Siempre nos creamos expectativas de cómo nos gustaría o cómo nos imaginamos que es salir con Aries, pero hay veces que esas expectativas no están a la altura de la realidad…

Expectativa: Crees que Aries siempre vive en una aventura constante, que siempre está de aquí para allá, que incluso le cuesta pararse a reflexionar. Quedarse en casa no es una opción que entre en sus planes. Piensas que es alguien que siempre tomará la iniciativa. Crees que es alguien bastante agresivo y dramático, que busca peleas y discusiones sin tener a pensar motivo para ello. Y que al final, esas peleas acaban terminando en pura pasión tóxica.

Te imaginas que el carácter de Aries es bastante peligroso y que es capaz de buscar motivos inexistentes para pelear contigo. Crees que Aries va siempre a su bola, que le costará mucho hacerse cargo de la relación y que no suele hacerse responsable de sus actos.

Realidad: Pero las cosas en realidad no son así como te las imaginas. Aunque Aries sea un signo de fuego y la impaciencia corra por sus venas, si se lo propone y si de verdad te quiere, tendrá muchísimo aguante. No es una persona que se calme rápido o que piense antes de hablar, pero si cree que de verdad mereces la pena, hará un gran esfuerzo por la relación.

Aries se preocupa para que sus acciones hablen más fuerte que sus palabras, pero aún así, no tiene miedo a expresarse y a decir la verdad. Quizás si que sea verdad eso de que tiene un fuerte carácter y un espíritu muy ardiente, pero también tiene un corazón enorme que necesita amar y ser amado. No tiene miedo a tomar la iniciativa, siempre y cuando sepa que va a obtener un sí por tu parte.

2020-02-07T23:19:28+02:00