Cuando Aries no está contento/a, se lo notarás en su cara. La felicidad es algo muy difícil de conseguir. Cada signo tiene sus razones, pero esta es la razón por la que Aries no está contento. El motivo que le interrumpe sus sueños, que no le deja descansar, que le impide seguir adelante y centrarse en los pequeños momentos de felicidad.

¿La razón por la que no está contento? Aries deja de tener ese encanto que tiene por vivir la vida, cuando no existe más que monotonía a su alrededor. Cuando la rutina inunda su vida con su ritmo lento. Aries no puede con eso, le hace perder toda la motivación que existiera en su cuerpo.

Cuando todo pierde emoción, Aries se deshincha como un globo, lentamente. Es un signo necesita movimiento, necesita guerra. No quiere anclarse en un estilo de vida muy suave, sin chispa y sin nada por lo que luchar. No quiere dramas, eso es seguro. Puede que suene a disparate, pero es la pura verdad. En el fondo, Aries necesita que le desafíen, que le contradigan. Necesita sacar toda la energía que tienen dentro de una manera u otra. Qué mejor que en una discusión acalorada donde ambas partes puedan soltar todo lo que llevan dentro ¿no? Aries necesita eso. Necesita desfogar y sacar toda la mierd* que lleva dentro. Necesita SENTIR con todas las letras.

Aries no se deja vencer así como así. Primero saca las uñas y pelea todo lo que pueda, luego si le queda tiempo, piensa en lo que ha hecho o dicho. Pero primero actúa. ¿Y lo mejor de todo? Que no va con maldad. Solo actúa siguiendo su instinto. No pelea para crear más problemas, pelea para solucionar y dejar muy claro su punto de vista. Pero… ¿Qué punto positivo saca de todo esto? Pues que después de la guerra, llega la calma. Y para que un/una Aries esté contento, necesita guerra.

Para encontrar la paz, primero necesita dar un poquito de guerra. Después del conflicto, llega la reconciliación. Nada de abrazos y disculpas suaves. Aries reconcilia en caliente, apasionadamente y con sinceridad. Y así, te engancha. Al final, cualquiera querrá entrar en guerra con Aries.