Es hora de ir dando la bienvenida al 2020 y a todas esas nuevas oportunidades que trae debajo del brazo. Dejando de lado todo lo que aprendiste este 2019, las expectativas del 2020 están bastante altas. Y ahora una de las cosas que más te preguntas es cómo te va a ir en el amor. Si estás soltero/a o si estás en una relación, te preguntas muchísimas cosas relacionadas con tu corazón. Aries, tú comienzas el año sintiéndote muy atractivo y seguro contigo mismo. Este 2019 has tenido momentos en los que dudabas muchísimo de ti mismo, en los que te mirabas al espejo y odiabas casi todo lo que veías.

El amor propio es un amor muy importante también y no hay duda de que este año lo comienzas siendo la mejor versión de ti mismo. Una versión que va a atraer a muchas personas. Ese atractivo no puede pasar desapercibido y a comienzo del año no te faltarán pretendientes, tendrás donde elegir, no hay duda de ello.

Para ti, el 2020 va a ser un año de crecimiento personal y sobre todo profesional. Y aunque tengas ganas de enamorarte o de seguir enamorado, esto pasará a un segundo plano. Si estás en una relación, este año te replantearás muchísimas cosas, tanto buenas como quizás no tan buenas. Necesitas muchísimo tiempo para ti mismo, Aries, y tu pareja tendrá que demostrarte que estará ahí. Y si no es así, quizás es momento de empezar a terminar esa historia y esa relación que no tiene ningún futuro.

Si te sientes muy solo/a, Aries, este año eso va a cambiar por completo. Tu vida social va a dar un giro y por fin tendrás la gran oportunidad de conocer a gente nueva. Surgirán amistades muy bonitas y también, con alguien, va a surgir algo más que una simple amistad. Todavía no conoces a esa persona, así que no tengas miedo de abrirte y de conocer a gente nueva.

Mira, Aries, tu máxima prioridad este año es mostrar al mundo tu mejor lado. Aunque quieras encontrar pareja, lo que más deseas es que la gente se enamore de ti por ser tal y como eres. En 2020 vas a ser más transparente y auténtico que nunca y eso seguro que atrae a mucha más gente de la que te imaginas…