No todo es tan bueno como te imaginabas, Sagitario. Nunca vas a llegar a ser tan perfecto como siempre quieres ser. Y tienes que empezar a asumirlo… Es hora de aceptar que tienes muchos problemas en tu vida cotidiana por culpa de ese carácter y por culpa de ser Sagitario. Ya está bien de hablar solo de lo bueno, ahora toca sacar a la luz tu lado más oscuro, ese lado que te hace ser alguien malvado. Vamos a hablar de las razones por las que eres el peor signo del Zodiaco:

1. Te aburres demasiado rápido de las cosas, Sagitario, y por ello, no puedes parar quieto.

Normalmente pones la excusa de que te encanta la aventura, de que odias la rutina y en eso no hay nada malo. Pero detrás de esto hay otras cosas… Que necesites estar constantemente haciendo algo divertido, hace que no sepas manejar la rutina. Hay momentos en los que realmente te sientes atrapado por ella, sientes que no puedes ser libre y por salir de allí, eres capaz de hacer cualquier cosa. Incluso de hacer cosas peligrosas o que normalmente no harías. Tienes que empezar a saber convivir con una rutina, Sagitario, porque sino vas a acabar muy pero que muy mal.

2. No puedes estarte callado por más de cinco minutos.

Necesitas expresar tu opinión como sea, no puedes aguantar las ganas de hacerlo. Pensarás que es algo bueno, que mejor dar tu opinión que ser una persona falsa. Pero es que, Sagitario, ni siquiera esperas a que nadie te pregunte, tú lanzas la bomba y ahí la dejas. Y a veces haces mucho daño. Hay personas que no quieren escuchar tu opinión, pero a ti eso te da igual. Tú sientes que eres libre de hacer y de decir lo que te dé la gana. Sagitario, deberías empezar a mirar un poco más por los demás. Hay personas sensibles, personas a quienes les afectan más las palabras. No todo el mundo es tan duro como tú…

3. Esa impulsividad que tanto te caracteriza a veces puede estropearlo todo.

Y es que dices y haces las cosas sin pensar en las consecuencias. No miras ni por el daño que vas a hacer a los demás, ni por el daño que te vas a hacer a ti, ni por todo lo que implica. Te gusta el riesgo, pero Sagitario, hay veces que te lamentas de las decisiones que tomaste en el pasado. En el momento, no te importa el futuro, no te importa que te vayas a arrepentir o no. Solamente te importa hacerlo y punto. Hay veces que sabes que te vas a arrepentir y que esa decisión puede arruinar muchas cosas, pero te da igual. Te da absolutamente igual, Sagitario, y eso es algo que te hace ser el peor signo del Zodiaco.

Te puede interesar: 8 Secretos de la personalidad de Sagitario

4. Eres demasiado competitivo. Siempre quieres ganar y quedar el primero.

Te gusta llamar la atención y lo sabes. Amas que todo el mundo te mire, te felicite, que se sientan orgullosos de ti, que te alaben… Y por ello, harás cualquier cosa. No tendrás ningún problema en enfrentarte a tus rivales e incluso, siendo sinceros, Sagitario, no tendrás ningún problema en poner trampas para verlos caer. Tú necesitas llegar primero a la meta sea como sea y sabes que para ello tendrás que ideártelas. Y como eres tan inteligente, ideas no te faltan. Algunas de esas ideas son demasiado maquiavélicas y rebuscadas, pero a ti te igual. Tu único propósito es ganas y los demás te dan igual.

5. Siempre tienes que salirte con la tuya, siempre tienes que llevar la razón. Y esto está muy unido al tema de la competitividad.

No dejas que nadie te intente llevar la contraria, aunque sepas que esa persona tiene la razón. Prefieres seguir defendiendo tus argumentos antes que darle la razón a otra persona. Eres un poco cabezota y lo sabes. Que si, que sabes escuchar a los demás y que te gusta compartir opiniones, pero cuando se tratan de temas más serios, tú siempre eres el que lleva la voz cantante. Tienes que bajar esos humos un poco, Sagitario, tienes que aprender a ser un poco más flexible y a reconocer que tú también hay veces que te equivocas…