Ganarse la confianza de Piscis conlleva un gran trabajo y muchísimo esfuerzo. No es tan fácil como parece. Que Piscis sea una persona amable, abierta y simpática no quiere decir que vaya regalando su confianza como si nada. Piscis ha sufrido mucho a lo largo de su vida y la experiencia le ha dicho que no se fíe de absolutamente nadie. No todo el mundo está a la altura de su confianza, no todo el mundo está preparado para entrar al gran corazón de Piscis.

El secreto para ganarse su confianza es no tener miedo a expresar tus emociones. A Piscis le gustan mucho las personas transparentes, esas a las que se les nota en la mirada todo los que le pasa, esas que no tienen miedo a decir lo que les sucede. La clave para granar su confianza es ser tú mismo en todo momento.

Piscis es una persona súper inteligente, súper intuitiva y tiene un don para saber si alguien está siendo sincero o no.

Sabe perfectamente cómo detectar si alguien está usando una máscara o si está siendo él mismo. Si finges ser alguien que no eres, vete olvidando de Piscis, ni siquiera lo intentes porque te descubrirá en seguida. Gracias a su experiencia ha aprendido a leer entre líneas, a fijarse muy bien en todos los detalles. Por eso, ahora Piscis no está dispuesto a soportar a gente que dice ser alguien que no es. Si realmente quieres conseguir su total confianza recuerda que debes de ser tú mismo, 100% en todo momento.

Te puede interesar: Piscis y el amor propio

Lo verdaderamente importante no es ganarse su confianza, sino saber mantenerla en el tiempo.

Y para ello, tienes que ser una persona amable y generosa. Para Piscis es muy importante estar con una persona que sabe que va a estar a su lado siempre que lo necesite, que sabe que va a darle todo lo que le pida. Como Piscis es una persona muy generosa, quiere que todas sus relaciones se basen en el 50/50 y que todo lo que él/ella da a los demás, los demás también se lo den a él/ella.

Esta es la clave para que cualquier tipo de relación funcione con Piscis. Esto es lo que hace que Piscis siga confiando en ti, siga apostando al igual que lo hizo desde el primer día. Si no estás preparado para ser así o si no sabes estar a la altura, lo mejor será que te vayas despidiendo de compartir una relación con el pez.