Hay personas que van por ahí siendo un libro abierto, que no temen en mostrar sus emociones, les gusta entregarse con sus parejas a nivel profundo y son lo más dulce que puedas conocer en la Tierra. Sin embargo, está la otra parte, un contraste que no es para cualquiera. Estoy hablando de los signos que son difíciles de amar y pocos los iluminan en sus momentos oscuros. 

No quiere decir que estos signos sean negativos, es sólo que son complicados, un desafío para las personas que están acostumbradas a conquistar a la primera. La astrología dice que van por la vida poniendo una coraza, no demuestran afecto a menos que realmente se sientan seguros con esa persona, pero lo que más asusta de ellos es que ya no se aferran. 

Signos que son difíciles de amar y pocos los iluminan en sus momentos oscuros

Después de tantas decepciones estos signos han aprendido que la confianza es lo más importante, pero también que no pueden evitar las infidelidades o los malos tratos. Así que han trabajado duro en el desapego, no son de los que ruegan porque aprendieron que ya antes lo han logrado. Veamos más a detalle: 

6.- Géminis 

Si hay un signo difícil de amar, sin duda, estamos hablando del encanto y la rudeza de Géminis. Son pocos los que tienen el privilegio de conocer su lado dulce, les cuesta trabajo confiar, prefieren la realidad antes que construir castillos de la felicidad. Además, puede que se empiecen a sentir sofocados en la relación, necesitan su espacio y si los presionas salen huyendo. Géminis sabe lo que quiere, detesta la rutina y que intenten controlarlo, le gusta tener pareja, siempre y cuando, no interfiera en su independencia. 

5.- Sagitario 

Un signo que nació para ser libre, en el primer momento que se da cuenta que su pareja intenta controlar su estilo de vida, prefiere poner un punto final. Los planes a largo plazo pueden alterar su estabilidad mental, no se siente cómodo pensando en el futuro, es amante de vivir el hoy sin pensar en el mañana. Es posible que sean impacientes con sus parejas, son pocos los que le siguen el ritmo, porque nunca paran. 

4.- Tauro  

Si no tienes idea de lo que es convivir con alguien que es el Dios de la terquedad, entonces es tiempo de que te involucres con un Tauro, no están acostumbrados a perder y mucho menos a recibir órdenes. Son de los que no se quedan callados sin importar las consecuencias y, además, les cuesta trabajo comprometerse de lleno a una relación. Si su pareja no se adapta a su forma de ver las cosas, lo toma como algo pasajero. 

3.- Acuario 

Dicen que es el más complicado de todos, el que se puede perder en un montón de pensamientos y emociones que sólo suceden en su imaginación. Acuario nació para gozar y soñar, lo que se vuelve un reto para cualquiera, no le gusta sentir que se queda en algo para siempre, así que las relaciones a largo plazo le causan conflicto. Su sensibilidad es un encanto, siempre están dispuestos a escucharte, si no sienten lo mismo por parte de su pareja se alejan. 

2.- Escorpio 

El contraste más bello, el signo que pocos iluminan en sus momentos oscuros. Escorpio es un montón de emociones andando. A veces, hasta ellos mismos pierden el control de todo, lo mismo se entregan de forma apasionada un día, que al otro se alejan. Son cariñosos pero también distantes, eso puede hacer que su pareja se sienta poco valorada, pero vale la pena cada momento de felicidad a su lado. 

1.- Piscis 

Es curioso, tal vez podrías pensar que al ser considerado el signo más romántico del zodiaco, es uno de los más fáciles de amar, pero no. Piscis es la prueba de que no todos están listos para recibir un amor genuino, recíproco y dulce. Es posible que ser tan sensible lo ponga en desventaja, le afecta todo lo que sucede a su alrededor y eso provoca cambios de ánimo que muchas parejas no toleran.