CÓMO SANAR TU CORAZÓN ROTO GÉMINIS

Hay decepciones que te abren los ojos, decepciones que dejan mancha en tu pasado de por vida y decepciones que pueden llegar a romper tu corazón en mil pedazos Géminis, y aunque te duela reconocerlo… lo sabes. El estar ahí siempre para los demás y anteponer tus propias necesidades a las suyas te pasa factura Géminis. No sabes decir no. Aunque quieras decirlo, no puedes ser alguien egoísta que haga oídos sordos hacia alguien que pide ayuda a gritos. Tu pequeño error es que no sabes poner límites y eso hace que luego tú termines peor que los demás.

Está muy bien que ayudes en todo lo que puedas, pero estaría mucho mejor que tuvieras un poco más de control con tus impulsos y supieses parar antes de tiempo. No todo el mundo es bueno por naturaleza Géminis y tu condena es el tener que sufrir que los demás se vean con el privilegio de contar contigo cuando ellos quieran y no cuando tú puedas. Tu corazón sufre por ello, tú sufres mucho por ello y eso no debería de ser así.

Cuando notes que no puedes más no lo pagues con la primera persona que se te cruce y no te autocastigues Géminis.

Di SI a los planes que te hagan desparecer por un pequeño tiempo de tu entorno habitual. Di SI a las escapadas de última hora con gente que te quiere de verdad. Di SI a la vida Géminis, a tu felicidad, porque tu corazón se merece estar entero. Se merece no tener ni un solo rasguño de ahora en adelante y lo sabes. Tu corazón sabe perfectamente que la vida no es un camino de rosas sin espinas. Quieres querer, quieres amar sin límites pero también quieres que te quieran de la misma manera. Es lógico, lo mínimo que te mereces es eso y más. Para sanar a tu corazón de la mejor manera, aprende a decir Si a cosas que te aporten y deja de decir SI a los cobardes que solo te buscan por puro interés.

2018-04-10T15:32:17+00:00