Cuando Acuario no está contento/a, se lo notarás en su cara. La felicidad es algo muy difícil de conseguir. Cada signo tiene sus razones, pero esta es la razón por la que Acuario no está contento. El motivo que le interrumpe sus sueños, que no le deja descansar, que le impide seguir adelante y centrarse en los pequeños momentos de felicidad.

¿La razón por la que no está contento? Acuario deja de tener ilusión, encanto por la vida y ganas de tener paz y buena vibra cuando dice basta. Sí, hasta que no puede más. Por no crear conflicto es capaz de tragar muchas cosas. Cosas que no debería.

Pero Acuario es así. Amante de la tranquilidad y del buen rollo en dosis gigantescas. Por desgracia, siempre tiene que existir la típica persona que no tiene vida propia y anda fastidiando la de los demás. Acuario, primero avisa. Es lógico. Pone en alerta a dicha persona y le hace saber que por el camino oscuro puede terminar muy mal.

Acuario saca a relucir su artillería pesada en el tema de la paciencia. En serio, de campeonato. Pero llega un momento en el que no puede más. Ni buen rollo, ni paz ni nada de eso. Buscará la manera perfecta para solucionar el conflicto y volver a tener ilusión por la vida. Y si tiene que recurrir al lado oscuro, lo hace. Ahí no duda ni un segundo. Acuario aguanta lo inaguantable, en serio, de película.

Su paciencia debería de estar en el libro Guiness de los Records, aunque parezca mentira, Acuario traga mucho para que la cosa no se vaya de madre. Tiene límites, orgullo y coherencia. Y si ve que la situación se pasa de surrealista, corta de un plumazo. No se anda con tonterías. De buenas, es una auténtica maravilla. Pero de malas, muy poquita gente le conoce. Y quien lo haga, no querrá volver a conocer más esa faceta.