A cada cual, según como seamos y según nos rompan el corazón, nos harán más o menos daño; lo romperán en dos (con arreglo) o en mil trocitos (que llevará mucho más tiempo recuperar y volver a pegar). Nadie tiene el secreto pero según tu signo, sí que puedes saber lo que mejor les funciona a otros como tú. Estaría bien saberlo porque cualquier ayuda es buena si eso allana el camino del dolor. 

ARIES

Aries sobrelleva el desamor como puede por dentro pero por fuera todo puede ser un poco caótico, se enfadará con el mundo, mucho, y consigo mismo. Probablemente tarde un poco en darse cuenta de que esa persona no era para él/ella. Se cabrea por el tiempo en el que estuvo equivocado más que por el desamor en sí. Tratará de combatir sus emociones de cualquier forma, saliendo, disfrutando al máximo, pasando tiempo con sus amigos, dando todo de sí mismo, todo lo que no pudo dar mientras estuvo enamorado. Pero también tendrá sus momentos a solas, y esos serán los peores, llorará de rabia y de impotencia pero cuando menos se lo espere volverá a estar ilusionado otra vez. Menos mal que en el fondo es optimista y sabe lo que vale y lo que merece. A veces se da cuenta tarde sí, pero se da cuenta.

TAURO

Cuando a Tauro le rompen el corazón tarda en recuperarse y sobretodo tarda en confiar plenamente de nuevo, si es que lo hace. Le jode enormemente haber dado tanto, haber apostado y haber “perdido”, y ahora tener que rehacer todo de nuevo otra vez. Y solo. No es que no sepa hacerlo, pero como Tauro lo dio todo en su momento le cuesta adaptarse otra vez a tener una nueva etapa. Le cuestan mucho los cambios, y sobretodo los cambios que son dolorosos. De cara al público estará entero, como siempre, acostumbrado a poner buena cara cuando por dentro está hecho mierda, pero en el fondo todo será mucho más complicado. Y lo peor es que sin querer, “castigará” a los que vengan no fiándose de nadie. Menos mal que todo pasa y que con Tauro, nunca se acaba el mundo por nada.

GÉMINIS

Géminis no pasará página deprisa no, Géminis va a quemar el libro si hace falta. Cuando le rompen el corazón sacará un orgullo de muy dentro para tratar de olvidar lo antes posible todo. Claro que, no sin antes hablar con todos sus amigos y contarles lo cabrón o cabrona que han sido con él/ella. Necesita desahogarse y sentir a los suyos cerca. Le costará superarlo sí, pero también pondrá todos los medios para hacerlo cuanto antes. Es muy probable que se de un poco a los excesos, y también que recuerde una y otra vez demasiados episodios de su relación, diciéndose a sí mismo/a cómo pudo estar tan sumamente ciego. Géminis llorará y se lamentará sobretodo del tiempo perdido, pero también estará abierto a las personas que le lleguen, quizás mucho más abierto que nunca. Sabe que un clavo no quita otro clavo pero también sabe que ayuda a curar algunas heridas.

CÁNCER

Si a Cáncer le han roto el corazón, la has liado. El cangrejo no olvida y le costará horrores separarse de la persona que ama, a veces incluso aunque esa persona sea lo peor de lo peor y le esté haciendo un daño terrible. Cáncer se ciega por momentos, y probablemente ruegue incluso, se arrastre para que no le dejen… Es triste sí, pero en esos momentos no ve más allá, no se imagina una vida sin esa persona, no se imagina tener que empezar de nuevo todo. Y cuando no haya más remedio ya se aislará, se meterá en su caparazón sin ganas de hacer nada, ni de ver a nadie, solo, sumido en su más profundo dolor. Y pasará un tiempo así hasta que un día, cualquier cosa o persona vuelva a ilusionarlo. Y se dejará llevar otra vez. A Cáncer le encanta tener la sensación de estar enamorado. Y aunque su estado de ánimo sea un tiempo de lo más inestable, volverá a renacer, volverá a sentir esas mariposas en el estómago. Pero eso sí, perdonar y olvidar la etapa anterior le costará mucho trabajo.

