Cuando nos gusta alguien, rápido queremos saber cuál es su signo zodiacal para saber si somos compatibles. En general, nos fijamos en los signos de otras personas que nos interesan para confirmar algo que creemos, o a veces para conocer sus defectos. Sin embargo, pocas veces nos fijamos en las personas siendo conscientes de sus valores y de que, podríamos aprender de algunos de ellos. ¿Quieres saber cuáles son los signos de los que siempre puedes aprender algo y no presumen de ello? Signos que saben que hay algo dentro de ellos que ayuda a los demás. 

Aries

Si quieres saber lo que es ser valiente de verdad, fíjate en cualquier Aries. No le tienen miedo a nada, siempre arriesga y va hacia adelante, y cuando se equivoca, se lame las heridas, asume el error y vuelve de nuevo al ataque. De Aries puedes aprender a ser valiente, a luchar contra los obstáculos que te encuentres en la vida… nada de esconderte de ellos o hacer como que no están. De Aries también puedes aprender a entusiasmarte por la vida, por las cosas que haces, por planes, y sobre todo, a entusiasmarte por otras personas: por un amigo, por un hermano y … ¡por un amor! Arriesga como hace Aries, apuesta por lo que quieres, no des por hecho nada que no dependa de ni, ni esperes que nadie te saque las castañas del fuego. Si alguien te echa una mano, te ayuda, o está a tu lado, considéralo un regalo pero no pongas tu vida en manos de nadie si es que puedes hacerlo por ti mismo. 

Tauro

¿Cuántas veces nos fijamos en el signo del toro y vemos algo que nos hace sentirnos seguros y protegidos? Es su fortaleza y su seguridad y con ellas hace frente a todo lo que la vida le ponga por delante. Claro que Tauro lo lleva en su ADN, pero para otras persona a veces no es tan fácil ser fuertes y seguros, aunque siempre debemos a aspirar a ello. Y para conseguirlo, sí que puedes aprender de Tauro su constancia y perseverancia, y su manera realista de ver la vida, esa que nos pone los pies en la tierra en vez de soñar con que todo es mejor de lo que es, o de que las cosas van a resolverse por sí solas. Si aprendes como este signo, que todo es como es, no mejor, estarás siempre prevenido para lo que te llegue. Aprende de Tauro también que la pereza no es buena, y la mejor prueba es lo que a Tauro le gusta estar en su zona de confort, pero sabe que si quiere algo tiene que mover el culo y superar lo a gusto que estaba para ir detrás de lo que importa. 

Leo

De Leo vas a aprender a quererte mucho. ¡Cuántas veces, muchos de los problemas de nuestra vida, vienen porque no nos creemos capaces de solventarlos! Porque no creemos en nosotros, ni en nuestros valores, ni apenas nos conocemos a nosotros mismos. De Leo dicen que se mira mucho el ombligo, pero haciéndolo consigue un gran objetivo: conocerse. Y por eso, siempre le verás que va a por todas, que cuando quiere conquistar a alguien lo consigue, o que cuando aspirar a un trabajo o a solucionar un problema, lo consigue. Porque sabe que puede, porque se conoce y cree en sí mismo, en sus posibilidades. Y cuando no llega a conseguir algo, tiene cerca a personas que van a sumar sus manos a las de Leo, y entre todos conseguirán lo que Leo necesita. Y si Leo tiene tanta ayuda, es porque antes de pedirla siempre la da. Aprende de Leo a valorar a otras personas, a decírselo, a que se valoren ellas, a que se sientan queridas. De Leo también podrás aprender a ser fuerte, siempre, en todas las circunstancias, y ante cualquier persona. Leo te enseña que la debilidad hay que asumirla, que    no hay que dejar nunca que te gane sino pelear siempre contra ella. Leo es fuerte y seguro y por eso enseña a los demás que busquen esa fortaleza y esa seguridad donde sea, y que si quieren ayudar, estará encantado de ayudarles y de estar ahí siempre para lo que necesiten.  

Capricornio

En la vida, nadie te regala nada, ni lo fácil suele ser bueno. Las cosas que son fáciles y están al alcance de cualquiera pierden valor. Es como si valorásemos más lo que nos cuesta. Estas frases resumen un poco lo que piensa Capricornio y su filosofía de vida. Capricornio es perfecto para ir a por lo que quiere, cuanto más difícil, mejor, y además es alguien que puede conseguirlo todo y además no presumir de ello. Bueno, un poco sí, pero en forma de un orgullo que lleva por dentro y le estimula para ir a por más, y más. De Capricornio podrás aprender el valor de la responsabilidad y la disciplina para conseguir las metas, anteponiendo siempre el deber al ocio, pero porque el ocio dura poco y el deber cumplido trae consigo logros que pueden servir para toda la vida. De Capricornio podrás aprender a asumir los errores, los retrasos y los inconvenientes, con estoicismo, sin quejarte y dando por bueno lo hecho. Sin cabrearte, asumiendo el freno y volviendo a la carga sin perder los nervios ni montar dramas. De Capricornio podrás aprender a ver la ambición en la vida no como un defecto sino como una virtud. Por eso piensa que quien no es ambicioso es que no aspira a nada, todo le da igual y se tomará las cosas como vengan, sin un camino marcado. Capricornio sabe lo que quiere, y cuando no lo sabe, se toma un tiempo para pensarlo, no se pone a andar por andar sin saber si quiera a dónde va. Capricornio no se conforma, y cuando consigue una meta, rápido se centra en otra más difícil, que está más lejos, que estás más alta… que es más valiosa.