Querido amigo Tauro. Si alguien te preguntara de qué te sientes más orgulloso en tu forma de ser, seguramente responderías: de todo. Pero que nadie piense que es chulería ni vanidad. Contestarías eso y algo más: yo soy como soy, y es lo que hay. Y es que Tauro tiene las ideas tan claras y tan fijas que sabe como es, se acepta y no anda pensando en cambiar lo malo pero tampoco en vanagloriarse de lo bueno.
Nosotros tampoco cambiaríamos mucho en ti, Tauro. Quédate tranquilo. Hemos estado haciendo una relación de todo por lo que deberías sentirte orgulloso y la verdad es que la lista es como para quedarse muy cerca de ti. ¡Y tan a gustito!


Tauro, siéntete orgulloso:

• Porque a la hora de trabajar eres responsable y constante (y todo eso también lo valoras en los demás).
• Porque usas tu paciencia y tu inteligencia para tomar decisiones acertadas. Y además, las mantienes y defiendes pase lo que pase.
• Porque quien te tiene cerca, como amigo o como pareja, una vez que se haya ganado tu confianza, tendrá Tauro para toda la vida (y se puede sentir orgulloso de que le hayas elegido).
• Porque sabes sacar el mayor partido posible a todo lo que funciona. Donde otros se aburren y quieren cambiar por cambiar, tú explotas todas las posibilidades.
• Porque no te gusta improvisar ni andar cambiando de ideas, de planes, de amigos, de trabajo… Para ti, hacer lo contrario, no es bueno. Y tienes muchos argumentos para demostrarlo.
• Porque tu gente es lo más para ti. Y les defiendes a muerte. Tu familia se siente protegida contigo, tus amigos apoyados y la persona a la que amas, amada a muerte.
• Porque te gusta la seguridad que ofrecen las cosas materiales y eso te lleva a crear entornos en tu casa o en el trabajo muy acogedores. Tanto en la decoración como por la armonía en el ambiente.
• Porque quienes están a tu lado en lo bueno y en lo malo, te van a tener siempre: en lo bueno, lo malo, lo peor, lo peor de lo peor… te van a tener SIEMPRE.
• Porque tu terquedad no es un defecto sino una virtud. Es firmeza para defender lo que quieres o lo que piensas.
• Porque eres el aliado perfecto cuando los demás quieren defender una idea que es la misma que tienes tú.
• Porque la palabra placer se inventó pensando en ti. Lo pides y lo necesitas pero es cuando lo das, es para morirse… ¡de placer!
• Porque en el amor ofreces una seguridad y una estabilidad impresionantes (lo que todos queremos, por mucho que pidamos aventura y locuras).
• Porque eres muy prudente para elegir tus amistades, y para todo en general: amores, trabajos, inversiones…
• Porque ofrecer una relación estable no quiere decir que tu pareja se vaya aburrir. De eso nada. La pasión y el sexo sensual taurino enganchan.
• Porque sabes administrar el dinero perfectamente, y callar la boca a los que te pueden acusar de ser un poco rata. ¡Bien que se arriman a ti y a tu estabilidad económica cuando la tienes!
• Porque tu gusto por lo estético y lo bueno de la vida te hace una compañía perfecta tanto para salir de museos y disfrutar de una buena comida, como siendo anfitrión y preparando tu casa para que nadie se quiera ir pronto de ella.
• Porque puedes ser posesivo pero no tanto como perder a una pareja a la que quieres a muerte. En ese caso se te verá un poco el plumero posesivo pero el que gusta y hacer sentirse al otro muy protegido y mimado.
• Porque tu apodo podría ser La roca. Por estable, por fuerte, por duro si hace falta. Y porque eres siempre así pase el tiempo que pase, y tengas la edad que tengas.
• Porque le subes la autoestima a los que están cerca de ti por ser una persona tremendamente agradecida con la generosidad y los detalles de los demás.
• Porque a tus amigos les das un trato especial pero con los conocidos también eres amable y educado.
• Porque no sales corriendo a buscar cambios o a recibir las novedades, pero si llegan y están bien argumentadas y razonadas… ¿por qué no?
• Porque a la hora del sexo, tu potencia e intensidad se combinan con la sensualidad y el cariño. ¡Ufff!
• Porque tu fidelidad es la que inspira la mayor parte de las películas románticas que tanto nos gustan a todos.
• Porque te gusta tanto la comodidad, que cuando la tienes, creas un buen rollito a tu alrededor que nadie se atreve ni quiere estropear.
• Porque eres alguien tan práctico que en cualquier trabajo eres una pieza fundamental. Una pieza irremplazable para muchos.