LEO

Cuando a Leo le parten el corazón estará triste sí, y muy jodido por dentro pero tienes una fuerza que hace que pueda con eso y con todo. Tiene las ideas bien claritas aunque un palo así cueste mucho pero al fin y al cabo su única opción es seguir adelante. No hay más. Llorar por lo perdido no merece la pena, eso lo tiene claro, pero más claro tiene lo que vale, y también sabe que tarde o temprano le volverán a echar de menos otra vez, porque Leo deja huella, que eso no se le olvide a nadie. Así que Leo, ni mira atrás, ni intenta llorar y en cuanto puede, busca sustituto/a. Y mucha vida social o planes entre amigos que le quieren, esto es lo más importante de todo. Habrá momentos en los que esté roto, evidentemente, pero con el apoyo de los suyos saldrá de esta. El amor no lo va a ser todo en su vida, lo tiene claro.

VIRGO

Virgo tratará de pensar siempre que todo pasa por alguna razón, tiene una terapia personal que le va bastante bien. “Fue bonito mientras duró y la verdad que ahora toca renovarse” Eso es lo que piensa Virgo. Trata de no quedarse con lo negativo y sobretodo tratar de no echar leña al fuego. Puede estar súper jodido por dentro, está claro, pero se le da bien estar solo, sabe estar solo y no necesitar a nadie y aunque en lo más profundo de su alma esté sufriendo, saldrá adelante como siempre hace gracias a la actitud que le pone a todo. Habrá momentos en los que se quiera morir pero sabrá pasar página. Le verás complicarse poco en temas de amor pero por dentro y en el fondo, a Virgo le duele, y notarás que no quiere apenas hablar de la historia. Mejor pasar y no remover, así todo parecerá que se va mucho más deprisa.

LIBRA

Libra se apaga, se marchita como una flor cuando le rompen el corazón, y a pesar de que no todos notarán su dolor y su sufrimiento, su sonrisa ya no es tan grande como solía ser, habla menos de la cuenta y trata de evitar preguntas incómodas que le recuerdan a eso que ya es pasado. Libra analiza mucho las cosas pero actúa también desde el corazón así que, a pesar de tener claro que quizás era lo mejor que podía pasar, su corazón se aferra a tratar de entender los porqué, a buscar una explicación a lo que ha pasado, a qué ha hecho mal… Pero Libra es un signo de aire que al final si se estanca en algo se muere lentamente así que, poco a poco, suavemente, Libra va tocando tierra y un día, cuando menos se lo espera, ni nadie tampoco, Libra vuelve a estar abierto al amor. ¿Quizás un poco más desconfiado? Un poquito más, pero sólo un poquito.

ESCORPIO

Escorpio sabe lo que es tener el corazón roto, pero cada vez que le pasa sigue sufriendo de la misma manera. Todo pasa por alguna razón, Escorpio lo sabe y tarde o temprano su teoría se refuerza, sobretodo cuando comprende que lo que pasó fue por algo mejor, aunque tarde en llegar. A Escorpio no se le nota herido siempre, o al menos es lo que trata de demostrar a los demás. Los que lo conocen bien saben por el mal trago que está pasando pero el resto probablemente ni se percate. Escorpio se aísla, pasa por ese proceso solo, se lame y se cura sus propias heridas y no necesita a nadie. Escorpio no muestra, pero eso sí, sufre como el que más. Sobre todo por el fracaso, así lo siente, por perder algo que valoraba, algo por lo que lo había dado todo. Porque Escorpio juega a caballo ganador y cuando sale mal, se enfurece por haber perdido. Y si no puede vengarse, lo hará consigo mismo y se removerá en los recuerdos. Hasta que otra vez vuelva a iluminar su vida. No tardará mucho no. Escorpio no cae tan fácilmente.

