Todos, cuando buscamos una relación, esperamos que la otra persona llegue para descubrirnos un universo mágico, para que nos bese y levitemos y para fundirnos en una pareja que sea la envidia de todo el mundo. Hasta ahí muy bien e idílico. Pero en toda esta película, ¿cuál es nuestro papel? Podríamos decir que colaborar en conseguir todo lo anterior. Pero ¿qué pasa cuando hacemos de malo en la película? ¿Qué pasa cuando nosotros mismos boicoteamos nuestras relaciones? ¿Cuándo nos sentimos mal pero por haber tomado malas decisiones o haber tenido impulsos y palabras nefastas con nuestra pareja? Así es cómo rompes tu propio corazón según tu signo. Lee y verás cómo es cuando eres culpable de estropear tu relación haciéndote daño.

Aries

Aries, lo tuyo es ir de frente, siempre avanzando, siempre hacia delante. Así es cómo sigues a tu corazón cada vez que tu estómago te avisa que hay alguien cerca que te gusta . Y vas a por él/ella, poniendo todo de tu parte. Y desde el minuto cero empiezas a imaginar planes y casi te ves ya con esa persona pasándotelo de miedo (e incluso durante un tiempo todo es así). Tu error, sin embargo, es pensar que querer es poder, y hay veces que puede que la otra persona no quiera lo que tú, que no sienta lo mismo. Y te haces daño persiguiendo un amor que quizás no es para ti, pensando que por quererlo con todas tus ganas ya lo vas a conseguir. Pero no. El amor se da cuando los dos quieren, punto y final. Por si te sirve de algo, piensa en cuando alguien te quiere a ti, y cómo TÚ no cedes porque esa persona NO TE GUSTA tanto como tú a ella. Pues al revés es igual. Se justo/a.

 

Tauro

Tauro, tú te haces daño a ti mismo cuando finges que no quieres, ni sientes, cuando dices que tu corazón “está cerrado por vacaciones”. Cuando le tienes miedo al amor, pero porque te han engañado y te blindas para que no te hagan daño de nuevo. Cuando te dejas llevar por experiencias pasadas, y le pones pegas a quien llega de nuevas a tu vida. Y aunque estéis juntos, le frenas, y te frenas tú, y te dejas llevar por tus miedos y tus inseguridades. El amor está siempre ahí, hay que tener fe y confiar en encontrarlo siempre. Y donde una puerta se cerró, otras muchas se abrirán para ti, Tauro. Piensa además que esa persona que quiere estar contigo, no va a estar eternamente esperando que te relajes y que dejes de sopesar tanto los pros y los contras. Se puede cansar y quizás hayas perdido a alguien importante. Piénsalo y se valiente. Tú puedes. 


Géminis

Géminis, muchas veces te niegas el amor pensando solo se está mejor que mal acompañado. Y aunque siempre estás abierto a tener una relación, te limitas a dejarte querer, pensar en el futuro te horroriza, te entran las inseguridades y acabas poniendo distancia. O tonteando con otras personas para distraerte, para sentirte más seguro/a y para que no se te note demasiado que tu corazón podría llegar a sentir algo más. Así es cómo rompes tu propio corazón. Lo peor de todo esto Géminis, es que solo no estás bien, reconócelo. A ti te gusta tener pareja y hacer muchos planes juntos. Ser reacio/a a enamorarte o ponerle trabas a una relación que empieza lo único que hace es ir en tu contra. Si es que necesitas tiempo para saber lo que quieres, pídeselo a esa persona. Pero no te jodas a ti mismo/a por no saber gestionar los tiempos y agobiarte cuando todo se pone intenso. Y así es cómo rompes tu propio corazón según tu signo…

Cáncer

Cáncer, cuando te empieza a gustar alguien, tú sabes en lo que te fallas. Lo sabes porque lo has vivido muchas veces. Tienes experiencia en empezar relaciones y en sufrir mucho por ellas desde bien pronto. A veces porque no te dan lo que quieres, otras muchas porque tú solito/a te boicoteas. Y lo haces cada vez que te aferras al pasado, pensando en aquella otra persona y en aquella otra relación que tan feliz te hizo. Y comparas y comparas y lo acabas fastidiando de alguna manera. No das opción a que lo nuevo sea mejor, porque desde el minuto uno le empiezas a pones trabas y a restarle valor. Y además, dejas que se vea demasiado tu resentimiento por aquello que te dolió hace tiempo, cuando te hicieron daño, y cuando creaste ese rencor por sentirte engañado/a. Te niegas la oportunidad a ti mismo/a de que alguien te pueda hacer muy feliz. En tu cabeza te dices No y No y te cierras en banda. Así es cómo rompes tu propio corazón según tu signo.

