Comienza diciembre Aries, y puede que sientas como si estuvieras estancada/o en ciertas cosas, como si esa iniciativa que habitualmente tienes para todo estuviera un poco más frenada, más parada… Piensa que tu regente está en retrogradación y ese es el motivo por el que hay más parón en tu vida en la parte mental o intelectual, ese es el motivo por el que las cosas parecen ralentizarse e ir más despacio. Presta mucha atención a los problemas de salud relacionados con los pulmones, bronquios, vías respiratorias altas o bajas… Puedes tener algún susto así que, cuídate mucho de los cambios de temperatura bruscos o de cualquier tipo de accidente. 

Es verdad que aunque tu regente esté retrógrado, el trígono que aspecta con Saturno te da una voluntad inquebrantable y aunque conseguir todo eso que deseas te esté costando el doble, ahí, sigues, pico y pala Aries, intentándolo como siempre. Recuerda que tener una actitud proactiva es siempre una garantía de éxito, la perseverancia al final es lo único que determinará que consigas lo que te propongas, así que, sea lo que sea, soporta lo que venga Aries, esos momentos más bajitos de ánimo, las decepciones o incluso los recuerdos que te hacen regresar a un pasado que ya no forma parte de tu vida. No te desanimes porque todo pasa y todo llega. Y lo que no te mata te hace más fuerte, ya lo sabes. 

Nadie puede dudar de tu nivel de atracción y magnetismo Aries, pero es cierto que hasta el día 5 de diciembre no vas a estar muy por la labor de empezar nada con nadie, es más, hasta te encuentras en un punto un poco pasota, incluso desapegada/o. Y es normal que también te pase Aries, es normal porque tú también tienes tu rabia y tu ira, y cuando te tratan mal o te sientes maltratado/a te despegas, te vuelves mucho más independiente y quieres salir de ahí cuanto antes. Y quizás, si tienes la oportunidad de empezar algo con alguien tampoco quieras, o al menos, no tan rápido como quieren los demás. 

Puede que a partir de la segunda mitad del mes surjan ciertos celos por parte de personas cercanas, no de gente a la que quieres, pero sí de personas que están cerca y a las que tienes que ver las caras. Cuando te sientes segura/o muchas veces, el mundo tiembla, porque puedes con todo y porque nadie puede contigo. 

Es verdad que puedes experimentar algún altibajo profesional Aries, quizás te entren dudas sobre si debes agarrar otro camino al que estabas llevando ahora, y no es malo. Tus ganas de evolucionar son grandes y para evolucionar hay que hacerse esas preguntas. Todo estará bien. Además, piensa que si en algún momento cambias, que siempre sea por algo mejor y que te de garantías. Cuidado con los encabronamientos momentáneos o con los enfados que puedes llevarte a cagarla en algún momento. 

Diciembre está lleno de eventos especiales Aries pero a uno de ellos especialmente no te apetece mucho ir, no por el evento en sí, sino porque puede que haya personas ahí que no te apetece ver demasiado. Acaba el año, y necesitas empezar el 2023 bien, limpio de toda culpa, de todo mal. Así que, perdona, aunque no vaya a haber nada más, perdona Aries… Tú estás en otra posición ahora, en otra liga. Feliz diciembre.