CÁNCER TU MAYOR DEFECTO ES TU MAYOR FORTALEZA

El joven Cáncer quiere hacer del mundo un lugar donde todo el mundo sea feliz y donde solo exista bondad. Quiere que todos sean igual que él/ella y que no existan personas malas. Quiere romper todas las barreras y hacer que las calles sean un lugar seguro para todo el mundo. Quiere que deje de existir el daño y que unas personas no hagan daño a otras.

Cáncer es una persona tan sensible que no puede ver como otros sufren.

Pero no se da cuenta que no todo el mundo puede ser igual de bueno cómo es Cáncer. Llega hasta tal punto donde su bondad llega a convertirse en un defecto, de una manera incontrolable. Además, muchas veces Cáncer exterioriza tanto sus sentimientos y es tan bueno/a que los demás se aprovechan de ello. Esto no es culpa de Cáncer, obviamente, pero si intentará controlarlos un poco, se ahorraría muchos disgustos.

El Cáncer maduro ha aprendido a gestionar mucho mejor sus sentimientos, sobre todo para que sea su propio dueño de sus emociones y que nadie se aproveche de ellas.

También se ha dado cuenta de que no tiene que ser tan bueno/a con todo el mundo, sino solo con aquellos que de verdad se lo merezcan. Cáncer ahora no dejan que se aprovechen de él/ella y es el dueño de si mismo. Le ha costado muchas lágrimas llegar hasta donde está ahora, pero gracias a eso, ha conseguido todo lo que tiene ahora en su vida. Se ha dado cuenta de que llorar no es malo y de que, si no llora, no puede sacar todo lo que tiene ahí dentro. Pero también ha aprendido que llorar no es la solución a muchos problemas y que la mejor solución es enfrentarse al problema de frente, agarrando al toro por los cuernos. Así es como Cáncer ha conseguido ser quién es hoy en día y gracias a todo eso ha logrado que su defecto sea su mayor fortaleza.

2018-05-08T09:53:43+00:00