Hay veces que hay cosas que no queremos mostrar a los demás. Hay cosas que es mejor ocultar, esconder y no hablar de ello. Porque sigue doliendo o porque básicamente es mejor que nadie se entero de ello. Cada signo del Zodiaco tiene ciertas cosas que ocultan a los demás. En este caso, esto es lo que Tauro oculta al mundo:

Tauro va por la vida con mucha seguridad, pisa fuerte, parece que nada le afecta y que lo tiene todo súper controlado. Pero no es del todo así. Tauro tiene inseguridades, como todos y le importa lo que piensen los demás, sus personas más cercanas. Le preocupa que puedan juzgarlo por sus acciones. Porque siempre intenta demostrar que tiene razón, que ha hecho las cosas con cabeza, que ha pensado en los demás. Tauro pelea y pelea aunque el mundo le dé la espalda. Las críticas que vienen después de eso le afectan demasiado.

Tiene muchas inseguridades. Al principio se presenta como una persona valiente, capaz de tomar decisiones fuertes, decisiones que marquen un antes y un después. Pero es complicado porque el mundo real de Tauro está rodeado de miedos. Y esos miedos muchas veces no le dejan avanzar y tener la vida que en realidad quiere y busca. Está constantemente peleado con el mundo porque no cederá cuando sabe que no debe hacerlo, y a veces, por eso, es el rarito, por eso es la persona que va a contracorriente, por eso discute, por defender su verdad.

Necesita expresar al mundo que lo que ha hecho, lo ha hecho por el bien de todos porque en realidad es buena persona. Tiene un fuerte deseo de ser querida/o por todo el mundo aunque le cueste a menudo dejarse querer, aunque le cueste ser cariñosa/o por fuera, aunque esté deseando darte un abrazo y un beso. Tauro lucha con su forma de ser a menudo y piensa por qué no puede ser alguien “normal” a quien le pasan cosas “normales”. Tauro tiene mucho más de lo que ves, y su mundo, a pesar de ser un rompecabezas muchas veces, merece la pena.