Aries, el signo que lleva poder en la palabra, el dominante, no está esperando que le digan qué hacer, sale y lucha hasta el último suspiro para lograr lo que quiere en esta vida. Es así, apasionado, líder, independiente y no le gusta que nada interfiera con su alma libre. Es gobernado por Marte, esa es la razón por la que persigue sus sueños, pero, ¿cómo encaja Aries con el resto de los signos? 

Aries  

¿Qué pasa cuando dos Aries deciden unir sus almas? Es una relación ambiciosa, en la que la batalla puede volverse su motivación o la perdición. Puede que ambos tengan rencillas porque tienen un lado egoísta, en el que quieren que las cosas se hagan a su antojo. Al principio todo va a ser novedad, sus ideas fluyen y tienen mucha sed de salir a conquistar el mundo, pero llega un punto en el que la aventura sobrepasa todo y la comunicación queda de lado, ahí es cuando puede que no sea muy buena idea que unan sus vidas. No obstante, si ambos aprenden a ceder pueden durar. 

Tauro 

¿cómo encaja Aries con el resto de los signos? Cuando Aries se enamora de un Tauro la cosa no pinta muy bien como ambos esperan. Y es que el carácter fuerte de Aries se encuentra con la terquedad de Tauro, ahí es cuando sus diferencias pueden convertirse en energía incontrolable y negativa. A veces, Tauro se enfoca sólo en sus objetivos, dejando de escuchar lo que Aries quiere. Tauro se apasiona y se emociona, cuando planifica, pero Aries es amante del riesgo. Además, los dos tienen expectativas muy altas, se exigen todo el tiempo y eso puede ser sinónimo de presión, por querer el reconocimiento del otro. 

Géminis 

Géminis y Aries pueden llevarse mucho mejor de lo que parece. A pesar de que ambos gozan de la adrenalina, llega un punto en el que encuentran un equilibrio. Los dos son muy divertidos y seguros de sí mismos, cuando se proponen algo no hay poder humano que los haga cambiar de opinión. Géminis es complaciente, le gusta ser directo y consentir a Aries en más de un capricho. Si los dos entran en la fase de enamoramiento, son muy intensos en el buen sentido, pues sólo tienen ojos para su pareja y pueden llegar a construir un vínculo emocional duradero. 

Cáncer 

¿Aries con un Cáncer? Es posible que para muchos sea una pareja de esas en las que el agua y el aceite se mezclan. Por un lado tenemos a Aries que no se calla, le gusta que sus pasos se escuchen fuerte y puede llegar a ser agresivo cuando lucha por lo que quiere. Contrario a la personalidad de Cáncer que es muy emocional, solidario y reservado, no le abre su corazón a cualquiera. Sin embargo, pueden encontrar un punto medio, en el que se complementan de una forma increíble. Uno tiene lo que el otro no y eso se vuelve un aprendizaje constante, ahí es cuando se enamoran. 

Leo 

Cuando Leo aparece en el camino de Aries es mejor que el resto de las parejas se alejen porque son de armas tomar. ¿Cómo encaja Aries con el resto de los signos, en este caso con Leo? Estamos hablando de dos signos de fuego, que cuando se trata de ser necios, impulsivos y poderosos, nadie les gana. Esa puede ser la razón por la que terminan en tremendas discusiones. Además, a Aries no le gusta empalagar, siempre pone distancia, mientras que Leo es demandante, exige cariño y atenciones. Aries se aleja de todo de la nada y Leo quiere ser social, le gusta estar en donde la gente lo pueda idolatrar. No es muy buena su unión. 

Virgo  

Es simple, cuando Virgo y Aries intentan una relación es prácticamente como lanzar una moneda al aire, en realidad nunca sabes a ciencia cierta si va a funcionar. Digamos que no concuerdan en mucho. Por su parte, Aries es desordenado, quiere algo que suba todas sus hormonas y Virgo es demasiado meticuloso, goza de la organización y no puede evitar resaltar los errores de Aries. Ahí es cuando entran en una lucha de egos, el vínculo se vuelve tóxico, es el tipo de relación en el que sale lo peor del otro. Si se quedan juntos por lo general son de los que terminan y regresan. 