Leo

Leo, tu fuerte personalidad, esa que crees que está por encima de todo, te empuja a pensar que todo lo que tú crees, haces, empiezas o termina es lo mejor, lo único, la ley… Error, porque a veces te equivocas. Y a veces es en tus relaciones de pareja. Y por impulso, acabas alguna de ellas porque no escuchas razones, ni maduras la decisión, solo te dejas llevar por tu ego. Ese que te empuja a que salves el culo, aunque tengas el corazón destrozado. Y además, te permites esconder a los demás lo que sientes. Y les vendes que estás bien, que sabes lo que haces, que está todo controlado… Pero no es así, has puesto barreras al amor porque te has montado tu película de que esa relación no era lo que querías. Porque hayas visto un fallo o lo que sea. Y eres capaz de cerrar tu corazón porque esa persona te haya hecho llorar en algún momento. Y seguro que te acabarás arrepintiendo, más de una vez. 

Porque con esos nuevos amores que llegan a tu vida sacas conclusiones falsas que te impiden tener una relación que quizás tenga un futuro tan estupendo que ni te lo imaginas. Y aunque sintieras cosas, te precipitas poniendo fin a una relación que         

Virgo

Virgo, el pasado te pesa mucho, los ex también. Y así es cómo rompes tu propio corazón. Así es cómo te niegas a muchas relaciones que quizás sean mejores que aquellas otras del pasado. Son tus miedos a volver a sentir por alguien, y una mente hiperactiva que te hace pensar demasiado en todo aquello que sucedió. Te preocupas porque vuelva a pasar algo parecido, comparas la nueva relación con la anterior, y al final, tomas el camino que para ti es más fácil, romper, estar solo/a, aunque sea más duro. Pero reconoce que también hay algo de cabezonería y de inseguridad. Y de tu afán de perfección, que nunca te deja relajarte del todo. Piensa si te merece la pena que sea tu cabeza y tus miedos los que manden en ti en vez de tu corazón. 

Libra

Libra, esa tendencia tuya a querer (a veces, no siempre, claro) a los demás más que a ti mismo/a, te lleva a cometer errores en tus relaciones. Esa vena romántica tuya con la que te rindes tanto a tus parejas, te hace débil de alguna manera. De tanto que quieres agradarlas acabas practicando una cierta sumisión. En realidad, te comportas así porque quieres hacer que todo en la relación sea fácil para que tenga continuidad. No quieres decepcionar a esa persona de ninguna manera, y acabas haciéndote daño a ti. Primero porque las entregas sin límites no son buenas para uno mismo/a, son serviles. Y segundo, porque hay muchas personas muy egoístas que se suelen aprovechar de gente tan entregada como tú. Se egoísta tú, Libra, aunque ese defecto no forme parte de tu manera de ser. Y supera el temor a la soledad y a los amores no correspondidos, a ceder con tal de tener a alguien a tu lado. Lastimas tu corazón restándote valor, piénsalo así. No estás solo/a. Te tienes a ti. 

Escorpio

Escorpio, reconoce que tienes un punto débil en tu manera tan intensa y entregada de amar. Algo maravilloso cuando es correspondido. Pero algo difícil de encontrar porque no es fácil que haya gente que ame tan apasionadamente como tú (salvo que sea otro Escorpio). Así que, cuando caes de verdad en brazos de alguien largamente esperado y felizmente elegido, tu entrega es absoluta. Tanto que ni llegas a pensar que igual te has equivocado de persona. El amor es maravilloso cuando es compartido, pero el desamor duele un horror, y de eso tú sabes bastante. Porque puedes sufrir con la misma intensidad que amas. Y así es cómo rompes tu propio corazón: cegándote con la persona equivocada. O bien, en tu versión más radical, alejándote de ti a la persona adecuada, esa que CREES que no sabrá quererte como tú necesitas. No te fíes, sabes mucho, Escorpio, pero no lo sabes todo. Y por eso, así es cómo rompes tu propio corazón según tu signo.

