Los demás se alegran de tenerte en sus vidas, Sagitario, porque transmites una buena vibra increíble. Eres la alegría en persona y tienes muchísima energía en tu cuerpo, tanta como para dar y regalar. La gente quiere estar a tu lado porque contigo nunca se aburren, contigo la vida es una montaña rusa llena de diversión y de buenos momentos. Y es que cuando dicen que eres el alma de la fiesta, tienen toda la razón del mundo.

Contigo nadie se aburre nunca gracias a ese sentido del humor tan especial y divertido que tienes. Eres alguien a quién le gusta hacer reír a los demás y que no tiene miedo a hacer el ridículo. Vida solo hay una y tú no quieres malgastar tu tiempo estando amargado o teniendo miedo a no hacer algo por no quedar mal.

Es increíble lo que puedes llegar a cambiar el estado de ánimo de los demás. Sagitario, eres tan optimista que una de las misiones que tienes en la vida es hacer feliz a los demás. Siempre ayudas a todo el mundo a ver el lado bueno de las cosas. La gente se alegra de que estés cerca porque saben que siempre tendrá tu apoyo y siempre les darás el ánimo que necesitan para seguir adelante. Eres capaz de sacar sonrisas a cualquiera, Sagitario, incluso en los momentos más duros y difíciles.

Pero, sobre todo, la gente que se alegra de tenerte en su vida porque contigo se sienten libres, contigo sienten que pueden ser quién quieran ser. Además, tú siempre estás ahí para dar ese pequeño empujón a quién lo necesite. Siempre ayudarás a tu gente a salir de la zona de confort y superar todos los miedos. Contigo, Sagitario, todo es distinto.

La gente quiere estar contigo porque a tu lado no existen los miedos, las inseguridades ni los defectos. Contigo, solo existen las risas, los buenos momentos, la buena vibra y la sinceridad. Para ti lo más importante en la vida es la libertad y quieres que la gente que te rodee sea igual de libre que lo eres tú. Por eso y por tu gran corazón, la gente quiere tenerte en sus vidas.