El alma incorregible, dominante y con un corazón que derrocha lealtad, sin duda, Leo es especial, es quien brilla y llena de luz a los de su alrededor. La astrología lo define como un signo audaz, inquieto y muy valiente. Hay quienes lo consideran egocéntrico, porque no han tenido la fortuna de descubrir lo que hay detrás de su mirada. Leo es poder y esa es la razón por la que no siempre se lleva bien con todos. ¿Cómo encaja Leo con el resto de los signos?

1.- Aries

En el momento en que Aries aparece en la vida de Leo, es sinónimo de una bomba imparable, un cúmulo de chispas por la unión de dos signos de fuego. Se entienden a nivel mental, físico y emocional. Sin embargo, la química no lo es todo, es posible que tanto parecido cause una tensión constante, lo que los hace sentir como si estuvieran compitiendo todo el tiempo. Si Leo y Aries entran en batalla es mejor que el resto se aleje, porque son tremendamente apasionados, sus personalidades son tan fuertes que se dicen cosas muy hirientes de las que no se olvidan.

2.- Tauro

Aunque no parezca Leo y Tauro pueden tener una relación bastante amigable y duradera. Esto porque son signos sumamente leales, les gusta poner las cartas sobre la mesa y añoran la estabilidad. El único problema es que ambos son muy intransigentes y si no están de acuerdo en algo, lo que parecía una simple diferencia puede convertirse en una batalla campal. Leo es demasiado orgulloso, no tiene el ánimo para ceder tan fácilmente y Tauro puede llegar a ser terriblemente rencoroso. Digamos que son de los que prefieren no hablar el resto de sus días antes de intentar sanar.

3.- Géminis

Géminis y Leo, tal vez en cuestiones del corazón está unión no es precisamente lo más maravilloso del mundo, pero…la buena noticia es que pueden llegar a tener una amistad en la que la lealtad y la motivación no va a faltar. Son signos muy comunicativos, así que no tendrán problema en expresar cuando algo les moleste. Además, tienen un lado aventurero, ese que los hace regresar a la infancia y tomar las cosas a la ligera, realmente les gusta disfrutar como cuando eran niños. Su relación es sinónimo de frescura, no hay tiempo para aburrirse y siempre buscan la forma de añadir emoción.

4.- Cáncer

Leo y Cáncer, pueden llegar a ser de los signos más leales del zodiaco. Realmente son de los que ponen por delante la confianza, no toleran las traiciones y les gusta tomarse las cosas en serio. El problema es que Cáncer es demasiado emocional para un Leo, que siempre anda contra reloj y no escucha mucho lo que dice su corazón. Leo tiene que ser más meticuloso a la hora de actuar, su lado impulsivo puede alterar a Cáncer. Leo es demandante, le gusta que las cosas se hagan como él quiere y Cáncer quiere cariño, satisfacer, lo que puede ser peligroso porque caen en la codependencia.

5.- Leo

Sin duda, cuando aparece un Leo en la vida de Leo, es la combinación perfecta, dos personas que pueden convertirse en una sola. Se cautivan desde el primer instante, porque reconocen que están a la altura. Aunque puedan entrar en una especie de deseo por demostrar quién es mejor que el otro. Sin embargo, cuando aclaran las cosas el nivel de confianza se eleva y ahí es cuando puede ser sinónimo de una relación a largo plazo. Los dos son poderosos, detallistas y apasionados. Cuando están juntos es inevitable que no se roben las miradas.

6.- Virgo

Una gran elección, si hay un Virgo en tu vida y eres Leo, confía, porque el destino les tiene preparadas grandes sorpresas. No sólo pueden convertirse en maravillosos amigos, socios, compañeros de trabajo y hasta pareja. Leo se convierte en la inspiración que Virgo necesita, porque está lleno de carisma, aunque tiene que bajarle un poco al drama, porque Virgo lo que quiere es estabilidad. Dos signos que se complementan, en donde el amor no hace falta y en donde los detalles se toman en cuenta. Su relación es la definición de halagos, besos lentos, abrazos cálidos y conversaciones profundas.

