¿Hay algo mal en mí?, ¿me estoy equivocando? Cuando vas de una relación a otra te enfrentas a un montón de preguntas. De pronto, puedes sentirte culpable, porque por más que quieras el vínculo no permanece. Parecen emociones instantáneas que con el paso del tiempo desaparecen y duele. Duele porque a nadie le gusta terminar con el corazón roto y menos romper el de alguien más, ¿por qué te cuesta tanto mantener una relación a largo plazo?

1.- Aries

El punto es que hay momentos en que sientes que la vida es como esa caricia que te da el viento de forma repentina, se siente bien, pero luego la sensación desaparece y vuelves a la realidad. A veces, sientes que por más que lo intentas no logras tener éxito con alguien y es que te aburres fácilmente. Necesitas una persona que esté dispuesta a ir a tu ritmo, alguien que te mantenga con el interés. Una pareja que no sólo te tome de la mano para tus locuras, que te invite a hacer las suyas.

2.- Tauro

El problema es que tu terquedad no siempre es una buena compañía. Digamos que hay una parte de ti que disfruta cazando, te gusta esforzarte y darlo todo durante la conquista, pero, ¿después qué sigue? Cuando ya la persona deseada está a tus pies, empiezas a perder la chispa que te atrapó al principio. Entras en una especie de rutina y ahí es cuando todo se derrumba. Muchas veces te quedas con la persona porque no tienes el corazón para decirle adiós, aunque sabes en el fondo que no eres feliz.

3.- Géminis

Una llamarada de emociones, Géminis es tan cambiante que ni siquiera él mismo tiene el control de lo que va a querer en un rato. Eres una persona que cuando se entrega al amor lo haces como en los cuentos de hadas, sin miedo y con la idea de terminar con un final feliz. El problema es que no siempre pones los ojos en la persona correcta, hay veces que te enamoras de aquellos que sólo quieren pasar el rato. Sí, es posible que su amor sea genuino pero están lejos de pensar en algo formal.

4.- Cáncer

¿Amar? Pese a que eres uno de los signos del zodiaco más amorosos, te cuesta trabajo entregarte por completo. Quizás pueden confundirse porque eres sumamente atento cuando alguien te importa. Porque tu corazón está lleno de bondad y no lo piensa dos veces cuando se trata de ayudar. Pero de ahí a que sea amor verdadero, hay una brecha muy grande. A veces, no duras en las relaciones porque cuando empiezas a perder el control de tus emociones huyes, una parte de ti le aterra la felicidad y que termine mal.

5.- Leo

El punto es que eres demasiado independiente, demasiado trabajador y si a eso le añadimos que también brillas demasiado, resulta un tanto difícil que alguien tolere tanta presión. El problema con tus relaciones a largo plazo es que eres muy exigente, tus expectativas cambiaron desde la primera de tus rupturas y ya no estás dispuesto a ser un pañuelo de lágrimas. Te rindes porque no toleras las discusiones y a las primeras te marchas.

6.- Virgo

¿Un compromiso? En el caso de Virgo entramos a una dualidad constante, porque realmente estamos hablando de un signo muy entregado, que no se anda con juegos y sí le gustan las relaciones a largo plazo. El problema es que no siempre está listo para ellas, porque sus prioridades son muchas, es un signo tan inteligente, independiente y activo, que muchas veces decide mejor la soltería. Virgo es práctico y hay momentos que prefiere no lidiar con el drama. Así que ahorita no, pero gracias.

7.- Libra

Libra es el alma a la que cuesta mucho enamorar porque es un signo extremadamente indeciso, cuando menos piensas ya quiere otra cosa. Sin embargo, sí cree en el amor, sí le gusta entregarse, pero hay algo que le impide sentirse satisfecho, ahí es cuando empieza a poner pretextos para terminar. Digamos que al principio es divertido porque lucha por algo que no puede tener, pero luego que la persona se pone a sus pies, ya no es tan atractivo. Libra lucha un poco con el drama y la estabilidad.

8.- Escorpio

Escorpio lo piensa todo veinte veces antes de entregar su corazón, porque es muy emocional y no está listo para lidiar con alguien que no entienda su manera de pensar. De pronto, se ocupa en su familia, sus sueños, la casa, el trabajo, viajes. Digamos que tiene prioridades que no está dispuesto a soltar por alguien que no vale la pena. Puede que los llamen fríos porque si quieres irte te abren la puerta. Escorpio no ruega, porque sabe bien lo que quiere y por un amor no se va a derrumbar.

9.- Sagitario

¿Alguien dijo relación a largo plazo? La verdad es que Sagitario es como una hoja cayendo de un árbol, simplemente se deja llevar y que la vida lo coloque en donde tenga que estar. No es alguien que se ponga a exigir compromiso, al contrario, valora cuando entienden su alma libre. Es un pensador, loco y divertido, siente que tiene la juventud perfecta para gozar y después pensar en algo más serio. Digamos que muchas veces terminas las relaciones para probar nuevos labios, mejor eso que ser infiel.

10.- Capricornio

Si hay alguien que es cuadrado del zodiaco, sin duda, estamos hablando de la mentalidad de Capricornio, es un signo que exige que le digan si todo está bien, las veces que sean necesarias. No obstante, tiene miedo de las relaciones a largo plazo, porque le aterra equivocarse, es demasiado perfeccionista y no quiere terminar entregando todo a la persona equivocada. Es por ello que prefiere huir, es mucho más fácil que terminar con el corazón hecho pedazos.

11.- Acuario

Acuario puede amarte con todo su corazón, puedes ser esa persona especial, puede divertirse como niño a tu lado, pero eso no quiere decir que su libertad quede de lado, al contrario, es un signo que cuando siente ataduras empieza a correr. Son pocos los que entienden la forma en que Acuario ama, es distante, le cuesta expresar su cariño de forma exagerada, pero cuando valora a una persona le demuestra que estará cuando más lo necesite. Acuario se siente presionado con la idea del compromiso.

12.- Piscis

Aunque muchos crean que por ser uno de los signos más sensibles del zodiaco, Piscis está dispuesto a hundirse en los brazos del compromiso, no siempre es así. Hay momentos en que piensan demasiado, no están seguros si son ellos idealizando a la persona o si realmente vale la pena seguir estando juntos. De pronto se vuelve una exigencia interna, quiere responder a todas sus preguntas y no encuentra salida. Piscis termina saboteando la relación y se queda con la incertidumbre de si hizo o no lo correcto.