Los cuatro últimos signos son los llamados signos universales y sus arquetipos tienen mucho que ver con la madurez del yo. Hay mucha más evolución, probablemente estos signos ya han aprendido lecciones de los signos personales y de los sociales pero quizás también pueden perder de alguna manera el contacto personal o la emoción del contacto social para sumergirse en su etapa de vida. Para profundizar mucho más en sí mismos con respecto al mundo… Piscis como signo universal:

Cuando se realiza una Carta Astral hay que observar las energías en su conjunto, los planetas, los aspectos, las casas, y aunque nos basamos principalmente en el signo solar, todo es importante, por eso, si tienes muchos planetas en tu carta en estos signos, también sentirás sus energías. Y si es tu signo solar, te sentirás posiblemente muy identificada/o.

PISCIS 

Piscis representa el final de un viaje y el comienzo de un nuevo ciclo. En la rueda zodiacal, es el último signo y tiene de todos los demás, un pedacito. Cuando algo está a punto de terminar, se debe pasar a un tiempo de conclusiones, entender y comprender el por qué de todo. Piscis representa esa etapa de la evolución de nuestra alma en la que sacamos esas conclusiones, esa etapa en la que entendemos el significado real de todo. A veces, ese significado se encuentra a través de las energías. 

Piscis es muy sensible a sus sentimientos, a su entorno, incluso hacia otras personas. A veces, por fuera puede parecer tranquilo, pero por dentro es un torbellino de emociones y cuando menos lo esperas, de sus ojos comienzan a salir lágrimas de tristeza. Muchas veces no sabe ni siquiera por qué se siente así. Pero la realidad es que lo hace. 

El signo Piscis está gobernado por el segundo planeta trascendental invisible al ojo humano, Neptuno. La cualidad de Piscis es muy invisible para el ojo humano. Tanto Neptuno como Piscis tienen los atributos de la compasión, el amor que lo abarca todo, lo espiritual, la consciencia y la inconsciencia, el despertar, los sueños…

Piscis se hará muchas preguntas filosóficas a lo largo de su vida, ¿cuál es mi propósito? ¿de qué trata realmente la vida? ¿cuál es la lección más valiosa de todo esto?… Pues probablemente sea el amor. 

Pero no, no será un amor como el de Venus. El amor de piscis, es colectivo, por el mundo, por todo, por todos. No significa que un Piscis amará todo, pero sí que tendrá cierta inclinación por la compasión y por la ayuda a los demás. 

Virgo, su signo opuesto, es analítico. Es servicio y trabajo. Y emplea sus habilidades para obtener sus frutos y ayudar a otras personas. Para Piscis, no se trata solo de ayudar o de trabajar para que el mundo sea fértil. Piscis siente eso que da en lo más profundo de su corazón. Siente la vida, el amor y el vínculo supremo que une todo a todos los que conocemos. En la vida común, es complicado asociar a Piscis con algún arquetipo común pero quizás lo más cercano sería ese hippie de corazón que siente amor por el planeta, por los animales, por la naturaleza, por las sonrisas, por la amabilidad de la gente… 

O ese surfista que está conectado física y emocionalmente con la inigualable fuerza del océano cuando se sube a la ola y siente eso que no se puede explicar con palabras. 

O el artista que se fusiona con la música, con los colores, con el baile y además, sabe que en esa fusión hay un poder para transformar la esencia universal… 

O el diseñador que crea, o el terapeuta capaz de identificarse con el campo emocional del cliente y es capaz de curar. O incluso con el médium capaz de sentir energías que sobrepasan lo terrenal. O con el amigo, ese amigo amable que siempre estará ahí para dar la mano al otro. 

La energía de Piscis puede manifestarse de muchas maneras. Muchísimas. 

Piscis entenderá a través del sentimiento y dará su mano de apoyo. En muchos casos una persona con el sol en Piscis o con muchos planetas en Casa XII no tendrá preocupaciones por las cosas materiales y por ser diferente. Además, tienen una creatividad impresionante y una conexión extremadamente fuerte con lo que no está en este plano como sueños, visiones, premoniciones… Tienen una especie de vinculación con el universo, algo que les hace ser muy espirituales. 

En el lado oscuro, la energía de Piscis puede convertirse en caos. Y la naturaleza de este caos es que las emociones, los pensamientos y los miedos pueden ser muy fuertes y muy dolorosos. En muchos caos, el individuo no puede lidiar con estas fuerzas, con este dolor… La sensibilidad es tal, que no pueden soportarlo. Y quizás lo eviten. Evitan la realidad y esa evasión puede producirse a través de agentes externos como por ejemplo drogas, alcohol o quizás otros vicios. A veces, no es que Piscis se pierda en ello para solo evadirse de la realidad si no que, quiere reforzar su sensación de felicidad. Esto tampoco quiere decir que todos los Piscis quieran evadirse utilizando sustancias tóxicas. De hecho, también lo hacen con el yoga o la meditación…

En realidad, la clave con Piscis es entregarse a la vida y al amor. Pero no solo al de los demás, si no también al propio.