7.- Libra

La verdad es que la relación entre Leo y Libra es realmente complicada, requiere que ambos signos pongan de su parte, porque siempre hay una línea muy delgada para que alguno de los dos salga lastimado. Los dos son sensibles, amorosos y tienen un lado generoso que los mantiene atentos, pero en realidad tienen ideas muy distintas sobre la vida. Leo puede ser más impredecible, aventurero y Libra necesita a alguien que le ponga atención a la montaña de emociones que vive todo el tiempo. Libra a veces es distante, se pierde en sus objetivos y sus pensamientos, lo que puede resultar caótico para la atención que Leo quiere.

8.- Escorpio

Así pasa, muchas veces los signos más diferentes son los que mejor se llevan juntos. Escorpio y Leo pueden tener una relación duradera, porque sus formas de pensar se convierten en un desafío. Leo es simple, no tiene nada que esconder y Escorpio es un misterio, le gusta que la gente se esfuerce un poco para llegar a lo más importante de su vida. Además, Escorpio no disfruta tanto de la atención, no quiere que las miradas estén sobre sus acciones. No es una relación fácil, pero sí vale la pena, porque se convierte en un aprendizaje constante. Ambos mejoran su lado oscuro.

9.- Sagitario  

Un intercambio de miradas, química recorriendo todo el tiempo y esas ganas desesperadas de estar juntos, así es como Leo y Sagitario pueden terminar uniendo sus corazones. La energía que derrochan es sinónimo de magnetismo, una fuerza que ni ellos mismos pueden controlar. Cuando deciden unirse empiezan a salir más de lo habitual, se sumergen en los viajes y la cantidad de gente nueva que conocen. Tienen un sentido del humor que le agrega más magia a su unión. Una pareja que no se rinde, que disfrutan viéndose volar, se inspiran y trabajan duro para seguir creciendo en todos los sentidos.

10.- Capricornio

Leo y Capricornio, digamos que su unión tiene más que ver con el momento, un arrebato en el que olvidan prejuicios y simplemente dejan que sus corazones tomen las riendas. La verdad es que pueden llegar a ser un tanto irresponsables porque no toman en cuenta la parte lógica. Pese a que Capricornio es muy disciplinado, cuando a Leo se le atraviesa lo olvida todo. El problema es cuando el enamoramiento llega a su final, ahí es cuando Capricornio empieza a ser exigente, porque detesta perder el tiempo, piensa en trabajo y Leo podría llegar a sentir que ya no le importa, así que se marcha.

11.- Acuario

Si hay una pareja que es capaz de aportar mucho amor al mundo, sin duda, estamos hablando de Acuario y Leo, dos almas que elevan la energía cuando están juntos. Tienen una sed de éxito que rompe con cualquier obstáculo. Leo se pierde en la forma tan poco convencional en la que piensa Acuario, ahí es cuando el polvo cósmico se nota. Porque Acuario también goza de la manera en que Leo brilla, su intención no es cambiarlo, lo deja ser y ahí es cuando más se aman y se respetan. No es una pareja que se aburra fácilmente y no necesitan de mucho para alimentar sus espíritus de aventura.

12.- Piscis

¿Qué pasa cuando Leo cae rendido ante los pies de un Piscis? Bueno los dos pueden llegar a ser terriblemente románticos y aunque no son tan compatibles, pueden vivir momentos inolvidables. El problema es cuando el ego de Leo se hace presente, porque Piscis no puede con la idea de que alguien le diga lo que tiene que hacer. Leo puede llegar a ser demasiado dominante para la sensibilidad de Piscis, lo que con el paso del tiempo afecta la confianza y el nivel de comodidad que hay entre los dos. Leo tiene que dejar que las cosas fluyan y permitir que Piscis tome su propia iniciativa, de lo contrario no va a funcionar.