Comienza diciembre Escorpio y es verdad que andas proyectando muchísimo. Lo sabes, cuando deseas con todas tus fuerzas y haces de tu realidad la  vida que quieres tener, todo se transforma. Y tu vida pasa a ser lo que deseas. Este mes vas a reunir las fuerzas necesarias para ser quien de verdad quieres ser, y tendrás el valor para dejar atrás lo que ya no te hace ningún bien, lo que no te aporta nada. 

Es verdad que últimamente tu salud mental se ha podido ver un poco quebrada en ocasiones. Eres una persona súper analítica y crítica con todo y te gusta tener las cosas siempre bajo control. Bajo tú control. Pero a veces te rompes Escorpio, porque ni siquiera tú puedes con todo el estrés que te pones encima. Procura descansar un poco más, medita, busca la manera de desconectar, puedes empezar a hacer yoga o algún tipo de deporte que te relaje y que te haga olvidarte de todo. Organiza tus días Escorpio, es súper importante que utilices tu tiempo para lo que verdaderamente quieres, pero lo más importante, para mejorar tu salud. 

El aspecto armónico entre Júpiter y Plutón activará en ti muchas energías sentimentales fuertes Escorpio. Necesitas sentir para vivir, eres pasión, eres intensidad y tener esa fuerza vital es realmente clave para que todo lo demás, en cualquier ámbito de  tu vida, salga bien. Tu magnetismo este mes se verá súper reforzado. Vuelves a tener el control de ciertas cosas que hasta ahora parecía que se habían descontrolado un poco y respiras antes de hablar. No puedes cagarla, no quieres cagarla. 

Las personas que se encuentren emocionalmente contigo este mes percibirán a una persona optimista, llena de fuerza y a la que van a admirar seguro. Tienes un aura increíble, poderoso y eso llama muchísimo la atención a casi cualquier perfil. Esa seguridad en ti, además, hace que incluso las circunstancias más complicadas parezcan fáciles y sencillas Escorpio. No hay nada que ahora te haga venirte abajo. 

Si sientes algo por alguien, es un buen momento para ser directo y claro a la hora de expresar eso por esa persona. Puedes llegar a compenetrarte de una manera que asuste Escorpio y te darás cuenta casi desde el minuto uno, si esa persona realmente está hecha para ti. 

Si ya tienes pareja, es probable que entiendas que las broncas o el mal rollo es  cosa de dos. Reconócelo, a veces, eres demasiado tajante con todo, o das el 100% o no das nada. Prefieres darte media vuelta si las cosas no salen como quieres, y en muchos casos está bien ser así, cortar por lo sano si algo no te interesa. El punto es cuando cortas antes por lo sano, cuando de repente dices “hasta aquí” sólo porque te has encabronado o por impulso. 

Recuerda tener un poco más de paciencia antes de mandarlo todo a la mierda, en serio, ahora  es importante. Aunque después lo hagas Escorpio, aunque todo se acabe luego. Pero que no sea por una emoción temporal. Sea como sea, este mes tus sentimientos serán abiertos y sinceros, y no, no vas a tener prejuicios a la hora de probar experiencias nuevas. No quieres monotonía ni rutina en este aspecto. Porque al final sabes que eso es caer en la boca del infierno y a la larga, no saldrá bien. Si no se riegan, las relaciones son como las plantas. Mueren. Y si tienes que protegerte, cierra algunas puertas. No pasa nada.

En el aspecto laboral, quizás andes con más lío que de costumbre. Pero bueno, a ti eso te da la vida. El caso es hacer cosas todo el tiempo. Y está bien Escorpio sólo que organiza los tiempos. Puede que en algún momento haya algo que se te acumule y te haga tener retrasos pero cuando lo encajas todo, nada sale mal. 

En diciembre, desea Escorpio, desde MUCHO, y recuerda que ser feliz es una cuestión de actitud, una forma de ver la vida, una costumbre. Y tú, estás logrando que así sea. Feliz diciembre.