Es normal que Aries te atraiga, muy normal, tienen esa personalidad fuerte, alegre y positiva que gusta a mucha gente, además, son un terremoto cuando se trata de hacer cosas, trabajadores, activos, divertidos y llenos de energía. Sí, es muy normal que estés pensando en tener un cita con ellos, o un rollo de una sola noche, o quizás quieras compartir toda tu vida con algún carnero, pero antes, lee estos tips que seguramente te ayudarán a entender un poco más su personalidad, sobretodo en el amor… Y tenlos en cuenta ¿vale?

♥ Son muy divertidos. Y optimistas, y positivos, ¿qué algo no sale como se esperaba? No pasa nada, se cambia el plan y punto, la cuestión es divertirse, y pasárselo bien y vivir cada momento como si fuera el último. Aries es así. No desperdiciará ni un minuto de su vida, o al menos, lo va a intentar con todas sus fuerzas, y no, odia que intenten hacérselo perder a él o a ella.

♥ Cuando Aries se enamora es muy intenso, jamás te dirá “te amo” cuando no lo sienta, no va a jugar con esa clase de sentimientos porque odia la hipocresía, el día que te lo diga es porque está colado por ti hasta los huesos…

♥ No hay que tomarse demasiado a lo personal el que te pidan un poco de espacio para respirar. De verdad, no es por ti, es por ellos (aunque esta frase suene típica). Aries necesita a menudo esa “tranquilidad”, esa “libertad”, al fin y al cabo Aries es suyo, sólo que a veces, se comparte contigo.

♥ A Aries le gusta mandar, tener esa voz en la relación, es natural en ellos, no se trata de querer llevar razón o no, simplemente se trata de no darte la razón a ti cuando realmente no la llevas, lo siento pero no… Discutir de vez en cuando no está tan mal, es la riqueza de la variedad, de entender que ni todo es tan blanco ni todo tan negro.

♥ Aries odia la mentira, pero a muerte. Se toma muy muy mal que lo engañen, de cualquier forma, siempre valorará mucho más que digas la verdad aunque la hayas cagado, a que sigas y sigas mintiendo.

♥ Son personas que necesitan acción en sus vidas, que necesitan siempre algo por lo que luchar, piensan cómo alcanzar sus sueños, no se conforman, son ambiciosos con sus cosas, y sí, quizás es complicado seguir su ritmo pero inténtalo porque será lo más interesante que hayas hecho en mucho tiempo seguro… Hará que disfrutes de la vida y que la disfrutes al máximo.

♥ Siempre amarán las personalidades fuertes. A pesar de que le gusta llevar los pantalones en cualquier relación, a Aries le encanta la gente que se le parece en carácter. Si quieres que tu relación con Aries perdure, tienes que estar orgulloso de tu vida, tienes que sentirte bien con las personas a tu alrededor, cuanto más seguro estés de ti y de tus logros, más energía positiva trasmitirás, y sí, más te querrá Aries, no falla…

♥ Son los reyes y las reinas de los impulsos. Será divertido cuando te organicen por sorpresa una escapada inolvidable, o cuando reserve dos tickets para volar a un sitio exótico, o cuando te prepare una cena Low cost organizada dos horas antes de que llegarás. Así es Aries, se le ocurre y se lanza a hacerlo. Lo vas a pasar bien…

♥ Los Aries, a pesar de que les encante relacionarse con los demás, son leales a ti, siempre que la pasión no se haya extinguido. De verdad. Aries puede cagarla muchas veces, puede estar a punto de liarla con terceras personas, puede rozar los límites del flirteo, pero si contigo está bien, de verdad, no los va a sobrepasar. Eso sí, una vez que lo pasa, fue porque tú fallaste primero, porque destrozaste su corazón, porque ya, no tiene nada que perder contigo…

♥ Una vez que se sienta traicionado, no hay nada que hacer, podrá aguantar, podrá parecer que ha olvidado, pero no, si decidió darte una oportunidad será porque quiere que tú puedas remendar tu error, quiere incluso hacerte a ti mejor persona, pero lo hecho, hecho está, y el dolor que le causaste será complicado se arreglar…

♥ Si se comprometen, es hasta el final, de verdad. Bajo toda esa “chulería” que a menudo pueden tener, no es para tanto, en serio, por dentro tienen una sensibilidad que irás conociendo a medida que pases tiempo con ellos, verás que parecían inquebrantables, pero que también se rompen, verás que parecía que no llorarían pero que por nada se le saltan las lágrimas, verás que parecían no tener corazón, pero también que ha sido roto muchas veces y que ahí sigue…