Tauro es un claro amante de los pequeños detalles que la vida te regala. Lo que para muchos pasa desapercibido, para Tauro es un tesoro que no tiene precio. Tauro no pide regalos caros, no pide detalles que se pasen de ostentosos… no quiere nada de eso. No quiere que su relación se convierta en lo típico de tú me regalas, yo te regalo… no.

Esos pequeños gestos que pasan desapercibidos a los ojos de los demás, son los que llegan al corazón de Tauro y dejan marca. Una cena, una pequeña nota en la almohada cuando te despiertas y te vas… esas tonterías que parece que no tienen valor, para Tauro valen millones.

Tauro necesita que la persona con la que comparte su vida sea su amigo/a. su confidente. Su familia. Lo suyo, es tuyo. Por y para siempre. No te pide nada a cambio, no te exige que te amoldes a su estilo de vida. Te pide naturalidad cariño. Mucho cariño. Pide que no dejes que la llama del principio, se apague lentamente para desaparecer en un futuro. Tan simple como eso. Una noche en casa, con una buena película, con algo de comida, por supuesto, eso es esencial… y tu compañía. Nada más.

No hay imposibles que existan, mientras tengas ganas, pongas esfuerzo y dejes tu orgullo de lado para dejarte amar por Tauro. Se tú. Se quien dices ser. Muéstrate tal y como eres. Y Tauro… te querrá para toda la vida.