Así es esto, unas veces te toca ganar y otras estás en medio de la nada viviendo el más profundo de los dolores. No siempre hay tiempo para tirarse a perder, a veces, sólo tienes oportunidad de respirar profundo, limpiarte las lágrimas, maldecir si eso quieres, y agradecer también. Al final, aunque resulte difícil de entender, nadie nos pertenece, hay que dejar ir para seguir avanzando. Estos signos del zodiaco ya han pasado por un montón de grietas y siguen suspirando como el primer día. Ahora, son signos que saben que ni de amor se muere ni de recuerdos se vive. Como dicen por ahí, no hay muchas cosas que te estrujen el corazón, así que hay que darnos la oportunidad de abrazar todas esas emociones. Los de esta lista saben que no todo es para siempre. 

1.- Aries 

Aries, puede sentir que el dolor lo parte en dos, que el insomnio se vuelve su mejor compañero, que ya no ve esperanza en nada. Es uno de los signos que saben que ni de amor se muere ni de recuerdos se vive. Pero en el fondo de su tristeza encuentra las agallas para continuar. Recuerda que es Marte el que guía sus pasos, no alardea, Aries, cumple, y en el momento que se dice que ya no más, así es. Es tan valiente que rompe con sus miedos con tal de recuperar la luz. Es líder, no puede dejarse vencer sólo por alguien que no valoró su compañía. Su audacia lo mantiene firme y prefiere regresar a todo eso que lo llena de alegría, de amor, de calma. Sabe que el amor no te arranca la vida, que no siempre se puede terminar con un final feliz, así que, es mejor despedirse a tiempo. No intentes pedirle a Aries que te espere, porque no lo hará, no piensa ponerle una pausa a su vida por un amor. Los recuerdos se quedan ahí, quizás algunos sean lindos, pero nada más, no volverá atrás. 

2.- Leo 

El impetuoso Leo, el que está acostumbrado a tener la razón. Un alma segura, confiada, heroica, un alma que no puede dedicar su vida a un amor no correspondido. No olvides que es el Sol quien lo gobierna, quien lo llena de brillo, de esperanza, nuevas oportunidades. Llámalo egocéntrico si quieres, no piensa desgastarse por nada ni nadie. Al contrario, una decepción en el amor lo invita al autoconocimiento, a descubrir que en su interior hay una fuerza inquebrantable.  No importa cuánto ame a la persona, se ama más a él. Así que, no te sorprenda si después de noches largas sin dormir y llorar, una mañana inesperada vuelva a sonreír con la misma intensidad de siempre. Leo, sabe que no vale la pena quedarse estancado en el pasado. Eso de guardar luto es para los que ya no están, no para decirle adiós a un amor, no va a cerrarle las puertas al resto. No lo critiques, está lidiando de la mejor forma que puede con todas esas emociones. 

3.- Escorpio 

¿Escorpio asustado por un mal amor? Eso no sucederá ni en las mejores fantasías de sus enemigos. Es uno de los signos que saben que ni de amor se muere ni de recuerdos se vive. Es quien le hace honor a su planeta, Plutón, así que, te va a sorprender con misticismo, con ese lado oscuro de la vida que siempre puede seguir adelante. Está listo para los cambios, para las despedidas, para arrancarse del alma a esa persona con la que compartió todo en su momento. Es un signo que aunque no puede evitar las lágrimas, su inteligencia le permite entender a profundidad la situación. Al final, se queda con la idea de que todo pasa para algo y que todo es temporal, tarde o temprano, volverá a ser el mismo Escorpio de siempre. Desde luego, está dispuesto a correr el riesgo que le ponga la vida, y si eso es sinónimo de volverse a enamorar, lo hará. No juzgues a un Escorpio si acaba de terminar con alguien, no se va a casar con el primero que aparezca en su camino, pero, una distracción no le hace mal a nadie. Quiere disfrutar, volver a sentir, recuperar esas carcajadas. 

