¿CÓMO SABER SI LE GUSTAS A LIBRA?

Empieza a leer porque aquí vas a encontrar varias pistas para saber si Libra está pensando en hacerte un hueco en su vida. Y las vas a necesitar porque donde hay un Libra nada es lo que parece. Aparentemente. En fondo, lo que te vas a encontrar es un pedazo de tesoro.

Lo primero que tienes que hacer con tu Libra es no confundir su encanto y buenas maneras con que lo vas a tener fácil para ver sus armas de conquista y dotes de seducción. Difícil tampoco pero estate preparado para ver un poco de todo. No le menosprecies y te quedes sólo con su encanto e imagines un caminito de rosas. A Libra le va el juego, y aunque sea un juego tranquilo, es un buen contrincante. ¡No bajes las guardia! Sobre todo porque mientras no tenga claro cuánto le gusta alguien, los tonteos le gustan mucho y los domina a la perfección. Y puede que si te conquista rápido, pierda su interés.

Hemos empezado dándote unos consejos que parece que Libra sólo quiere jugar contigo, que no se centra y que tiene un absoluto control. Nada más lejos de la realidad. Libra es un signo dual y muy versátil. Todo eso le lleva a mostrarse de mil maneras y a ofrecerte una de cal y otra de arena. Dominando o siendo dominado. Seduciendo o siendo seducido. Por eso queremos ayudarte, para que no te confundas con muchas de las señales que veas.

Empecemos por los coqueteos. Y vamos a tratar de enseñarte cuando el coqueteo de Libra es inocente y cuando no. Libra es agradable, confía en la gente, le gusta la gente y conecta con ella. Si muchas personas se toman eso por un coqueteo es su problema. Precisamente cuando Libra se interesa por alguien de verdad, ni es tan amable, ni es tan abierto ni es tan encantador. Y ahí estás tú. Fíjate si contigo se calla más de lo normal, y fíjate si te mira con indiferencia, y le habrás cazado. La amabilidad está en su naturaleza pero cuando alguien se acerca a tu corazón, se ponen más mohínos y reservados. Es como para volverse loco ¿no? Aunque siendo positivos, ¡vas a ser de las pocas personas que se alegren cuando alguien las mire mal!

Ya metidos en faena, llegan los puntos delicados de Libra a tener en cuenta. Todos sabemos de su búsqueda constante del equilibrio. Esto le lleva a ser indeciso y eso va a condicionar el desarrollo de vuestro tonteo. Un día te a va demostrar mucho y otro menos; un día te llegarán tantas señales que ni tendrás tiempo de analizarla y sopesarlas, y otra semana no sabrás nada de tu Libra en varios días. Todo eso puede confundirte algo, claro. Pero como estás avisado, no te va a pillar de sorpresa, ¿verdad? Sus dudas van siempre a su lado y le llevan a tardar en elegir, pero cuando lo hacen, casi nunca se equivocan. Mejor déjale que especule y que te haga alguna cobra si al final se va a quedar contigo. Y de eso deberás encargarte bien: marca tú algunos pasos para que te siga, demuéstrale seguridad porque es experto en detectar las dudas en los demás y dale algo más que un físico potente como estímulo. Adora la estética, en la vida, en la casa y en las personas. Pero una cabeza bien amueblada también le pone mucho.

Como verás, con tu Libra va a ser cosa de dos. Dos movimientos unidos hacen uno sólo perfecto. Libra te pondrá la corona y seguirá intentando agradar a todo el mundo con su charla y su presencia, pero será contigo con quiera estar. Te halagará, tendrá detalles contigo y hablará maravillas de ti a los demás. Tú ve dándole empujocitos y demuéstrale que hizo bien confiando en ti.