LA VIDA SENTIMENTAL DE VIRGO

Si le preguntáramos a Virgo cómo es su vida sentimental no se daría mucha prisa en contestarnos. Porque aunque tenga vida en este sentido, Virgo tendría que analizar bien la respuesta y tendría que ver qué matices destacar en todo en este tema. Vamos a ver si nosotros, haciéndolo a nuestra manera, os damos una visión objetiva y práctica (muy al gusto de como enfoca Virgo su vida).

Los Virgo no son unos seductores al uso. Conquistan casi sin apenas ponerle interés, sin currárselo como quien dice. Quien quiere algo con ellos es porque le ha llamado la atención una mezcla de sencillez, de seriedad, delicadeza y buenos modales. Al ser un poco distantes, los Virgo dan la impresión de ser huesos duros de roer y eso siempre es un buen principio para captar la atención de alguien. Conforme avance el cortejo quedará claro que Virgo es selectivo, y por ello los verdaderos interesados/as tendrán aún más ganas de ser los elegidos. En esta etapa Virgo puede convertirse en alguien irresistible, y todo porque va dando los pasos justos y mostrando algo de interés, y mucho desinterés.

Una vez que va avanzando la conquista mutua nos interesa saber qué es lo que siente Virgo. Pues Virgo va mostrando cada vez más lo que siente, sin dejar a la vista todo de golpe, claro. Y siendo muy paciente para esperar a tener lo que quiere. Que no serán grandes pasiones, porque eso no es lo que quiere. Virgo quiere controlar de alguna forma y sabe que en el amor es fácil perder los papeles si no se controla. Lo que no hay que olvidar nunca con Virgo es que ante todo es un signo práctico y en su vida, haga lo que haga, va a pensar, sentir y actuar de forma práctica. Por encima de cualquier otra cosa.

Frenado por su timidez y avanzando con pequeñas técnicas de seducción Virgo se va implicando cada vez más, también porque la otra persona va superando el análisis que Virgo hace de ella (igual que lo hace de todo). ¿A que parece que estamos hablando de algún experimento de laboratorio? Quizás, pero es por exagerar los pasos que Virgo va dando hasta que se entrega de forma total.

En los contactos más íntimos, Virgo tarda igual en besar que en todo. Necesita sentirse muy seguro. Primero empieza con besos tímidos, luego los van haciendo cada vez más íntimos y los siguientes serán ya de los que suben la temperatura, está claro. A la hora de hacer el amor, igual. Mucha planificación y poca espontaneidad, pero es que Virgo funciona así. Y si se le deja que lo haga a su manera, todo sale bien y todo el mundo acaba contento. Es de lo que se trata ¿no? Que Virgo no sea muy romántico ni muy pasional no quiere decir que no consiga ser buen amante. Todo lo contrario. Aprende con todas sus ganas, investiga si hace falta los puntos G del universo, y se pone a la tarea como si estuviera haciendo una tesis universitaria. Y Virgo siempre suele sacar sobresalientes. Pues en esto también.

Cuando Virgo se enamora lo deja claro y actúa en consecuencia, aunque no lo hará con grandes declaraciones de amor o románticas. Y cumple con lo que siente, es coherente. No promete nada que no pueda cumplir y todo lo que promete lo cumple.

A la hora de oficializar el compromiso la discreción de Virgo marca el asunto. Todo se sabrá y se sabrá a su debido tiempo. Y si se celebra algo será sencillo, muy práctico, con detalles, con las personas justas…

Durante sus relaciones estables Virgo es leal, tierno y sabe mimar a su pareja. Su forma de amar no es ruidosa pero es profunda, respeta al otro y es honesta y sincera.

¿Y la infidelidad? A chino le puede sonar esto a Virgo por sus principios morales. Vamos, que no suele ser infiel. ¿Y si es su pareja quien le es infiel? Podría ser. Virgo es muy crítico y perfeccionista y eso suele desgastar bastante al de enfrente y llevarle a buscar aires nuevos fuera del hogar. Pero si esa persona aguanta bien eso de Virgo, no es fácil que le queden ganas de buscar a otras personas porque tendrá mucho a cambio ya que Virgo es bastante completo como pareja.

Si se acaba el amor, aunque no sea por cuernos, veremos una parte de Virgo más desconocida. Las rupturas dejan a Virgo con la sensación de que muere un poco con la relación. No sabe expresar fácilmente lo que siente lo que le lleva a tardar más tiempo en tocar fondo y en volver a subir. Así, Virgo pasará un tiempo envuelto en temores y dudas. En algún momento querrá salir de la zona oscura y hará un análisis de la situación para tomar medidas urgentes. Virgo, tras cada ruptura, sabe que le toca una época de estar solo. Por las dudas que le quedan, por sentirse escéptico de que salga bien si lo intenta de nuevo, y sobre todo, porque se sabe una persona exigente a la que no le va a ser fácil darle entrada a cualquier tipo de persona.