Comienza un nuevo mes Aries y lo cierto es que agosto, también te da la oportunidad para enmendar ciertos errores, para rectificar, para empezar de cero. Estas semanas atrás has vivido momentos muy heavies, experiencias que te han hecho entender que eres fuerte sí, pero que la vida también es muy frágil. Que todo puede desaparecer de la noche a la mañana. Y también que eso que sentías que podría ser eterno, ya no lo es tanto. Tienes que echar la vista atrás Aries, pero no para quedarte ahí, en esos sitios que te traen recuerdos y con los que también sufres bastante. Nada de eso. Tienes que mirar al pasado para entender de una vez qué es lo que no puedes repetir de nuevo. Porque a veces parece que sigues patrones parecidos, parece que tienes esas ganas de lanzarte a lugares que sabes que no te harán bien. Trata de entender en qué has estado equivocada/o y por supuesto no vuelvas a cometer los mismos errores.

En agosto, tu regente, Marte, entra en Géminis el día 20 y éste tránsito va a incrementar demasiado tu curiosidad. No será raro que andes pensado en hacer algo distinto, en estudiar algo nuevo, en empezar eso que dejaste abandonado pero que te llama tanto la atención. Ves a por todas Aries ya verás como al final te encanta y consigues realizarte más aún con ese tipo de objetivos personales. En serio Aries, es el momento ideal para empezar algo que ya sabes desde hace tiempo que tendrías que hacer. Es el momento ideal de dar ese pasito. 

En tus relaciones personales, tendrás todo muchísimo más claro, de alguna manera prefiere el diálogo al conflicto, sabes que todo se puede arreglar teniendo una buena base de comunicación. Y estás en lo cierto Aries, ese guerrero que llevas dentro va a relajarse un poquito, sabe que puede conseguir muchas cosas siendo de otra manera. 

Este agosto, Aries, vas a abrir los ojos y vas a recibir con los brazos abiertos algo que cambiará tu vida para siempre. Las heridas del pasado empiezan a curarse, más de lo que te piensas y por fin podrás transformarte cuál mariposa. No tengas miedo a superarlo, no tengas miedo al qué dirán. Cada uno necesita tu tiempo y tú ya has tenido el tuyo. Feliz agosto.