Llámala lunática, sensible, frágil…al fin y al cabo son pocos los que realmente lograrán entrar en su corazón. Es el Cangrejo quien ayuda a guiar cada uno de sus pasos, ese lado vulnerable y resiliente. Cáncer es una mujer empática, dulce y tal vez ingenua, porque tiene la fe de que en todos hay algo bueno, pero no siempre es así. Y no, no es perfecta, tiene un lado oscuro pero quien lo hace descubre el verdadero significado de amar. Estas son las cosas del lado oscuro de Cáncer con las que pocos pueden lidiar:

1.- Emotiva desde la raíz 

Cáncer es gobernado por la Luna, no esperes que sus emociones estén equilibradas todo el tiempo, pero, ¿qué hay de malo en inyectar un poco de locura? Es un signo de agua, cambia drásticamente sin pedirle permiso a nadie, no está esperando que la comprendas, sólo que la quieras. No quiere quedarse con alguien que no esté listo para ver su peor lado. Es así, a veces, con carcajadas que se clavan en oídos ajenos, otras veces con el silencio que te llena de calma y, cuando menos piensas las lágrimas empiezan a rodar por su rostro. Pero no sabes lo valiente que se pone al limpiarlas. 

2.- Cuidado con su mal carácter

No esperes que Cáncer sea un algodón de azúcar todo el tiempo, por más compasiva y empática que sea hay momentos en los que simplemente no quiere ver a nadie y está bien. No insistas, mucho menos después de hacerle daño. Cáncer puede ser el ser más dulce, pero también el más rencoroso y el que te enseña a sacarte de su vida en un abrir y cerrar de ojos. No está esperando vengarse, pero tampoco tiene problema en observar fríamente los resultados del karma. 

3.- Un toque de desconfianza 

Esta es otra de las cosas del lado oscuro de Cáncer con las que pocos pueden lidiar. Cáncer no es exagerada, siente más que el resto y eso muchas veces la pone entre la espada y la pared. Hay momentos en los que se sienten muy inseguras, el pasado les ha dejado marcas complicadas y cuando levemente acarician la herida los recuerdos sacuden su cabeza. Así que es muy posible que cuando les hagas promesas no confíen a la primera, han vivido tantas traiciones, piensan que es muy posible que les mientan y eso hace que su corazón ya no pueda más. Ten paciencia. 

4.- Sin ánimo de nada 

Cáncer puede convertirse en el impulso para muchos, les gusta ser el pilar y ese abrigo que le hace honor al hogar, pero…la mayoría de las veces se olvidan de sí mismas y ahí es cuando se vuelven exigentes y pesimistas, parece que nada de lo que hacen es suficiente y no se atreven, se quedan en su zona de confort. No es que sean malas, es que les aterra saber que es posible que las rechacen, que sus ideas fracasen, su negatividad es una especie de caparazón, no quieren sentirse vulnerables. 

5.- Un poco de manipulación 

Seamos sinceros, ¿quién no ha manipulado en su vida? Hay veces en los que no tienes muchas opciones, en los que tienes que usar las armas que están a tu favor. Cáncer es una experta en lidiar con el otro, sabe exactamente qué hacer y qué decir para que sus deseos se vuelvan una realidad. No importa lo complicado que sea el camino, créeme cuando Cáncer se propone algo, así sea mañana o en un año, al final se va a salir con la suya. Así es Cáncer encantadora pero con un toque malvado que asusta a varios. Y qué bueno, porque ese es el tipo de gente que no quiere en su vida.