4.- Acuario 

¡Salud! No es que Acuario festeje sus desdichas, sin embargo, su orgullo es mucho más grande que cualquier dolor, sencillamente no le va a dar el gusto a nadie de verlo hecho pedazos. Es Urano el que lo gobierna, así que, tiene el valor de aceptar la incertidumbre, de abrir nuevos caminos y simplemente dar lo mejor de sí mismo. Cuando un amor no le corresponde de la forma que esperaba, se prepara para darle vuelta a la página. Acuario, tiene la habilidad de ir contra corriente. De hecho, entre más le digas que no, más lo hace. Si piensas que va a tirarse a la cama por días, llorar y suplicar que esa persona vuelva, estás muy equivocado. Acuario, se promete no volver a dejarse caer por nada ni nadie y respeta su duelo, pero no por eso pondrá en pausa su vida. Porque así es esto, no te avisa nadie del próximo capítulo, y uno nunca sabe, quizás mañana estés preguntándote por qué te detuviste tanto en un lugar, cuando tu verdadera felicidad era estar al lado de alguien más.  

5.- Libra  

Qué te puedo decir Libra, tú sabes que te cuesta mucho trabajo entregarte a un amor, pero una vez que confías te dejas llevar. Tú no conoces otra forma de amar, que no sea desde las entrañas, sin miedos y con ganas de abrazar lo más profundo de las emociones. Eres quien goza conociendo al otro. No obstante, con la misma intensidad que lo das todo, también te puedes marchar. Que nadie ponga a prueba tu resiliencia, porque aunque seas amor en toda la extensión de la palabra, siempre te vuelves a levantar. Los primeros días son duros, grises, y prefieres quedarte en casa escuchando canciones que te hagan terminar en un mar de lágrimas, antes que hacer como que no pasa nada. Libra, dejas que el duelo haga de las suyas, que te limpie de verdad, te permites experimentar el dolor, sabes que el sufrir ya es otra cosa, y ahí no piensas entrar. Nadie se muere de amor, y tampoco puedes seguirle siendo fiel a alguien que no tiene el valor de darlo todo. Lo siento, con Libra no funciona así. 

6.- Sagitario 

Sagitario y la ruptura amorosa, es sinónimo de un proceso duro. Es uno de los signos que saben que ni de amor se muere ni de recuerdos se vive. La verdad es que se le complica decirle adiós a un amor a la primera, porque no es de los que les abre el corazón a  cualquiera. Las primeras semanas son las más intensas, porque siente que la calma desaparece de sus días. En realidad quiere darle vuelta a la página, sin embargo, hay algo que se lo impide y cae en la tentación de los recuerdos. Por fortuna, eso sólo dura un par de horas, el proceso habitual para despedirse. Después dará un paso hacia adelante sin mirar atrás. Nunca subestimes la perseverancia de un Sagitario, porque aunque llore no desiste hasta borrar de su mente el último recuerdo. Es un signo de fuego, así que, sabe cómo lidiar con procesos duros, sin drama y con un punto final bien marcado. Una vez que sacas a un Sagitario de tu vida, ya no hay marcha atrás, no va a permitir que lo tengas en tu lista de antojos, es mucho más que eso. 

7.-  Géminis 

A Géminis le puedes encantar de pies a cabeza, puede que se sienta el ser más feliz a tu lado, que se derrita por tu forma de ser y hasta aplauda algunos de tus defectos. Puede estar profundamente enamorado de ti, sin embargo, eso no significa que te va a rogar. Créeme eso no sucederá, es mucho más que eso. Cuando concluye un vínculo no quiere ni problemas ni dramas, ya bastante ajetreada es su vida y su humor cambiante, como para todavía pintarle  una raya más al tigre. Géminis, tiene claro que en donde su alma no sonríe, ahí no es. Así que, se va a despedir de su expareja, agradecerá lo que tuvieron y hará hincapié en que no hay vuelo de regreso, es un viaje para no volver jamás. Pese a que pueden describirlo como alguien inestable, en realidad cuando Géminis cierra un capítulo en su vida, lo toma muy en serio, sobre todo, cuando amó realmente a esa persona. No está dispuesto a poner en riesgo su corazón todo el tiempo por alguien que no sabe lo que quiere. ¿Por qué? Si hay muchos amores haciendo fila para entrar a su vida. ¡El que sigue!