SAGITARIO

Sagitario sufre cuando le rompen el corazón, y quizás sufra más que ningún otro signo. Empieza a plantearse muchísimas cosas, por qué no se dio cuenta antes, por qué no dejó todo cuando realmente veía cosas que fallaban, por qué si sabía que iba a ocurrir no hizo algo. Eso es lo que se plantea Sagi, cómo no pudo darse cuenta antes de que la relación tenía una fecha de caducidad, cómo no supo cortarla. Quizás se muestre distante cuando su corazón está herido pero de verdad, poco más. Como siempre no estará, pero hundido tampoco. Para Sagi, llorar por algo que no pudo ser es un poco perder el tiempo. Es más, cree que debería enfocarse al contrario: lo que ha sucedido es un paso para encontrar algo mejor. A todos nos duele una ruptura pero al menos Sagitario intenta mirar hacia el futuro en vez de estancarse en el fango.

CAPRICORNIO

Cuando a Capricornio le rompen el corazón tardará un buen tiempo en recuperarse, pero siempre procurará entretenerse con otras cosas. Le jode, claro que le jode, sobretodo porque probablemente entregó todo de sí mismo para que las cosas salieran bien, probablemente se abrió en canal dando lo máximo que podía dar, incluso se abandonó por complacer al otro. A Capri le pasa a menudo, te da hasta la sangre cuando está enamorado. Pero lo superará, como siempre hace con todo. Se centrará en sus proyectos, quizás alguno que tenía abandonado, empezará con sus obligaciones otra vez, y así, poco a poco, irá distrayendo al dolor. En el fondo, Capri está acostumbrado a estar solo, así que, vuelve a este estado, con todo el dolor de su corazón sí, pero con más fortaleza si cabe. Y lo hará controlando no hablar mucho de sentimientos. Cuanto menos le hagas caso a algo, antes desaparece. Pues adiós dolor.

ACUARIO

Acuario sabe sobrellevar al desamor bastante bien. Eso no quita que pueda estar roto por dentro pero siempre intentará analizar la situación y llegar a un punto de entendimiento. Sí, está claro, cuando rompen el corazón de Acuario, éste se quiere morir en ese momento pero trata de aplicar la lógica en todo. Probablemente era algo que tenía que pasar tarde o temprano, no le pilla tanto de sorpresa porque lo veía venir. Pero Acuario es fuerte, y aunque esté roto por dentro seguirá con su vida en unos días, y comenzará a centrarse en sus asuntos, y lo hará con muchas más ganas que nunca. Acuario es frío a la hora de tomar decisiones y aunque su corazón esté hecho añicos seguirá con su vida, sin caer, sin depresiones duraderas, sin necesidad de aislarse del mundo y de llorar mantos de lágrimas. La vida sigue y Acuario lo tiene más que claro, solo o acompañado hay muchas cosas que hacer en este mundo. Tiene que dejar huella y no hay más tiempo que perder, así que, a otra cosa.

PISCIS

Cuando a Piscis le rompen el corazón necesita llorar, sacar toda la rabia que tiene dentro, y desahogarse, desahogarse muchísimo. Es bueno que busque a gente para hacerlo, a su gente cercana, pero el problema es que a veces se aísla y no quiere saber nada de nadie por un tiempo. Y no es eso lo que más le conviene. Porque Piscis solo se come muchísimo la cabeza, Piscis solo vuelve a sus recuerdos una y otra vez, y se regodea en ellos, en los buenos, en los malos, y otra vez le llega la nostalgia y la tristeza. El pez necesita llorar, claro que sí, porque eso le libera del dolor y le trae un poco de paz. Entre lágrimas, Piscis puede preguntarse por qué siempre elige tan mal, pero vamos, cuando es feliz, se felicita por elegir bien. Eso sí, se promete una y otra vez hacerle más caso a su intuición en vez de perseguir una historia de amor solo porque parecía “bonita”. Su intuición es al final, la que nunca le falla. Saldrá de esta con ayuda de su gente, que será la que le abra los ojos a algo que ya sabía: tenía que pasar.