Escorpio ama el amor. Ama sentirse realmente querido. Ama establecer un vínculo lleno de confianza con una persona que le llene por completo. Ama los pequeños detalles que la vida le regala cuando la suerte le sonríe. Ama la estabilidad que le proporciona el estar con alguien que consiga calmar sus nervios. Ama ser la otra mitad de esa persona que ame todas y cada una de sus imperfecciones.

Escorpio es pasión, adrenalina, lujuria y magnetismo en estado puro. Pide que te muestres tal y como eres. Que no escondas ni un ápice de tu personalidad por miedo a ser rechazado. Escorpio no te va a mandar a la mierda por las imperfecciones que puedan aparecer a lo largo de la relación, al contrario, te agradecerá en el alma que te muestres con transparencia y que no te avergüences de cómo eres.

Escorpio pide sinceridad, cooperación, noches de locura, pasión sin control, amor, caricias, cariño, un mundo contigo. Lo quiere todo. A tu lado. Y que pase lo que tenga que pasar, pero siempre unidos. Quiere que su voz tenga relevancia y que tu voz no se siente intimidada por la suya. Quiere que le digas las cosas claras, que no te calles nada por miedo a su reacción. Escorpio quiere una vida que esté construida bajo los pilares del amor en mayúsculas, y que los cuentos chinos, se queden en China. Ni más, ni menos. Si estás con el Escorpión, sólo tienes que aceptar una regla importante: o todo, o nada.