EL PUNTO DÉBIL DE TAURO

Todos tenemos debilidades y justo es eso lo que nos hace ser diferentes, lo que nos hace ser humanos y reales. Pero todos tenemos nuestro talón de Aquiles, esa debilidad de la cuál nos diferenciamos de los demás. Esa debilidad que es única en cada signo del Zodiaco. Tauro, tu talón de Aquiles es el cambio, el miedo a perder todo lo que tienes, el miedo a salir de tu zona de confort y enfrentarte a tus miedos. Antes que esto, prefieres que las cosas sean constantes y familiares, porque tú piensas que el cambio es capaz de alterar tu seguridad y tu armonía.

Todo siempre de la mano de tu seguridad y de tus ganas de querer controlarlo todo.

Tienes unos valores muy fijos, Tauro, a veces demasiado fijos y te llevan a ser una persona muy obstinada y muy terca. Todo esto te impide ser flexible, te impide ver los diferentes puntos de vista de la vida y hace que te encierres en ti mismo y que no te des cuenta de lo demás que hay ahí fuera. Hace que te encierres y que seas una persona bastante orgullosa a la que le cuesta mucho ceder y dar su brazo a torcer. Y ser orgulloso no es nada malo, Tauro, si utilizas ese orgullo para mejorar y para ser mejor persona. Aprovecha ese orgullo para seguir avanzando y para dejar de ser una persona tan dura, Tauro…

No pasa nada si tu vida tiene que cambiar o si tiene que dar un cambio de 180 grados radical.

Los cambios siempre suceden por algo, Tauro… No seas tan obstinado porque quizás la vida que tanto deseas está detrás de ese cambio. No cambies por nadie, Tauro, pero por favor, abre tu mente. Te estás perdiendo miles de cosas maravillosas que suceden ahí fuera pero que tú no ves por miedo y por orgullo…

2019-02-07T17:59:03+00:00