Empieza diciembre Tauro y la verdad es que te da un poco de pavor empezar ciertas cosas de nuevo. Otra vez. Pero en realidad, echa la vista atrás, toda tu vida has comenzado procesos nuevos. Toda la vida has terminado dejando atrás (a veces antes y a veces después) episodios y personas que no te aportaban nada. O es más, que te quitaban salud, vida y energía. Está claro que la felicidad no es un estado permanente, eso lo sabes de sobra, pero si hay más momentos en los que te planteas si eres o no eres feliz, entonces, hay que moverse, dar pasos nuevos y buscar otro rumbo. Como sea.

En diciembre vas a notar resultados increíbles con respecto a tu físico. Quieres hacer las cosas bien, quieres moverte, esforzarte por cambiar esas cosas que no te gustan, y empezarás con rutinas de ejercicio muy distintas que te reporten de verdad esos cambios que tanto quieres. Come bien, de forma sana. Trata de tener un control sobre tu mente Tauro. Si te has propuesto algo, a muerte. Si controlas eso, lo controlarás todo. 

Con el último eclipse del año, el eclipse solar del día 4 de diciembre, ciertos asuntos pendientes del pasado pueden volver al presente para recordarte que es hora de sanar para siempre. Tauro, no puedes quedarte atascado en esa relación, en esa situación que tanto marcó en tu vida. Vas a darte cuenta que, para poder seguir adelante en tus nuevas relaciones, tienes que liberarte y confiar en ti mismo. Es algo que tienes que hacer tú. Gracias al eclipse tu cabeza va a hacer ‘click’ y vas a dejar de estar estancado en el pasado. Sin duda, Tauro, esto va a llevarte a la conclusión DEFINITIVA.

Utiliza tu tiempo para invertir en ti, para buscar relajación, para entender ciertos sentimientos. Tienes que pasar tiempo a solas que te sirva de inspiración para tomar decisiones que vayan contigo. 

A mitad de mes tomarás una decisión importante relacionada con una relación, quizás necesites cierto tiempo y espacio antes de meterte de lleno en ella. Además, también te enterarás, aunque ya lo sospechabas, que ahora empiezas a llamar mucho la atención de ciertas personas. Quizás es porque empiezas a creerte lo que vales Tauro, que es mucho. Cuídate por fuera que los resultados también vendrán por dentro. Cuanto mejor te veas, más crecerá tu autoestima, tu seguridad, y más luz desprenderás Tauro. Mucha más luz.

El Sol entrará en Capricornio el 21 de diciembre y te hará estabilizarte después de tu reinvención. no tengas miedo de reinvertir tu dinero en algo que te haga multiplicarlo. Eso sí, sin caer en el juego fácil. Tienes mucha cabeza, utilízala. No te quedes con todas esas ideas dentro, EXPLÓTALAS Tauro. 

Y recuerda: no olvides priorizar. Los últimos no serán los primeros ahora Tauro. Ni tampoco los primeros serán los últimos. Ahora el primero será el que demuestre. El que demuestre con hechos. Feliz diciembre.