ACUARIO Y LA ANSIEDAD

Acuario, tienes más ansiedad de la que parece que tienes. Siempre has sabido controlarte de alguna manera, siempre has sabido no enseñarla al resto, sobretodo para que no sepan cual es tu punto débil, para que no sepan por donde pueden hacerte daño. Pero el problema es que a veces Acuario, hay que sacarla fuera para destruirla del todo y cuanto más tiempo pase dentro de ti, muchísimo peor.

Eres una persona muy lógica Acuario, y sabes cuando las cosas no funcionan como deben, en cualquier sentido, con la persona que amas, con el trabajo, con los estudios… Normalmente sabes cuando debes cortar algo, sabes cuando debes decir “hasta aquí” y sabes cuando tienes que alejarte. El problema es que, cuando de verdad sientes que algo merece la pena, luchas hasta el final y nada te importa. Y peleas, y tratas de abrir los ojos al resto, y mimas, y sobreproteges, y cuidas como el que más, y estás ahí, día tras día, noche tras noche, sabiendo que estás haciendo las cosas bien, que es lo que debes hacer… Pero resulta que después, nadie hace lo mismo por ti, y ya no sólo eso, si no que además tratan de privarte a ti de tu vida, tratan de dar la vuelta a la tortilla y empiezan a controlarte, a tener poder sobre ti, a intentar que seas tú quien haga todo por los demás cuando los demás, ni cambian ni hacen nada por ti.

Es complicado Acuario, para ti es difícil porque tú eres una persona muy sensata que ve venirlo todo, pero que a la vez, si está enganchado a alguien no puede darse media vuelta e irse.

Y ahí sigues, aguantando, perdiendo tu esencia por los demás aún sabiendo que es lo peor que puedes hacer.

Y después llega la frustración, el estrés, la ansiedad. Tu mente te dice una cosa, tu corazón otra, y tu cuerpo mientras lo está notando todo. Tu alimentación empeora, ya no duermes tanto como antes, la presión en el pecho se hace cada vez más fuerte y no sabes como frenarlo. Acuario, se frena marchándote de allí, marchándote del lugar que te hace daño. Lo pasarás mal al principio sí, pero acabará por liberarte del todo.