Aries siempre sabrá cómo hacer la vida de los demás interesante, tienen un magnetismo especial, atraen a los demás hacia ellos de forma natural. Aunque no necesita que todo el mundo gire a su alrededor, sí que quiere que una parte de él lo haga. Lo inician todo: serán los primeros en armar el plan, o los primeros en decir que sí a lo que sea, los primeros en ejecutarlo todo. Su vida es emocionante y divertida y si el entorno no acompaña, buscarán la manera de hacerlo. Tienen una energía impresionante para triunfar y son inquietos por naturaleza. Si hay algo que se interpone en su camino, mejor será que se aparte. Por su bien. Estas son las 10 cosas que todo Aries quiere que sepas

1. Son líderes y lo siento por ti, pero la sumisión no va con ellos. 

Aries odia con todas sus fuerzas que alguien le mande, le ordene o le imponga. Es más, incluso aunque sepa que tiene razón, solo por el hecho de creerse que podrá dominarle, Aries hace todo lo contrario. Y esto puede enervar a cualquiera. Pero con Aries, es así. 

2. Se meten en líos por ser demasiado honestos.

Vale, está claro que dependiendo de otros emplazamientos de su Carta Astral las energías pueden combinarse, pero el Arquetipo de Aries es impulsivo, dice brutalmente lo que siente y “dispara” sin entender qué o cuanto daño podrá hacer. Tienen tolerancia cero con las tonterías y a veces, pueden ser un poco desconsiderados con los demás, incluso aunque tengan un gran corazón. Lo mejor es que es algo puntual y momentáneo. Y la mayor parte de las veces lo hace sin querer. 

3. Te enseñarán mucho bajo sábanas

Aries tiene algo muy especial bajo sábanas y es que, sabe lo que se hace. Te hipnotiza, y lo sabes. Probablemente si ya has estado con alguno, le recuerdes como alguien muy intenso y con una fogosidad impresionante. Te dejará huella, Aries no se olvida. Y te dará muuuuucha experiencia. 

4. Son persona muy curiosas

Puede interesarse en muchísimas cosas pero el problema es que, o le gusta mucho después, o directamente lo dejará. Aries no es constante así que, por eso mismo tiene que sentirse motivado por lo que hace. El aburrimiento no es algo que tolere bien. 

5. Es muy impaciente

No soportan las personas que los frenan, o las situaciones que hacen que todo se ralentice. Si vas despacio por la vida, ¡aparta! Porque aquí llega Aries! Hay que obtener resultados rápidos porque si no, pasarán a otra cosa. Odian esas etapas de principiantes y por las que, inevitablemente en la vida, todos tenemos que pasarlas. 

6. Le encanta la aventura y es muy natural

Con Aries puede que te sientas en algún momento muy avergonzado y deseando que la tierra te tragara. Y es que sí, Aries es súper natural. Tanto que a veces mete la pata hasta el fondo. Pero lo mejor es que esa espontaneidad es tan inocente que al final, todo se le perdona. Con respecto a la aventura por favor: cuanto más, mejor. 

7. Adora los desafíos

Tu dile que “no”, a ver cuanto tarda en demostrarte que estás completamente equivocado. A veces esto puede resultar agotador pero es simplemente cogerle el punto. Utilizar un poco de psicología inversa. Aries en el fondo es fácil de llevar. Explosivo, intenso, pero fácil. 

8. Se enganchará con facilidad al amor

Si algo le hace sentir bien, se quedará. Y en el amor, no iba a ser lo contrario. Los sentimientos de Aries son fuertes, intensos. Para lo bueno y para lo malo. Cuando está mal, mejor ni te acerques porque por su boca puede salir de todo. Tiene una lengua muy afilada. Si está bien, será el más feliz del mundo e irradiará una energía indescriptible. Si está mal, sálvese quien pueda. 

9. Aunque tengan confianza en sí mismos necesitan un recordatorio

Aries sabe lo que vale, lo que merece y lo que conseguirá tarde o temprano. Pero también tiene sus momentos más bajos. Y esperan que los que están a su alrededor de vez en cuando le den ánimo, le recuerden por qué está luchando, qué es lo que merece… Se sentirá decepcionado cuando algunas personas no le presten la atención que cree que merece. 

10. O es todo o no es nada

Aries es así, el equilibrio no forma parte de su vida aunque sabe que debería empezar a trabajarlo un poco. Quieren sobresalir en todo lo que hacen y si fallan, se frustran muchísimo, se hunden… No hay término medio. O te quieren con locura o no lo hace en absoluto, o son los mejores en algo o serán lo peores directamente. O es el primero, o si quedó el segundo tendrá la sensación de haber quedado el último. Así, con todo.