibilidad, tienes el don de tocar lo más profundo del corazón del otro. Hay una parte de ti que rompe con lo convencional, que invita a la otra persona a vibrar y descubrir cosas sobre sí mismo que ni siquiera imaginaba. Eres sinónimo de seducción, de creatividad, de entrega. Contigo las charlas son infinitas y sin filtros, porque le das la confianza a tu pareja de que diga realmente lo que siente sin temor a ser juzgada. Cada experiencia a tu lado es inolvidable y eso a su vez la vuelve adictiva. Sabes muy bien lo que es abrazar la Luna. Sí, Géminis es uno de los signos que te suben a la Luna con sólo sentir su aliento. 

2.- Escorpio 

Un signo que te invita a lo prohibido, dile eso que te da miedo, para que Escorpio lo grite a los cuatro vientos. Es con quien puedes dejar que tu sombra se libere, no le asusta tu lado más oscuro, al contrario, lo respeta y es capaz de enamorarse de una forma tan intensa, que hace que tus amores del pasado se queden ahí.  Pasar tiempo con Escorpio es sinónimo de descubrir un montón de sensaciones, es quien despierta tu lado pasional, eso que has tenido guardado por mucho tiempo, pero te asustaba ser juzgado. Escorpio te lleva a la Luna y de ahí ya no quieres bajar, es el tipo de persona que quieres que camine a tu lado por el resto de tus días. Lo tiene todo, pero pocos lo descubren. 

3.- Sagitario 

Sagitario es el tipo de amor que se sumerge en tus secretos y ni siquiera te presiona. Te hace sentir tan cómodo que cuando menos piensas terminas contándole tu vida entera. Es el tipo de amor con el que puedes ver películas, salir a pasear, viajar, acelerar el corazón con un montón de adrenalina, pero…también es quien te invita a conocerte de una forma muy peculiar, te inspira y quiere verte volar. Tiene un lado insaciable que evita que te aburras a su lado, es el amante perfecto que rompe con la monotonía, pero cuando se trata de luchar por un sueño es el primero en poner disciplina. Son los maestros que la vida te presenta y a ti de lo único que te dan ganas es de quedarte en su vida. 

4.- Libra

Libra tiene una facilidad de amar que te asusta, porque se entrega de una forma muy real, de esa que no critica, que sólo llega a tu vida para contagiarte de su buena vibra. Sus cualidades te envuelven, te hacen sentir especial y cómodo, que es lo que más importa. Pocos tienen la valentía de reconocer los defectos en el otro y aún así deciden estar a su lado todos los días. Libra quiere que su pareja muestre lo mejor de sí mismo, es quien te motiva en todos los sentidos y esa es la razón por la que invita a abrazar tu autoestima. Ahí es cuando sientes que tocas el cielo, cuando la satisfacción de que nada te falta te da paz. Libra es de los pocos amores que te ve sin filtros y te sigue eligiendo. 

5.- Cáncer 

El amante complaciente, detallista, dedicado, el que no entiende de razones cuando se trata de entregar el corazón, simplemente le hace honor a la incondicionalidad. Cáncer te enseña qué se puede querer desde tus raíces y sin miedo al compromiso. Es tan dedicado que te ayuda a descubrir cosas que ni tú mismo conocías de ti. Te motiva a atreverte y dejarte llevar en todos los sentidos. Siempre está dispuesto a darte gusto, sentirlo cerca es vivir en la Luna, una fantasía que huele a realidad. No te suelta, quiere verte triunfar, deseoso de aplaudir tus victorias y darte la mano en los peores momentos. Cáncer es el amor que vas a recordar el resto de tus días, aunque la relación termine.