Sagitario

Sagitario, rompes tu corazón cuando se lo entregas a alguien varias veces aunque te haya decepcionado una o más veces. Les das la oportunidad de que te haga daño de nuevo, y te haces daño a ti mismo cada vez que cedes. Cuando te enamoras se produce en ti un cambio de personalidad que te convierte de alguien duro e independiente, a alguien que se rebela a dejar pasar de lado ese amor (tú cuando amas vives entre feliz y sorprendido por lo que te pasa). Pasas a ser dependiente, pero no de esa persona, sino de lo que tú crees que es importante: haber encontrado a alguien que te hace sentir en el puto paraíso. Si te sale bien, agradecerás haber apostado tan fuerte, pero si te sale mal te destroza porque te aferras con mil razones para no reconocer que te has equivocado. Además de darle la oportunidad a quien querías que fuese tu amor, de aprovecharse de tu debilidad. 

Capricornio

Capricornio, necesitas el amor más de lo que crees. Te cuesta reconocértelo a ti mismo/a, y más aun reconocerlo ante los demás. Y en parte lo escondes por un poco de vergüenza y un poco de honestidad. Vergüenza porque a ti lo que te interesa de verdad en la vida es conseguir es un buen trabajo, dinero y una buena casa. Y el amor también, pero lo ves más secundario. Y te da vergüenza decirlo así, demostrar tan claras cuáles son tus intenciones. Y honestidad porque no te gusta engañar a nadie. Si fueras deshonesto seducirías a quien quisieras y le llenarías los oídos de palabras bonitas. Y luego irías a lo tuyo. Y si esa persona te sigue en tu camino, bien y si no, pues tal día como hoy. Y por eso dices que pasas tanto de encontrar a alguien o de enamorarte como una bestia. Para no engañar a nadie, ni a ti mismo/a tampoco. 

Acuario

Menudo daño te haces a ti mismo/a Acuario cuando dices que no necesitas el amor. Y lo que es peor, es que se lo dices tanto a los demás que te lo acabas creyendo. Y tú sabes que eso no es verdad. Que sí, que la independencia, la soledad elegida, todo eso está muy bien, pero un abrazo, un roce de la piel, la compañía de alguien, el apoyo cuando estás mal o cuando quieres hacer un plan, todo eso es pura vida. Así que cuando cierras tu corazón con siete llaves, tú solo/a rompes tu corazón. Igual te sientes tranquilo, y sin nadie que cuestione tu libertad, y con tus emociones en casa y controladas, pero reconoce que bien bien y feliz feliz no estás. Solo con que lo reconozcas ya estarás dando un paso adelante para aceptar el amor. Y para dejar que al menos… te roce. 

 

Piscis

Piscis, tú te haces daño cada vez que te aferras al pasado. Cada vez que te pones en guardia cuando tu relación se va poniendo seria, y das unos cuantos pasos atrás. Y todo porque amores pasados se te quedan grabados en el alma. Y no te dejan avanzar, tiran de ti hacia atrás. Comparas a los nuevos que llegan con aquellos que ya no están. Te cierras en banda con tus recuerdos, sigues hablando de esa persona con cierto brillo en la mirada, pero comentando y regodeándote en todo el daño que te hizo. Y con todo eso no avanzas. Y lo que es peor, das a entender que eres alguien que se define por sus amores, cuando tú deberías ser alguien único, y las personas con las que hayas estado, solo un complemento a ti. Y estás triste por estar solo/a, pero tampoco quieres estar en pareja alguien, y ahí te haces daño a ti mismo. Aprende a disfrutar cuando estás solo/a, y si quieres compañía, acepta el amor de nuevo. Y al pasado que le den. Así es cómo rompes tu propio corazón según tu signo.

2021-01-13T11:43:38+02:00