LIBRA Y LAS RUPTURAS AMOROSAS

Dejar pasar la oportunidad de poder estar al lado de un Libra, es la peor decisión alguien puede llegar a tomar.

Porque cuando Libra se va, lo hace para no volver. No esperes una segunda oportunidad, no pienses que se arrepentirá de su decisión de volver a ser feliz de nuevo. Libra lo pasa mal, muy mal. El mundo, se le cae por completo. Enfrentarse a una ruptura entra dentro de su lista de “situaciones que no le gustaría vivir”, pero hay veces, en las que es necesario.

Libra necesita abrir los ojos a base de golpes que le da la vida. Sobre todo para saber qué es lo que le hace bien. No descansará ni dormirá a gusto hasta que sepa cuál fue la razón de esta situación. Libra no puede dejar ni un cabo suelto y aunque sea tarde, descubrirá qué hay detrás. Primero vienen las lamentaciones, luego los enfados. Después vendrán épocas de confusión y bajones emocionales. Pero Libra es fuerte, su corazón, por circunstancias de la vida, se hizo a sí mismo a prueba de balas. Puede que resulte fácil echara Libra de tu vida, pero olvidar sus caricias, sus besos y su esencia, no lo es.

Libra se graba a fuego lento, aunque tú no lo sepas. Después de la tormenta, llegará la calma. Libra no volverá a brillar como antes… Ahora lo hará aún más. Deslumbrará como nunca. Porque Libra es así. De los errores, saca grandes decepciones, pero de las decepciones, construye grandes lecciones. Al principio, a Libra puede resultarle realmente volver a ser feliz de nuevo, pero lo será. No hay imposibles que no le impidan hacer realidad sus sueños, porque nunca pierde la esperanza.