Libra  

Es curioso porque Libra y Aries sí tienen varias cosas diferentes, pero cuando se unen su relación se vuelve un complemento sano. Digamos que cuando Aries pasa tiempo con Libra, sale su lado sensible. Mientras que Aries ayuda a que Libra se atreva, es el tipo de pareja que hace que desempolve sus sueños y que por fin tome las riendas de lo que realmente quiere hacer. Libra piensa mil veces y Aries toma decisiones impulsivas, que muchas veces pueden ser las mejores. Sus personalidades se convierten en poder, diversión y un cúmulo de romanticismo, una relación muy intensa. 

Escorpio 

Si quieres saber lo que es una relación apasionada que no conoce límites, entonces sólo tienes que observar lo que puede haber entre Aries y Escorpio. Dos signos inteligentes, brutales y dominantes, que al unirse son el mismo fuego. Cuando se prometen amor es un vínculo leal, se comprometen de verdad, pero sus personalidades los llevan a tener discusiones constantes, ninguno de los dos se queda callado y, a veces, pueden llegar a ser muy hirientes. Aries es más impulsivo que emocional, eso puede hacer que Escorpio se sienta inseguro y huya. 

Sagitario 

En el momento que Aries se enamora de un Sagitario, prueba lo que es explorar en las relaciones. ¿Cómo encaja Aries con el resto de los signos? Con Sagi, ambos signos son muy liberales, curiosos y el compromiso no es su prioridad. A Sagitario le cuesta trabajo mantenerse por mucho tiempo en un mismo sitio y Aries detesta sentir que está con alguien por ataduras. En realidad, sus mentes pueden llegar a traicionarlos y prefieren terminar la relación. En especial cuando todo se vuelve intenso, explosivo y apasionado. Al principio la energía es incomparable, de esas relaciones que recuerdas después de los años, pero que no son para toda la vida. 

Capricornio

El vínculo entre un Aries y un Capricornio no es muy recomendado que digamos. Sabemos que Capricornio siempre está enfocado, su naturaleza es hacer las cosas prácticas y eficientes, es un signo que se lleva muy bien con el orden. No es que Aries sea el caos hecho vida, pero sí tiene momentos arrebatados con los que Capricornio no va a poder lidiar. Son totalmente opuestos y cuando uno tiene que empujar al otro a hacer algo, la relación se vuelve muy desgastante. Eso sin contar que Capricornio busca un lazo serio, una relación a largo plazo. Aries no siempre quiere un compromiso. 

Acuario 

Aries y Acuario, dos almas que cuando se unen le hacen honor a lo fascinante. Son como una caja llena de secretos, en el buen sentido. Es decir, siempre están motivados el uno por el otro, les gusta descubrirse y aceptarse tal cual. Los dos son rebeldes y tienen un desespero por salir a gozar de todo lo que se les atraviese en el camino. Lo malo es cuando Aries se vuelve exigente en salir a divertirse, porque es insaciable y Acuario de vez en cuando sólo quiere alejarse de todo, ahí sí puede ser muy distante. Si ambos ponen las reglas claras pueden tener un vínculo duradero, porque se dan la libertad que quieren. 

Piscis 

¿Cómo encaja Aries con el resto de los signos? Sin duda, Aries y Piscis, podrían formar la pareja perfecta. Piscis puede convertirse en su mejor maestro, la persona que le puede despertar su lado emocional e intuitivo. Piscis queda hipnotizado por la forma en que Aries ve la vida, siempre lleno de sueños, de ideas, de ganas de vivir cada momento. Aunque son personalidades opuestas, se complementan y pueden llegar a tener conversaciones profundas e inolvidables. Lo malo es que Piscis puede sentirse herido cuando Aries se pone muy liberal, como si no lo tomaran en cuenta o no le diera valor a la relación.